En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista cercana de Whale Rock. Sol 862
Fotografiándose a si mismo con la cámara MAHLI, Sol 868
Disparos del láser vistos por ChemCam.Sol 833

jueves, enero 29, 2015

Polvoriento despertar

Publicados los primeros resultados del análisis de las partículas de Churyumov–Gerasimen capturadas por Rosetta.

Philae deurme desde hace semanas en algún lugar del cometa, esperando un despertar que quizás sea inminente, quizás no se produzca nunca, mientras que en la distancia Rosetta lo sigue estudiando en detalle. Pero al contrario de lo que pueda parecer la pérdida (momentanea o no, el tiempo lo dirá) del módulo de aterrizaje no significa que ya no tengamos la capacidad de realizar análisis directos del material cometario, ya que la sonda es capaz de atrapar y analizar en detalle partículas expulsadas por la creciente actividad de Churyumov–Gerasimenk y que se cruzan en su camino, mediante una serie de instrumentos diseñados para tal fin. Este es el caso de COSIMA (Cometary Secondary Ion Mass Analyser), que empezó a recogerlas, fotografiarlas y medirlas poco después de la llegada, en Agosto de 2014.

Y ahora se hacen públicos los primeros resultados, entre lo que destaca su aparente fragilidad, ya que muchos de estos granos de polvo cometario se fracturaban cuando eran recogidos y dispuestos sobre el platillo de observación de COSIMA, a pesar de que la captura se realizó a velocidades relativamente bajas (1–10 m/seg). Esto indica que están formados por partes no bien cohesionadas. Es más, si hubieron contenido hielo no se habrían roto en absoluto.

Su análisis reveló que son ricas en Sodio, al igual que el polvo interplanetario presente en las lluvias de meteoros (estrellas fugaces), que suelen tener en los cometas su punto de origen, como es el caso de las Perseidas (109P/Swift–Tuttle), o las Eta Acuáridas (Halley). "Hemos hallado el material del que proceden las partículas de polvo interplanetario", dice la autora principal del trabajo Rita Schulz, de la Oficina de Apoyo Científico de la ESA. Los científicos creen que los granos detectados fueron depositados en la superficie del cometa después de su último perihelio, cuando el gas, que escapaba cada vez con menor intensidad, ya no lograba arrastrarlos. Una capa fruto de un lento "secado" de la superficie (el polvo permanecía mientras que el gas lentamente seguía escapando al exterior) de la que ahora, con su actividad en claro aumento y ya cerca del Sol, parece que se está "limpiando", como si despertara de un largo sueño.

"Creemos que estos granos recogidos por Rosetta proceden de la capa polvorienta que se ha formado en la superficie desde el último acercamiento del cometa al Sol", explica Martin Hilchenbach, investigador principal de COSIMA en el Max-Planck Institute. "Esta capa se elimina a medida que la actividad del cometa aumenta de nuevo. Estamos observando cómo ocurre esto, y esperamos que evolucione a una fase más rica en hielo".Los próximos meses, por tanto, no solo el cometa se irá haciendo visualmente cada vez más espectacular, sino que la composición química del manto de gas y polvo debería ir cambiando radicalmente, una vez que, ya completamente despierto y con la capa de polvo acumulada durante los años de hibernación expulsada hacia el espacio, muestra por fin su auténtica naturaleza.

2 granos de polvo cometario capturados COSIMA a una distancia entre 10 y 20 Kilómetros de distancia de Churyumov–Gerasimenk. La partícula A fue llamada por el equipo en tierra Eloi, mientras que B era conocida como Arvid, y ambas se rompieron rápidamente una vez capturadas por Rosetta.

El completo equipo de Rosetta. COSIMA captura partículas cometarias que alcanzan la sonda y aplica en ellos un completo análisis visual y de composición. Se les disparara un haz de iones de Indium. Esto provoca la aparición de iones individuales en sus superficies, que luego serán analizadas con espectrómetro de masas de COSIMA". 

Granos de polvo que se fracturan

miércoles, enero 28, 2015

Mundos en el amanecer de los tiempos

Descubierto el sistema planetario más antiguo conocido hasta la fecha.

Cuando La Tierra era aún joven, con las primeras formas de vida intentando abrirse paso en un ambiente no siempre hospitalario, ellos ya eran antiguos, y cuando nuestro planeta ni tan solo se había fomado aún y el Sol aún era una masa de gas en colapso y aproximándose rápidamente al momento en que su corazón entrara en ignición,  ya habían posiblemente cruzado el ecuador de su existencia. Y cuando nacieron el mismo Universo era joven y nuestra galaxia apenas un esbozo de lo que terminaría siendo. Una inemensidad en el tiempo que apenas podemos captar en toda su magnitud.

Conocida como Kepler-444, esta estrella es más pequeña (-25%) y ligeramente más fría que el Sol (5000 K en la superficie, por los 5800 K solares), por lo que su periodo vital es mayor que el de nuestra estrella. Se estima que brilla desde hace 11.200 Millones de años, bastante más que los aproximadamente 10.000 que vivirá la nuestra. Y es precisamente el que sea tan antigua lo que convierte el descubrimiento de los 5 mundos rocosos que la acompañan, develados gracias a los datos del telescopio espacial Kepler, en extraodinario, ya que significa que estos se formaron en epocas muy tempranas del Universo, miles de millones de años antes de que La Tierra y a escala cosmológica poco después del nacimiento de propio Universo, que según las estimaciones actuales se situa en un punto hace 13.800 Millones de años, en un momento en que la cantidad de metales disponibles (nombre que reciben los elementos más pesados que el Hidrógeno y el Helio) era mucho menor que el actual.

Aunque ninguno de ellos es habitable, ya que los 5 se situan muy cerca de la estrella (el más alejado apenas 1/5 parte de la distancia entre el Sol y Mercurio) su existencia abre los horizontes de los exoplanetas hasta casi el origen de los tiempos: "El hecho de que los planetas rocosos ya se estaban formando en la galaxia hace 11 mil millones de años sugiere que los planetas habitables como la Tierra probablemente han existido desde hace mucho tiempo, mucho más tiempo que la edad de nuestro Sistema Solar", explica el Dr. Travis Metcalfe, Instituto Científico Superior de Investigación de Ciencias Espaciales, quien fue parte del equipo que utilizó el método único de la asterosismología para determinar la edad de la estrella.

Conocida también como sismología estelar, se trata básicamente de observar el desplazamiento de las ondas sonoras a través de su superficie, que causan oscilaciones que Kepler capta como un rápido parpadeo del brillo de la estrella. ¿Cómo puede ayudar esto a determinar la edad de una estrella? "Como una estrella envejece, se convierte el hidrógeno en helio en el núcleo", explica Metcalfe."Esto cambia con el tiempo la densidad media de la estrella, y la asterosismología proporciona una medida muy precisa de la densidad media", con lo que se puede calcular su edad con una incertidumbre, según este equipo, de sólo el 9%, en comparación con la del 30 al 50% de otros métodos, como los basados en la rotación (girocronología) u otras propiedades de la estrella

"Cuando este método surgió hace cerca de dos décadas, sólo podíamos usarlo en el Sol y unas cuantas estrellas brillantes, pero gracias a Kepler, ahora podemos aplicar la técnica literalmente a miles de ellas", explica el co-autor Daniel Huber, de la Universidad de Sydney en Australia. "Asterosismología nos permite medir con precisión el radio de Kepler-444 y por lo tanto los tamaños de sus planetas", agregó. "Para el planeta más pequeño del sistema Kepler-444, que es ligeramente más grande que Mercurio, medimos su tamaño con una incertidumbre de sólo 100 kilómetros".

Mundos nacidos en el amanecer de los tiempos, ya antiguos cuando nuestro mundo era joven y en formación, su existencia abre las puertas a posibilidades fantásticas, ya que implica que la vida pudo nacer y evolucionar miles de millones de años antes que el menor signo de ella hiciera acto de presencia en La Tierra.¿Podemos soñar con incluso civilizaciones casi tan antiguas como el propio Universo? Seres tan alejados de nosotros, como nosotros podemos estarlo de las formas de vida más simples? Eso ya forma parte de la pura especulación, aunque no deja de ser una posibilidad tan fascinante como aterradora. Lo único que sabemos es que en el mismo amanecer de los tiempos ya existieron planetas rocosos como La Tierra, mundos llegados hasta nuestros días desde la misma eternidad.

Comparativa entre el sistema planetario de Kepler-444 con el Sistema Solar y algunos de los descubierto en otras estrellas.

Las curvas de luz detectadas por el Hubble en Kepler-444, causado por el paso de los 5 planetas por delante de ella desde el punto de vista terrestre, lo que se conoce como tránsito.

Las oscilaciones en el espectro de la estrella, que revela la presencia de onas de sonido en su superficie. El método llamado asterosismología las estudia para determinar muchos de sus parámetros, entre ellos la edad.

Kepler-444 visto desde un observatorio terrestres, mediante la óptica adaptativa, que permite anular los efectos de distorsión causado por la atmósfera terrestre.

