Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, junio 24, 2010

Entre un mar de mundos

Kepler detectó hasta 706 posibles señales de nuevos exoplanetas en sus primeros 43 días de observación.

Vivimos en un pequeño mundo rodeado de infinitos mundos aun por descubrir, y cada paso que damos, cada nueva pagina del gran libro cósmico que empezamos a leer esta realidad no es solo más clara sino de también mas y mas sobrecogedora. es la etapa final de un largo camino en que La Tierra, y con ella nuestro Sol, pasó de ser todo el Cosmos conocido ha ser el centro alrededor de la cual todo giraba, y de allí ha ser uno más entre muchos otros lugares, iluminada por la luz de una estrella mediana situada en uno de los brazos de una Galaxia mediana. Un largo camino que dejó atrás el geocentrismo de la Humanidad, arrebatando a nuestro planeta toda aspiración de ser especial, pero que al mismo tiempo derribó los muros que nos atrapaban y permitió tomar consciencia de nuestro lugar en el océano estelar.

Hoy día, apenas 18 años despues del primer descubrimiento, conocemos casi 500 mundos situados en otras estrellas, englobados en 395 Sistemas planetarios, la mayor parte de ellos gigantes gaseosos (lógico, al ser más facilmente detectables) pero también algunos candidatos ha ser cuerpos no mucho mayores que la Tierra..y al menos en un caso a una distancia de su Sol que podría hacer posible un ambiente favorable para la vida. Pero todo estas cifras podrían estar a punto de dar un salto gigantesco gracias a los primeros datos ofrecidos por el telescopio espacial Kepler.


Y es que se han hecho públicos los primeros resultados ofrecidos por este "cazador de planetas", el resultado previo del análisis de los datos ofrecidos en los primeros 43 días de observación, y no pueden ser más impresionante: 706 posibles nuevos candidatos, y lo que es más importante, al menos 400 podrian ser cuerpos de tamaños que se moverían entre los de Neptuno y La Tierra. Unos datos notables, que lo son aun más si se tiene en cuenta que Kepler no explora toda la bóveda celeste, sino únicamente una zona concreta de ella, situada entre las constelaciones de Cygnus y Lyra..un total de 156.000 estrellas observadas de forma continua para detectar cualquier variación de su luminosidad que indique el paso de un posible planeta entre ellas y la Tierra.Si consideramos ademas que el plano orbital de otros mundos son completamente aleatorios con respecto a nosotros y que cualquier planeta que no transite justo por delante de su Sol visto desde La Tierra es completamente invisible para Kepler, 706 posibles candidatos en solo 43 días y en una región de la bóveda celeste tan concreta resulta espectacular y hace pensar hasta que punto el océano estelar que nos rodea bulle con un numero inimaginable de mundos aún por descubrir. Incluso si solo una parte de todos ellos resultan ser realmente nuevos planetas.

Tendremos que esperar hasta principios de 2011 para que se publiquen los resultados de los trabajos para identificar cuantos de estos 706 candidatos són realmente y sin duda alguna mundos situados en otras estrellas, tarea para la cual los expertos del Kepler trabajarán en equipo con observatorios situados en tierra y con los telescopios espaciales Hubble y
Spitzer.

Lanzado a principios de 2009, el observatorio Kepler tiene por delante una misión que se extenderá hasta finales de 2012, con el objetivo principal de encontrar señales de mundos del tamaño de la Tierra en órbita alrededor de otras estrellas mediante la técnica del tránsito, es decir, captando las variaciones que el paso de estos hipotéticos mundos por delante de sus respectivos soles podrían causar en su luminosidad...un sistema hasta ahora reservada a cuerpos gigantes, de tipo Júpiter, pero que Kepler, con su extrema sensibilidad, es capaz de aplicar incluso a pequeños planetas como el nuestro.


Si se descubren se habrá dado un paso de gigante y casi definitivo, hacia la búsqueda de posibles mundos habitables, y con ello la posibilidad, finalmente, de detectar señales de vida (por ejemplo, analizando el espectro luminoso de estos cuerpos para buscar en ellos señales delatoras de actividad biológica) más allá de la Tierra...los primeros datos ahora publicados resultan extremadamente prometedores, superando todas las expectativas, y hacen pensar que tal hallazgo podría estar cerca, aunque no necesariamente inminente.
William Borucki, investigador en jefe de la Mision Kepler resume la situación de esta manera: Nunca pensamos que tendriamos tanto tan pronto, es absolutamente maravilloso. Los instrumentos están funcionando bien, pero todavía tenemos trabajo por hacer. Ciertamente no hemos terminado, y cada año iremos a por objetivos cada vez más difíciles. Por lo tanto, la gente tiene que ser paciente". Seguro que la espera valdrá la pena.

Una mirada fija en el firmamento....con el objetivo de buscar minúsculas variaciones lumínicas en otras estrellas que revelen la presencia de otros mundos a su alrededor, Kepler mantiene la mirada fija en una misma zona del espacio, lo que le permite monitorizar de forma continua 156.000 estrellas.

La mirada de kepeler con respecto al total de nuestra galaxia...que en un area tan limitada y en solo 43 días se hayan descubierto centenares de posibles nuevos planeta es un claro indicio de que la Via Láctea debe estar rebosante de ellos.

Una representación de Jupiter (Izquierda) y La Tierra, cruzando por delante del Sol..eso mismo es lo que se busca en otras estrellas, y la búsqueda de otras Tierras, el objetivo de Kepler, capaz de detectar incluso la variación lumínica causada por planetas rocosos como el nuestro.

El sistema planetario de Glise es el más famoso de todos los descubiertos en otras estrellas, pues en el incluye el exoplaneta que más se parece al nuestro, Gliese d, con una masa apenas 1.7 veces superior, y que al moverse mueve en la "zona habitable" de su estrella lo convierte en el primer candidato real ha ser un mundo con vida. Kepler buscara mundos de esta clase e incluso aún más parecidos

Las variaciones lumínicas causadas por algunos de los primeros planetas descubiertos...midiendo tales fluctuaciones es posible calcular sus tamaños y velocidad orbital, lo que al mismo tiempo permite deducir su masa y distancia a sus respectivos soles.

Un mundo como La Tierra (en este caso satélite de un gigante gaseoso) iluminado por la luz de un Sol diferente al nuestro...esta es la meta final soñada por todos aquellos implicados en la búsqueda de planetas en otras estrellas.

Hundreds of Possible Alien Planets Discovered By NASA Spacecraft

No hay comentarios: