En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

En las arenas de Aeolis Mons. Cámara MAHLI. Sol 803
Examinando el terreno con el APXS. Sol 813
Cámara MAHLI. Sol 814 http://i.imgur.com/s7z94CF.jpg

domingo, noviembre 23, 2014

Post Vintage (117): Crónicas de Tierra blanca

Diversos satélites de observación terrestre revelan el lugar más frío de la superficie de nuestro planeta, con una temperatura negativa record de -93.2 Cº.

La Tierra es, en comparación a lugares como Marte (por no hablar de los mundos del Sistema Solar exterior) un lugar extremadamente cálido y acogedor, protegido del gélido abrazo de un Universo igualmente gélido por el calor de nuestra estrella. Pero incluso en ella podemos llegar a experimentar el frío más mortífero, temperaturas tan bajas que están más allá de lo que nuestro cuerpo es capaz de analizar y medir, y donde la llama de la vida puede apagarse en pocos minutos de no estar convenientemente protegidos. Los -90 Cº que se llegaron a registrar en los pueblos de Verkhoyansk y Oimekon, en Siberia, o los -89.2 Cº medidos en la base rusa Vostok, en la Antártida, han permecido durante mucho tiempo como los récords negativos conocidos en nuestro planeta. Hasta ahora.

El análisis de los datos acumulados por 32 años de observaciones enviados por diversos satélites de observación terrestre, así como nuevas mediciones, han permitido desvelar que dichos récords fueron superados en decenas de ocasiones cerca de una alta cordillera que se extiende entre Dome Argus y Dome Fuji, dos cumbres que se elevan por encima de la conocida como la meseta antártica del este, y que tuvo su punto más bajo en los -93.2 Cº, detectada el 10 de Agosto de 2010. El recientemente lanzado Landsat 8 también participó en esta investigación, mostrando que la temperatura más baja de 2013 se alcanzó el 31 de Julio, con -90 Cº. Nuevamente por encima, aunque en esta ocasión por poco, del record de la base Vostok, relativamente cerca de la región, e igualando los registros siberianos.

La búsqueda para averiguar qué tan frío que puede registrarse en la Tierra (y por qué) comenzó cuando los investigadores estaban estudiando las grandes dunas de nieve, esculpidas y pulidas por el viento, en la meseta antártica del este. Cuando las examinaron más de cerca, se dieron cuenta de las grietas en la superficie de la nieve entre las dunas, posiblemente creados cuando las temperaturas invernales cayeron hasta tal punto que la capa de nieve superior se fracturó. Esto llevó a los científicos a preguntarse cuál era el rango de temperatura de esa región, y por ello a la caza de los lugares más fríos utilizando datos de dos tipos de sensores de satélites.

El Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) y el Advanced Very High Resolution Radiometer (AVHRR) de los satélites Terra y Aqua, así como de otros satélites de la National Oceanic and Atmospheric Administration, pueden medir la radiación termal emitida por la superficie del planeta, incluida aquellas zonas realmente gélidas. Así, el escaneo de esta región antártica, además del análisis de datos anteriores, revelaron pronto que en las noches serenas del Invierno antártico, sobretodo si estas condiciones de tranquilidad se extienden varios días, las temperaturas se desplomaban en un tramo de 620 kilómetros de la cordillera que se extiende entre Argos y Fuji. El Thermal Infrared Sensor (TIRS) del Landsat 8 permitió delimitar los puntos donde se producen las temperaturas más bajas del planeta.

"A causa de que el aire puede estar estancado durante largos períodos, sin dejar de emitir calor hacia el espacio, se obtiene las temperaturas absolutas más bajas que somos capaces de encontrar", explica Ted Scambos, que lideró esta investigación."Sospechamos que estaríamos buscando un sitio mágico que tiene mucho frío, pero lo que encontramos fue una gran franja de la Antártida a gran altitud que alcanza regularmente estas bajas temperaturas récord".

Este estudio no solo revela estas hasta ahora desconocidas condiciones en la Antártida, sino demustra la capacidad de los satélites de observación terrestre, especialmente el nuevo Landsat 8 y su sensible instrumento TIRS."Lo que tenemos en órbita alrededor de La Tierra en este momento es un sensor muy preciso y consistente que nos puede decir todo tipo de cosas sobre cómo la superficie terrestre de nuestro planeta está cambiando, cómo el cambio climático está afectando a la superficie, los océanos y las zonas heladas del planeta" explica Scambos."La búsqueda de las zonas más frías en la Tierra es sólo el comienzo de los descubrimientos que vamos a ser capaces de hacer con Landsat 8".

En un mundo con temperaturas medias de +15 Cº el continente blanco parece casi como un pedazo de otro mundo, gélido, hostil y extraño, puesto en nuestro cálido planeta, una extensión de hielos interminables sumergidos en noches eternas, días donde el Sol no se pone durante varios meses, con la vida aferrándose en sus bordes mientras la más extrema soledad domina sus llanuras y montañas, que tiempo atrás, hace millones de años y como consecuencia de la deriva continental, que situaba este continente en latitudes más bajas y tropicales, disfrutaron de climas mucho mas cálidos y acogedores. El eco de aquella epoca duerme hoy bajo un manto de hielo de varios Kilómetros de espesor. Todo un gélido recordatorio de que nada es para siempre.

Desvelando el lugar más frío de La Tierra.

El proceso de concentración, estancamiento y enfriamiento del aire antártico en esta zona de la Antártida durante sus gélidas y tranquilas noches, que provoca la emisión al espacio del parte del calor que aún contiene, lo que hace descender aún más la temperatura.

La flota de satélites de observación terrestre de la NASA y otras agencias permite un amplio seguimiento de las cambiantes condiciones de nuestro planeta. 

sábado, noviembre 22, 2014

La llegada de Orión

Luz verde para el lanzamiento de la futura nueva nave tripulada de la NASA.

La larga y dura y travesía por el desierto que para los EEUU está siendo el verse sin la capacidad para enviar misiones tripuladas al espacio, mientras naciones como China y especialmente Rusia muestran claramente su fortaleza en este campo, está cada día más cerca de terminar. El próximo 4 de Diciembre es la fecha marcada para que el sucesor de los transbordadores espaciales haga su entrada en escena, de prueba y sin tripulación, pero que deberá demostrar, con un vuelo de algo más de 4 horas en que completará 2 órbitas alrededor de La Tierra y se elevará hasta los 5.700 Kilómetros (15 veces la altura a la que se mueve la ISS), la capacidad de este vehículo no solo de transportar tripulantes y traerlos de vuelta sino también de afrontar posibles futuros viajes al espacio profundo, los primeros desde los Apolo.

A falta del enorme SLS, aún en desarrollo y que en el mejor de los casos quizás podríamos verlo en 2017, será un Delta IV Heavy, el cohete más potente actualmente en servicio, el encargado de impulsar la misión EFT-1 (uncrewed Exploration Flight Test-1), la primera Orión que ve la luz, y que pondrá a prueba todos los elementos críticos para hacerla segura para sus futuros tripulantes, como el control de altitud, ordenadores, sistemas electrónicos, aviónica, escudo térmico, paracaídas, ect...Si la prueba es un completo éxito Orión, nacida más como una reacción opuesta a la decisión presidencial de retirar los transbordadores y cancelar el proyecto Constellation que como una apuesta decidida de la NASA, estará más cerca de nueva de ser una realidad.

Veamos como será el viaje de esta nueva integrante de la familia de naves tripuladas:

La trayectoria de la Orión EFT-1, que incluirá una órbita que la llevará a 5.700 Kilómetros de distancia, en lo que puede considerarse un ensayo para futuros viajes al epacio profundo. En total unas 4 Horas y media de vuelo.

1) Lanzamiento. Comienza el primer viaje de una Orión.

2) Los paneles de protección que rodean al módulo de servicio son expulsados y el sistema para abortar el vuelo y llevar de nuevo a tierra a la tripulación en caso de problemas durante las primeras etapas del vuelo de separa. 

3) Primera órbita completa. Ignición de la etapa superior de impulsión del cohete Delta IV Heavy, que llevará a la Orión hasta los 5700 Kilómetros de altura en su segundo viaje alrededor de La Tierra.

4) Separación de Orión.

5) Una nave tripulada debe ser capaz de controlar perfectamente su orientación. Orión, antes de entrar en la atmósfera terrestre, pondrá a prueba el sistema de propulsores destinados a esta función.

6) Entrada atmosférica a una velocidad superior a los 30.000 Kilómetros/Hora, generando temperaturas de 2.200 Cº que su escudo térmico deberá soportar.

7) Despliegue de su sistema de paracaídas, que deberá reducir la velocidad de Orión desde los 482 Kilómetros/Hora de después de su entrada atmosférica hasta unos confortables 32 Kilómetros/Hora en el momento del contacto con el océano Pacífico.

8) Recuperación por parte de la United States Navy. Llega la hora de evaludar los resultados.

¿Será este primer vuelo el impulso definitivo que necesita un proyecto de tal calibre, tan ambicioso en sus metas generales como falto de objetivos definidos, para convertirse en una realidad y unirse a las actuales Soyuz y Shenzhou como nuevo miembro de la familia de las naves tripuladas? El tiempo lo dirá, aunque sin duda una prueba plenamente exitosa podría inclinar definitivamente la balanza. De momento, este próximo 4 de Diciembre si no se retrasa por motivos técnicos o climáticos, tenemos una cita con Orión.


El ensamblaje final de la primera Orión construida, con los paneles de protección y el sistema para abortar el vuelo en caso de problemas en el despegue.

El viaje desde las instalaciones de la NASA hasta el Space Launch Complex 37 del Cape Canaveral Air Force Station.

Orion Passes Key NASA Flight Review – “GO” for Maiden Test Flight on Dec. 4 

Cool Infographics Explain 8 Key Events on Orion’s EFT-1 Test Flight

viernes, noviembre 21, 2014

Una vida más allá de Philae

Rosetta reanuda su actividad científica, ahora ya centrada completamente en la exploración del cometa.

Mucho se está comentando si se puede considerar este proyecto un éxito o por el contrario, dado que el módulo de aterrizaje apenas pudo trabajar durante 61 horas antes de agotar sus baterías y se sucedieron una serie de fallos que marcaron su destino final, un fracaso, postura esta última habitual entre los que no tienen en cuenta que Philae era una pequeña parte, quizás no más del 20%, del conjunto de una misión mucho más ambiciosa. La parte más mediática sin duda, pero relativamente secundaria en valor científico. La base principal es la sonda Rosetta, y ahora, manteniéndose en un excelente estado técnico, afronta su nueva vida post-Philae, que promete ser la más emocionante, especialmente cuando se vaya aproximando al Sol y la actividad cometaria se incremente de forma dramática.

"Habiendo completado el envío del módulo de aterrizaje, Rosetta reanudará las observaciones científicas de rutina y entraremos en la fase de escoltar al cometa", explica Andrea Accomazzo, director de vuelo. "Esta fase nos llevará hasta el próximo año, a medida que avanzamos con el cometa hacia el Sol, pasando por el Perhileio o punto más cercano al Sol el 13 de Agosto, a las 186 millones kilometros de nuestra estrella". Una nueva etapa para la cual la sonda está ya ejecutando una una serie de maniobras para ajustar su órbita alrededor de Churyumov-Gerasimenko, que se completaran los próximos 22 y 26 de Noviembre, colocando a Rosetta a unos 30 Kilómetros por encima de la superficie, desde donde podrá operar la totalidad de sus instrumentos.

Hasta ahora, y desde su llegada a Churyumov-Gerasimenko el pasado 6 de Agosto, todas y cada una de las maniobras realizadas estaban diseñadas para cubrir las necesidades de Philae, especialmente para buscar un lugar adecuado para el aterrizaje y asegura que podría darle la cobertura necesaria. Esto ahora ya es historia y por primera vez los planificadores en tierra están diseñando la trayectoria de la sonda específicamente según las necesidades de su equipo científico. En cierta forma la auténtica misión para ella comienza ahora.

El 3 de diciembre Rosetta descenderá aún más, hasta unos 20 km de altura durante unos 10 días, después de lo cual volverá a los 30 iniciales: "El deseo es colocar la nave espacial lo más cerca posible a la cometa antes de que la actividad se vuelve demasiado alta para mantener órbitas cerradas. Esta órbita 20 kilometros será utilizada por los equipos científicos para trazar grandes zonas del núcleo a alta resolución y para recoger el gas, polvo y plasma que llegarán con el aumento de la actividad". La planificación de las órbitas se divide ahora mismo en 2 tipos, la "preferida", es decir la más adecuada para hacer ciencia, y la de "alta actividad", que tomará más protagonismo a medida que se aproxime al Sol. La intención es moverse siempre que se pueda por esta primera, pero Rosetta cambiará a una de alta actividad, más alejada, en el caso de que el cometa se vuelva demasiado activo para ella.

"La ciencia  tendrá ahora el asiento delantero en esta gran misión. !Es por eso que estamos allí en primer lugar", dice Matt Taylor, Científico del Proyecto Rosetta. Aunque aún muestra una actividad débil, el creciente calor solar lo despertará definitivamente, creando grandes acumulaciones de gas por debajo de la superficie que fluirán hacia el exterior, arrastrando polvo consigo y generando la atmósfera cometaria que conocemos como Coma y la Cola, que se extenderá por millones de Kilómetros por el espacio. Es esto lo que todos los astrónomos están esperando, poder observar el proceso desde una posición tan privilegiada.

La sonda alcanzó a Churyumov-Gerasimenko, lo está siguiendo en su viaje, lanzó con total precisión a Philae, que trabajo en la superficie enviado datos de extremo valor, y ahora se dispone a ser testigo de como se convierte en un hermoso y espectacular cometa desde una posición privilegiada. ¿Alguién sigue considerando esta misión un fracaso?

Las maniobras hasta el 6 de Diciembre, momento en que se situará en una órbita a solo 20 Kilómetros de altura, esta vez ya con el único y claro objetivo de hacer ciencia y no como respaldo a la misión Philae.

La gran aventura científica de Rosetta comienza.

Después de viajar una década, encontrarse con el cometa y lanzar a Philae, ahora Rosetta afronta la parte más emocionante de su misión, acompañando a Churyumov-Gerasimenko mientras este alcanza el Perhielio y adquiere la imagen que asociamos a estos cuerpos celestes, todo visto desde un primerísimo primer plano. 

Rosetta continues into its full science phase

jueves, noviembre 20, 2014

Philae: El sonido de la historia


Registrando el momento del primer aterrizaje en un cometa. 

No es más que un registro fugaz en los datos enviados por el instrumento CASSE (Cometary Acoustic Surface Sounding Experiment), y escuchado sin tener un conocimiento previo de lo que uno tiene por delante no parece tener un sentido claro ni una importancia destacada. Pero debería pasar a los libros de historia de la exploración espacial del mismo modo que lo hicieron la primera comunicación desde la órbita terrestre de Gagarin o del módulo del Apolo 11 confirmando el alunizaje, ya que estamos ante el sonido del primer descenso y aterrizaje en la superficie de un cometa.

Evidentemente no se trata de un sonido directo, ya que en el vacío del espacio este no se transmite, sino una conversión en formático acústico de las vibraciones detectadas por los sensores de dicho instrumento en el momento en que las 3 patas de Philae tocaron por primera vez Churyumov-Gerasimenko. Sabemos lo que ocurrió a continuación, que fue solo el principio de una odisea increible al no poder mantenerse en esa posición por el fallo de los arpones que debía sujetarla, pero no por eso pierde su enorme significado histórico.

Pero también tiene un enorme valor técnico y científico, ya que pone luz sobre lo que ocurrió en esos momentos "Nuestros datos registran la primera toma de contacto y muestran que los pies de Philae penetraron en una superficie suave, posiblemente una capa de polvo de varios centímetros de espesor, hasta que alcanzó una superficie dura, probablemente una capa de hielo, unos pocos milisegundos más tarde", explica el investigador Klaus DLR Seidensticker, que es responsable del instrumento SESAME, donde se incluye CASSE. Eso explicaría porque salío de nuevo despedida hasta el punto de elevarse1 Kilómetro de altura y tardar varias horas en regresar. Sin esta "sorpresa sólida" quizás no se habría producido el rebote o habría sido mucho menor.

Es un archivo pequeño, breve y aparentemente simple, pero es el sonido de la historia mientras se está creando, el de un momento fugaz pero maravilloso.

Los sensores de CASSE, que forman parte del experimento SESAME, están situados en las 3 patas de Philae y detectaron las vibraciones del momento del contacto, permitiendo a los científicos de la misión conocer con mayor detalle que ocurrió en esos momentos para la historia. 

The sound of touchdown

miércoles, noviembre 19, 2014

El mundo de Philae

Presentados sus primeros resultados científicos: Una polvorienta superficie de hielo de gran dureza y moléculas orgánicas.

Un aterrizaje caótico e incontrolable desde el momento del primer contacto, una zona de descanso definitiva que podría haber sido diseñada por su peor enemigo, insuficiente luz solar para cargar las baterias y algo menos de 60 Horas de energía con la batería primaria. Todo lo que podría ir mal fue mal, pero pese a todo ni ella ni el equipo de tierra se rindió en ningún momento y como resultado muchos fueron los instrumentos que lograron estudiar su entorno durante ese lapso de tiempo, generando un breve pero intenso flujo de datos científicos hacia La Tierra, un pequeño tesoro ahora bajo un intenso estudio y que está produciendo sus primeros resultados.

El primero de ellos es que a pasar de su aspecto, y que por su actividad podríamos esperar un cuerpo relativamente frágil, MUPUS (Multi-Purpose Sensors for Surface and Sub-Surface Science) demostró que el cometa es duro como el hielo, hasta el punto que el "martillo" de este instrumento apenas pudo atravesarla unos pocos milímetros, a pesar de darle con todo lo que tenía. "A pesar de que la potencia de perforación se incrementó gradualmente, no éramos capaces de profundizar en la superficie", explica Tilman Spohn, líder del equipo encargado de MUPUS. "Si comparamos los datos con las mediciones de laboratorio, creemos que la sonda se encontró con una superficie dura, con una fuerza comparable a la de hielo sólido". Esto no debería ser sorprendente, ya que el hielo de agua es el principal constituyente de los cometas, pero gran parte de Churyumov-Gerasimenko aparece cubierto de polvo, lo que llevó a algunos a creer que la superficie era más suave y esponjosa que lo que encontró Philae.

Este hallazgo fue confirmado por el experimento SESAME (Surface Electrical, Seismic and Acoustic Monitoring Experiment), donde la fuerza del hielo cubierto de polvo situado directamente debajo de Philae fue "sorprendentemente alta", según Klaus Seidensticker del Instituto DLR. Otros 2 instrumentos que lo conforman midieron una baja actividad de vaporización y una gran cantidad de hielo de agua.

MUPUS trabajó también durante el descenso y las 3 tomas de contacto con la superficie, midiendo la temperatura reinante. En el lugar de descaso definitivo registró una temperatura de -153 Cº, mostrando además un rápido enfriamiento de lo sensores, 10 ° C durante un período de aproximadamente media hora. Después de ver tanto estos datos como los del martillo la teoría inicial del equipo es que las capas superiores de la superficie del cometa está cubierta por una capa de entre 10 y 20 Centímetros, como una superposición de hielo firme o una mezcla de hielo y polvo.

Por su parte Rosetta utilizó el instrumento CONSERT (COmet Nucleus Sounding Experiment by Radio wave Transmission) de Philae para estudiar el interior del cometa: Esta primer transmitió a la segunda mientras se encontraban en lados opuestos del núcleo del cometa. Esta respondió transmiendo una segunda señal a través del cometa de nuevo a Rosetta. Esto se repitió 7500 veces para cada órbita de la sonda para construir una imagen en 3D del interior,un "TAC" de otro mundo por así decirlo. Se estaban haciendo estas mediciones incluso cuando Philae cayó en hibernación. A mayor profundidad el hielo se vuelve más poroso, según lo revelado por las mediciones realizadas.

La cámara Rolis (Rosetta Lander Imaging System) tomó fotos detalladas durante el primer descenso, en la zona conocida como Agilkia. Más tarde, cuando Philae finalmente se detuvo, Rolis envío imágenes de la superficie a corta distancia. Estas fotos, que aún no se han publicado, se tomaron desde un punto de vista diferente de la serie de fotos panorámicas ya recibidos desde el sistema de cámaras de CIVA.

El último de los 10 instrumentos a bordo de Philae en ser activado fue el SD2 (Sampling, Drilling and Distribution subsystem), diseñado para proporcionar muestras de suelo tanto para COSAC como para PTOLEMY. Los científicos están seguros de la perforación se activó y que se llevaron a cabo todos los pasos para mover una muestra al horno apropiado para la cocción, pero por ahora no se sigue sin poder confirmar este extremo. Conociendo la dificil posición en que se encontraba la sonda no sería extraño que el proceso no se hubiera podido completa con éxito. Pero COSAC trabajó como estaba previsto y fue capaz de "oler" la tenue atmósfera del cometa, detectando moléculas orgánicas. De momento se está a la espera de saber si eran compuestos simples, como el Metanol y el Amoníaco, o más complejas, como los aminoácidos.