Mundo antiguos, nacidos cuando el Universo era joven, miles de millones de años antes que la propia Tierra. Si existió vida tan pronto y esta evolucionó hacia la formación de civilizaciones cuando nuestro planeta y el Sistema Solar ni tan solo habían iniciado su formación, hasta donde podrían haber llegado? Desparecieron hace eones o siguen existiendo hoy día, en algún lugar, tan avanzadas que apenas podemos imaginar? 

Oldest Planetary System Discovered, Improving the Chances for Intelligent Life Everywhere 

Found! 5 Ancient Alien Planets Nearly As Old As the Universe

 Freakishly Old System Of Planets Hint At Ancient Alien Civilizations

martes, enero 27, 2015

Un visitante con sorpresa

El asteroide 2004 BL86 sobrevuela La Tierra, revelando que está acompañado por una pequeña luna.

Durante no poco tiempo el concepto de satélite estuvo ligado a los planetas, ya que solo en estos se habían detectado su existencia, y no es exagerado decir que una de las razones por la cual Plutón era considerado como tal era la presencia de Caronte, su gran luna (a la que más tarde se sumaría otras 4, mucho más pequeñas). Pero todo cambió el 28 de Agosto de 1993, cuando la sonda Galileo, en su camino hacia Júpiter, paso cerca del asteroide Ida y reveló la presencia de la pequeña Dactyl, la primera luna descubierta en un cuerpo celeste no planetario. El Sistema Solar nos recordaba nuevamente lo poco que lo conocíamos en realidad y la cantidad de sorpresas que podría seguir escondiendo, una sensación que en los años posteriores no dejó de aumentar, al mismo al ritmo que los nuevos descubrimientos (como los mundos más alla de Plutón, como Sedna o Iris) expandían sus fronteras cada vez más.

Hoy día sabemos que los asteroides no son siempre viajeros solitarios. Entre cuyas órbitas los aproximan en ocasiones a La Tierra, alrededor del 16% de los que miden 200 metros o más son sistemas binarios o triples, mientras que conocemos 240 asteroides con una  luna, y 10 con un sistema triple de satélites. No es por tanto una situación habitual, pero tampoco es raro encontrarse con ellos. Y durante la reciente visita de 2004 BL86 (350 Metros de diámetro), que pasó a solo 1.2 millones de Kilómetros de nuestro planeta, las observaciones por radar revelaron que no venía solo: Una pequeña lunita de unos 70 Metros de diámetro lo acompañaba en su viaje.

Su descubrimiento se realizó no mediante observaciones visuales sino mediante la gran antena de 70 metros de Goldstone, perteneciente a la Deep Space Network de la NASA, que aunque tiene en la comunicación con las diversas misiones espaciales en el espacio profundo como principal función, también se utiliza para realizar actividad científica, entre ellas el estudio de este tipo de cuerpos, especialmente cuando son demasiado pequeños, estan demasiado lejos o ambas cosas al mismo tiempo como para tomar imágenes válidas. En su lugar el radar es una técnica más efectiva para conocer su tamaño, forma, rotación, y características de la superficie, además de mejorar el cálculo de órbitas de sus asteroides.

Este pasado día 26 de Enero fuimos visitados por un mundo en miniatura, un pedazo de roca, pero  que dispone de su propia luna brillando en el cielo nocturno. Realmente el Sistema Solar sigue estando lleno de maravillosas sorpresas

2004 BL86 nos visitó este pasado día 26 de Enero, en uno de las mayores aproximaciones de un asteroide prevista para los próximas décadas. Y no venía solo.

Ida y  Dactyl, vistas por la sonda Galileo en su camino hacia Júpiter. Fue esta la primera luna descubrirse en un asteroide, revelando que no solo los planetas disponían de ellas.

Las antenas de Goldstone, una de las 3 estaciones de seguimiento de la NASA, aunque también se utiliza para realizar ciencia con radar, como es el caso de la exploración de asteroides. 

Asteroid That Flew Past Earth Has Moon

lunes, enero 26, 2015

En los 2 extremos del movimiento

Probablemente todos hemos escuchado en algún momento el término "cero absoluto", que indica, en la escala Kelvin, el momento en que cesa cualquier movimiento a nivel atómico. ¿Pero existe un límite superior, un "calor absoluto" situado en el extremo opuesto del espectro de temperatura que marca lo posible bajo la física convencional?

Esta visualización de la BBC nos plantea precisamente un viaje entre ambas fronteras, desde lo más gélido a lo más caliente conocido, desde las temperaturas en una erupción volcánica a las que se registran en el núcleo del Sol, en la superficie de algunos planetas o en los principios mismos del Universo, pasando por la mayor generadas por el Ser Humano, desde explosiones termonucleares hasta experimientos de laboratorio, pasando por elementos comunes como la quema de combustibles fósiles o el siemple acto de encender un fuego o cocinar algo en un horno.

Es, en definitiva, un viaje desde la falta absoluta de movimiento al movimiento absoluto, ya que la temperatura no deja de ser una medición de la energía cinética media que existe en las partículas de un sistema. Lo que significa que no existe realmente nada que pueda llamarse frío, ya que se trara simplemente de la ausencia de calor, de movimiento atómico. Enfriar algo significa extraer de un conjunto de atomos su energía cinética, como podemos comprobar, por ejemplo, en la parte trasera de un frigorífico o en el tubo de aire caliente de un aparato de aire acondicionado, ya que es esí precisamente como funcionan estos aparatos: Simplemente desplazan la energía de un sistema a otro.

Frío y calor, las 2 caras de una misma moneda. Y ambas caras son en realidad la misma.
 
Te hemos pillado el truco, Mr. Freeze.

Todo es movimiento.

No existe nada llamado frío. 

The Hottest And Coldest Temperatures Allowed By Conventional Physics

domingo, enero 25, 2015

Un milagro de 11 años

Opportunity celebra un nuevo aniversario en Marte con las vistas más espectaculares de toda su misión.  

Lo asombroso lo es siempre, no importa si lo vemos una vez o lo tenemos delante de nuestros ojos durante años, aunque nuestra capacidad de habituarnos a una situación que se prolonga en el tiempo hace que terminemos por perder la capacidad de apreciarlo en todo su valor, al convertirse en algo "normal", palabra terrible en mas de un aspecto. Pero alcanzar otro planeta no es algo "normal" (al menos actualmente), ser capaces de recorrer grandes distancias por su superficie aún menos, y escalar sus altas montañas ya es increible. Y si esto último se hace mientras pulverizas todos los records de superviviencia existentes, multiplicando por 44 el tiempo incialmente previsto de vida, no existe "normalidad" alguna.

Y esto es precisamente lo que está haciendo Opportunity, que hoy celebra su 11º aniversario en el planeta rojo. No es una cifra redonda como lo fue su 10º aniversario, que si tuvo la cobertura y notoriedad mediática que merecía un momento tan histórico, pero precisamente por añadir un nuevo año a su leyenda tiene aún más importancia, como lo es cada nuevo día para una misión que debería haber terminado hace tanto tiempo. Y aún más, a diferencia del anterior, este coincide en el tiempo con la llegada a la cima de Cape Tribulation, completando una increible ascensión de más de 100 metros por encima del terreno circundante y ofreciendo posiblemente la que podemos considerar la panorámica más espectacular de toda su misión. Curiosamente el que cumple años es quién nos hace el mejor regalo. 

Opportunity tiene por delante un lento descenso hasta su gran objetivo,
Marathon Valley, ahora situado a unos 500 metros de distancia, y donde su equipo en tierra tiene grandes esperanzas de alcanzar los mayores logros científicos de la misión, lo que son palabras mayores si se tiene en cuenta todo lo logrado hasta la fecha y todos los lugares visitados hasta ahora. Quizás sea allí donde, si sigue negándose a morir, celebremos su 12º aniversario. Y al igual que este y todos los anteriores, hacerlo como el "milagro" tecnológico, fruto en buena parte del extraodinario trabajo realizado por aquellos que lo diseñaron y construyeron, que es en realidad.

 
Después de alcanzar la cima de Tribulatión y completar una espectacular panorámica, Opportunity, aún sin la memoria Flash disponible (se espera poder solucionar el problema las próximas semanas) está ya iniciando su descenso hacia Marathon Valley, a 500 Metros de distancia y 70 Metros por debajo de su posición actual.

Una panorámica para la historia, el punto más elevado alcanzado jamás por un explorador marciano. Que mejor manera de celebrar un nuevo aniversario.

11 años terrestres separan estas dos imágenes. Lo primero que pudo ver Opportunity al abrir los ojos fue las paredes del pequeño cráter dentro del cual terminó. Ahora mira Marte desde las alturas.

Opportunity, 11 años en Marte.  

High Viewpoint for 11-Year-Old Rover Mission on Mars

Eleven Years On Mars

sábado, enero 24, 2015

Un último grito antes del olvido

Captando las señales de una sonda condenada.

Venus Express vive en un extraño limbo, el que se extiende entre el momento en que fue declaradamente oficialmente muerta desde el punto de vista científico y su misión definitivamente concluída y su final definitivo, el momento en que, ligeramente frenada por la fricción atmosférica del planeta, termine precipitándose en ella y desintegrándose por completo. Un tiempo de espera en que las antenas de seguimiento terrestre siguen escuchando, buscando los últimos latidos de un corazón a punto de sumergirse en el silencio eterno.

Sin más combustible para estabilizar su giro, y ahora completamente fuera de control, a la sonda le resulta imposible orientarse adecuadamente para comunicarse con La Tierra, o como mínimo que esta sea capaz de escuchar con claridad su señal portadora. Solo cuando su antena de alta ganancia apunta de forma casual hacia nuestro planeta es posible intentar  captar su murmullo, en forma de tenues "picos" de radio, que el 18 de Enero fueron testigos de un aumento sorprendentemente fuerte en la señal portadora, por encima de los 30 Decibelios, que se prolongó durante aproximadamente un minuto antes de apagarse casi por completo, quedando solo ligeros picos residuales. A partir del 19 de Enero incluso estos se desvanecieron.

¿Es este el mensaje de despedida de Venus Express antes de su desaparición, un último llanto antes del inevitable final? Su equipo cree que se encuentra todavía en órbita, pero ya no es capaz de cualquier comunicación ni por casualidad, mientras que su caída hacia la atmósfera se está acelerando rápidamente: "La señal se ha ido, mientras que la nave puede seguir orbitando Venus pero bajo condiciones que no nos permiten recibir su señal. Lo más probable es que sigamos vigilando la próxima semana, en cualquier caso" explica Patrick Martin, el director de la misión. Salvo sorpresas la señal del 18 de Enero será lo último que habremos escuchado de esta sonda, un último grito antes del olvido.

El último llanto de la Venus Express antes de su inminente desaparición.

Al final de un largo viaje. Con su órbita decayendo rápidamente su desintegración en la atmósfera de Venus, si no se produjo ya, es inminente. 

Venus Express: the last shout

viernes, enero 23, 2015

El cometa de Rosetta

Revelando nuevos detalles de Churyumov–Gerasimenko, entre ellos pozos y la inesperada presencia de dunas y otras estructuras de origen eólico.

Hoy es un día de grandes novedades para todos aquellos que seguimos la misión Rosetta, fruto todo ello que de forma algo inesperada, teniendo en cuenta la cerrada política que se está siguiendo en lo que respecta a las imágenes de Osiris, la cámara principal de la sonda, se han publicado ahora un buen puñado de ellas, junto a los correspondientes estudios científicos. Precisamente evitar que nadie externo hiciera lo propio antes de que los integrantes de la misión completaran sus estudios es la justificación dada para ser tan cerrados en este tema, aunque no deja de antojarse exagerada y básicamente dañina para el prestigio y apoyo de la gente de la calle de una sonda que no deja de estar financiada por dinero público, y una de cuyas metas debería ser precisamente despertar el interés de todos por el espacio y su exploración.

En todo caso, aunque aún a cuentagotas, están empezando a salir a la luz, y con ellas confirmando lo que las imágenes de la NaveCam (que a diferencia de OSIRIS son de acceso totalmente abierto) ya sugerían, y es que este cometa es cualquier cosa menos el objeto simple y con pocas diferencias entre zonas que su pequeño tamaño y la idea de la "bola de nieve sucia" que durante tanto tiempo estuvo asociada a lo que se creía que debía ser un cometa, nos podría hacer pensar. Justo al contrario su complejidad no deja de ser extraodinaria, con hasta 19 zonas identificadas por Rosetta que se diferencian claramente entre ellas.

Entre todos los descubrimientos realizados recientemente por Rosetta hay 2 que destacan claramente sobre los demas. La primera es la inesperada presencia de dunas y otros depósitos formados por la erosión generada por el flujo de gas (todo indica, por el movimiento de las partículas, que se trata de monóxido de carbono y dióxido de carbono, pero no vapor de agua) y polvo que se extiende hacia el exterior, formando la Coma y la Cola del cometa. Es decir, que estos actúan como lo harían los vientos en La Tierra, desplazando material, desgastando zonas del terreno y formando acumulaciones semejantes a sus equivalentes de los desiertos terrestres, lo que no deja de ser una sorpresa extraodinaria si se tiene en cuenta que no existe un atmósfera como tal y la extremadamente baja gravedad reinante.¿Veremos a las "dunas" de Churyumov–Gerasimenko desplazarse cuando la actividad se haga mucho más intensa?

Igualmente curiosos son los "pozos", agujeros en la superficie, con un fondo plano, algunos de los cuales parece ser fuente de chorros de gas y polvo que lentamente están  formando la Coma y la cola del cometa. Otros no parecen mostrar actividad alguna, quizás siendo las señales de como se distribuía esta en tiempos pasados.

Son estos los resultados más intrigantes de todos los ahora presentados, aunque no son los únicos. Así, por ejemplo, asumiendo que en la composición del cometa predominan el hielo de agua y el polvo, los científicos de Rosetta estiman ahora que la porosidad del cuerpo es muy alta, de entre el 70–80%. Su estructura interna consiste, por tanto, muy probablmente en pedazos de hielo poco cohesionados, separados por pequeños espacios vacíos.

El polvo del cometa podría tener varios metros de grosor en algunas zonas y podría jugar un papel clave  a la hora de mantener aislado el interior del cometa, lo que ayuda a preservar el hielo que se cree que existe bajo la superficie. Así lo indican las mediciones de temperatura mde en la superficie y bajo ella realizadas con el intrumento MIRO. En la superficie puede haber también pequeñas manchas de hielo. El espectrómetro VIRTIS revela una superficie de composición muy homogénea, en la que dominan el polvo y las moléculas ricas en carbono, y con escaso hielo. Aún así es probable que las pequeñas áreas brillantes que se aprecian en algunas imágenes sean ricas en hielo.

Finalmente, las paredes de los espectaculares acantilados que dominan el "cuello" del cometa, están llenas de fracturas orientadas de forma aleatoria, cuya formación se asocia a los rápidos ciclos de calentamiento y enfriamiento que se experimentan a lo largo de su día de 12.4 horas, y durante su órbita elíptica, de 6,5 años, alrededor del Sol. Llamativa y misteriosa resulta la grieta de 500 metros de longitud que corre paralela al cuello entre los dos lóbulos, y cuyo proceso de formación aún se desconoce, al igual que un extraño tipo de textura del terreno en dichos acantilados, apodados "piel de gallina".

La actividad del cometa y su evolución con el paso del tiempo también está siendo seguida atentamente por Rosetta. Durante los últimos seis meses sus instrumentos han revelado que el ritmo de producción de vapor de agua del cometa ha aumentado, de 0.3 litros por segundo a principios de Julio de 2014 a 1.2 litros por segundo a finales de Agosto. Junto al agua se emiten también otros elementos, inluyendo monóxido y dióxido de carbono. El instrumento ROSINA está detectando grandes variaciones en la composición de la Coma. Combinando las medidas de varios instrumentos entre Julio y Septiembre los científicos han hecho la primera estimación de la proporción de polvo y gas del cometa: de media, y por ahora, la superficie iluminada por el Sol emite cuatro veces más masa en forma de polvo que en forma de gas.

Churyumov–Gerasimenko se está desvelado como un mundo activo, complejo y lleno de enígmas, y lo mejor aún está por llegar:"Rosetta está viviendo con el cometa a media que se acerca al Sol, descubriendo cómo cambia su comportamiento día a día y, más a largo plazo, cómo aumenta su actividad, cómo evoluciona su superficie y cómo interactúa con el viento solar", dice Matt Taylor, jefe científico de Rosetta, de la ESA."En los pocos meses que llevamos junto al cometa ya hemos aprendido mucho. A medida que lleguen más y más datos esperamos responder muchas cuestiones clave sobre su origen y evolución". Y mientras tanto Philae podría estar cerca de despertar, ya que la cantidad de luz solar que llega hasta ella sigue aumentando rápidamente.

Junto con New Horizons y Dawn, Rosetta promete ser la gran sensación de 2015, el tercer integrante de una trinidad espacial destinada a marcar un antes y un después en la exploración del Sistema Solar. Estas imágenes de OSIRIS son solo un pequeño anticipo.

Las señales de dunas y otros movimientos de material que se cree fruto de la acción de los gases emitidos al espacio durante los momentos de máxima actividad del cometa. Teniendo en cuenta la falta de una atmósfera como tal, lo tenue que resulta la Coma incluso en sus momentos más espectaculares y la extrema baja gravedad del cometa, este movimiento y formación de dunas es una sorpresa para los científicos de la misión.

Uno de los pozos de fondo plano observados por la cámara OSIRIS de Rosetta. Aumentando al máximo el contraste se observa la emisión de un chorro de gas y polvo desde su interior.

Las grandes grietas observadas, y entra la que destaca la que se extiende en el "cuello" del cometa. Su origen sigue sin estar claro.

La textura del terreno de los acantilados conocida como "piel de gallina".

Churyumov–Gerasimenko desde solo 8 Kilómetros de distancia, en una de las máximas aproximaciones realizada por Rosetta en su viaje alrededor del cometa y tomada en Octubre de 2014.

El cada vez más activo cometa visto por OSIRIS a finales de 2014.

Los 19 tipos de terreno definidos en la superficie del cometa, divididas en 5  categorías básicas: Cubiertas de polvo (Maat, Ash y Babi); materiales frágiles con fosas y estructuras circulares (Seth); depresiones a gran escala (Hatmehit, Nut y Aten); terrenos lisos (Hapi, Imhotep y Anubis), y zonas rocosas y consolidadas (Maftet, Bastet, Serqet, Hathor, Anuket, Khepry, Aker, Atum y Apis). El origen de la estructura en dos partes del cometa sigue siendo un misterio. La composición de ambos lóbulos parece ser muy similar. O bien resultan de la erosión de un cuerpo mayor, o bien de la fusión de dos cometas formados en la misma región del sistema solar.

Estadísticas del cometa a partir de los datos reunidos hasta ahora por el cometa.

 Conociendo al cometa de Rosetta

jueves, enero 22, 2015

Realidad aumentada desde Marte

La NASA y Microsoft desarrollan el software OnSight, destinado a permitir el uso de las recientemente presentados HoloLens por parte de la misión Curiosity y futuras.

Imagina ser capaz de caminar por la superficie del planeta rojo, de moverte alrededor de una roca o estructura geológica para estudiarla, controlar un rover como si estuvieras sentando en el o asomarse por el borde de un cañon marciano. Ese día posiblemente nos queda aún muy lejos en el tiempo, para generaciones que serán testigos de la llegada y establecimiento permanente de la Humanidad en este nuevo mundo por descubrir, pero pronto, al menos para los científicos implicados en su exploración robótica, se podrá vivir lo más cerca que ninguno de nosotros estará nunca de pisar Marte.


Y todo gracias a HoloLen, las lentes holográficas de realidad aumentada recientemente presentadas por Microsoft y que tanto está dando que hablar en todos los medios especializados, un dispositivo para el futuro Windows 10, pero que ya a mediados de año podría estar siendo utilizado por la misión Curiosity como un extraodinario apoyo para su actividad científica, gracias al programa OnSight, desarrollado conjuntamente por NASA y Microsoft para tal fin.

"Onsight da a nuestros científicos del rover la capacidad de caminar y explorar Marte directamente desde sus oficinas", explica Dave Lavery, de la misión Curiosity."Fundamentalmente cambia nuestra percepción del planeta, y cómo entender mejor el entorno que rodea al rover". Este programa utilizará los datos e imágenes enviados por el rover  y ampliará los instrumentos de planificación existentes mediante la creación de una simulación en 3D del entorno marciano, donde científicos de todo el mundo pueden encontrarse. Podrán examinar el lugar de trabajo de Curiosity desde una perspectiva en primera persona, pasear por la superficie rocosa o agáchese para examinar afloramientos rocosos desde diferentes ángulos. Igualmente Onsight les permitirá programar actividades para muchos de los instrumentos científicos del rover simplemente mirando un objetivo y haciendo uso de gestos para seleccionar comandos del menú.

Hasta ahora, a la hora de explorar y decidir los siguientes pasos examiaban las imágenes en una pantalla, haciendo inferencias acerca de lo que están viendo. Pero estas, incluso en el caso de las dotadas de 3D, no tienen el sentido natural de la profundidad que la visión humana emplea para comprender las relaciones espaciales. Onsight utilizará la computación holográfica en la superposición de imágenes y datos del rover en el campo de visión de la HoloLens, generando una visión del mundo físico con imágenes generadas por ordenador para crear un híbrido de lo real y virtual.

HoloLens no elimina la necesidad última de enviar exploradores humanos a Marte para profundizar en su estudio y acceder a zonas donde los vehículos robóticos les resulta imposible, pero en cierta forma, aunque solo sea de forma virtual, y esperando el día en que eso sea posible, nos aproxima a lo que sería algo así, gracias a las existencia de rovers como Curiosity, dotados de un sistema de instrumentos y cámaras lo bastante potentes para permitir a OnSight generarlos. Al igual que ocurrirá con el gran rover de la NASA que deberá llegar en 2020, momento es que es de imaginar que esta tecnología estará mucho más evolucionada.

¿Estará algún día disponible para el gran público la fascinante posibilidad de caminar por Marte dentro de nuestra propia casa? Ojalá, ya que acaso puede haber algo más emocionte que hacer una reunión online con los amigos al lado de Aeolis Mons, caminar entre un antiguo curso de agua y detenerse para mirar de cerca algo que te parece extraño y misterioso?

Dentro del vídeo de presentación de la HoloLens, Microsoft incluyó escenas de su futura utilización por parte del equipo científico de Curiosity, ya a mediados de este año.

La Científica  Katie Pila Morgan examina imágenes de Curiosity en su ordenador. Estas imágenes, incluso en vistas estéreo en 3-D, carecen del sentido natural de la profundidad que la visión humana emplea para comprender las relaciones espaciales. La nueva tecnología ahora presentada permitirá superar esta limitación. 

NASA, Microsoft Collaboration Will Allow Scientists to 'Work on Mars'

How NASA Plans to Explore Mars With Microsoft's Holographic Goggles

miércoles, enero 21, 2015

Mundos desde tierras alienígenas

NGTS, buscando exoplanetas en el desierto de Atacama.

Es una de las zonas más desérticas de La Tierra, fría y seca, hostil a cualquiera que quisiera vivir en ella, pero por eso mismo representa una de las mejores ventanas al Universo que existen. Por ello es hogar de no pocos observatorios, y otros están en camino para ser una realidad los próximos años, ya que sus maravillosos cielos nocturnos representan un punto de atracción celeste, que a los astrónomos de todo el mundo les resulta casi imposible evitar. Grandes conjuntos de telescopios, como La Silla o el Paranal, radiotelescopios como ALMA y el ya en construcción Observatorio Extremadamente Grande de la ESA, son un testimonio de ello.

Una familia que no deja de crecer, y que tiene ahora en el Paranal a sus más recientes integrantes, el conjunto NGTS (Next-Generation Transit Survey), que buscará exoplanetas en tránsito, planetas del tamaño de Neptuno y más pequeños, que pasen frente a su estrella anfitriona, produciendo un ligero oscurecimiento en su luz que podría ser detectada por sus sensible instrumentos.

NGTS, construido por un consorcio formado por el Reino Unido, Suiza y Alemania, está formado por un conjunto de doce telescopios que busca en las condiciones ambientales de está región del Norte de Chile su escenario ideal:"Necesitábamos un sitio donde hubiese muchas noches claras y el aire fuese limpio y seco para poder hacer abundantes mediciones muy precisas y muy a menudo. Sin duda, Paranal fue la mejor opción", afirma Don Pollacco, de la Universidad de Warwick (Reino Unido), uno de los responsables del proyecto. NGTS está diseñado para funcionar en modo robótico y supervisará, de manera continuada, el brillo de cientos de miles de estrellas relativamente brillantes. Se dedicará a la búsqueda de exoplanetas en tránsito y alcanzará un nivel de precisión en la medición del brillo estelar (una parte entre mil) que nunca antes se había logrado con un instrumento de sondeo de amplio campo basado en tierra.

Los descubrimientos de NGTS se estudiarán también con otros telescopios de mayor tamaño, incluyendo el VLT (Very Large Telescope) de ESO. Uno de los objetivos es encontrar planetas pequeños lo suficientemente brillantes como para poder medir su masa planetaria, lo que permitirá deducir sus densidades planetarias, lo cual, a su vez, proporciona pistas sobre la composición. También será posible investigar sus atmósferas, ya que durante el tránsito (el paso del planeta delante de su Sol desde el punto de vista de La Tierra), parte de la luz pasa a través de la atmósfera del planeta (si existe, claro), y deja una firma en su espectro, pequeña pero detectable. Hasta ahora se han hecho sólo unas pocas observaciones de este tipo, pero NGTS proporcionará muchos más objetivos potenciales.

Peter Wheatley, otro de los responsables del proyecto de la Universidad de Warwick, concluye: "Estamos deseosos de comenzar nuestra búsqueda de pequeños planetas alrededor de estrellas cercanas. Los descubrimientos de NGTS y las observaciones posteriores con telescopios terrestres y espaciales, serán pasos importantes en nuestra búsqueda para estudiar la atmósfera y la composición de pequeños planetas como la Tierra". La búsqueda de otros mundos se extiende, con estos nuevos exploradores del firmamento, al lugar más alienígena de la superficie terrestre. Ciertamente no podría ser de otra forma.

NGTS, en nuevo conjunto de telescopios del Paranal, destinados a la búsqueda de exoplanetas desde el desierto de Atacama.

NGTS en acción. Cazando otros mundos desde el lugar más alienígena de La Tierra.

El Desierto de Atacama, Chile, un lugar de hostil belleza y una ventana maravillosa al Universo.

Nuevos telescopios para “cazar” exoplanetas en Paranal