Solo queda esperar que siga el proceso de análisis de todos los datos reunidos durante esas frenéticas 61 horas de trabajo, que podrían desvelarnos nuevos aspectos de este cometa. Viendo esos primeros resultados resulta aún más triste que esta misión fuera tan corta en el tiempo, aunque el equipo en tierra no la da por perdida. Aunque no consguiera evitar que entrara en hibernación, antes de ese momento se logró moverla ligeramente, haciendo que se elevara 4 Centímetros y girara unos 35º, mejorando así la orientación de mayor de los paneles solares, ahora mejor orientado para captar la luz disponible. Si sigue operativa dentro de unos meses, cuando la luz solar sea mucho más intensa, estará, dentro de su precario estado, en la mejor posición posible para sacar partido de ello.

Una de las ventajas, por no decir la única, de la zona de aterrizaje final es que evitará el que habría sido el final previsto para Philae, y es que el exceso de luz y calor durante el paso del cometa por el Perhelio terminara por "fundirla". Si algún día, cuando las temperaturas sean lo suficientemente altas para calentar sus barterías y permitir la recarga, podría darse la curiosa circunstancia que su accidentado aterrizaje termine por salvarla de sufrir lo que podríamos llamar una insolación. Siempre, claro está, que despierte, para lo que existen más posibilidades en contra que a favor, aunque la esperanza siempre debe ser lo último que se pierda.

El instrumental de Philae, que trabajaron sin descanso durante las horas de energía disponibles. Ahora llegan los primeros resultados.

A pesar de su mala posición, Philae trabajó lo suficiente para cumplir sus objetívos mínimos. 

martes, noviembre 18, 2014

El último viaje de Philae

La cámara OSIRIS de Rosetta captó su desplazamiento por la superficie del cometa.

Han pasado ya varios días desde que se despidiera de nosotros, quizás de forma defintiva, al no recibir suficiente luz solar como para recargar sus baterías, obligándola a entrar en una hibernación de la que no sabemos si un día despertará. Sus objetivos científicos primarios se alcanzaron plenamente, ya que la mayor parte de sus instrumentos pudieron ser activados, lográndose incluso extraer muestras del terreno y analizarla, en unas frenéticas horas durante las cuales se sacó el máximo partido de la sonda ante su inminente final. Contrariamente a lo que dicen muchos medios, no fue un fracaso en absoluto, aunque es cierto las circunstancias la llevaron a un final prematuro.

Unas circunstancias que ciertamente jugaron en contra, lo que hace más meritorio aún que a pesar de ello lograra hacer ciencia. Casi tan interesante como los resultados científicos que esperemos se conozcan con el tiempo es saber como fueron esas extrañas horas en que Philae, a causa del fallo de los sistemas de aterrizaje que debían sujetarla al terreno y evitar que saliera despedida de nuevo, se fue desplazando lentamente después del primer contacto (aunque sería más acertado decir que es el cometa el que se desplazó por debajo de ella), elevándose hasta 1 kilómetro por encima de la superficie antes tocar el suelo por segunda vez, salir de nuevo despedida y finalmente terminar en el oscuro y accidentado lugar que vimos en las pocas fotos que nos envió. Y Rosetta nos ofrece ahora estas posibilidad.

Las imágenes de la cámara OSIRIS (el gran instrumento óptico de Rosetta) han revelado precisamente parte de este viaje, mostrando la brillante silueta de Philae por encima del oscuro cometa, dejando constancia además de la rotación del propio vehículo, como delatan sus 3 patas. Igualmente podemos ver la zona del segundo aterrizaje, comparándola con otra imagen tomada antes de la llegada de este pequeño y metálico visitante. Habría sido una zona tan ideal como lo era la inicialmente prevista, pero tampoco aquí pudo mantenerse por el fallo de los arpones y los impulsores.

 Finalmente la vemos cruzar sobre una zona completamente oscura, dirigiéndose hacia un destino a ahora mismo sigue siendo desconocido. Estas imágenes muestran que cambió de trayectoria después del segundo contacto, en una dirección no prevista por el equipo de misión, lo que hace aún más profundo el misterio. Se espera que la combinación entre OSIRIS, la cámara de navegación de Rosetta, las imágenes de la propio Philae y los datos del instrumento CONSERT permitan saber definitivamente su posición final.

De lo que si podemos estar seguros es que Philae vivió una odisea tan extraodinaria como imprevista, viajando sobre el cielo del cometa durante varias horas, rebotando y siguiendo adelante, hasta que a las 17:32 GMT se detuvo definitivamente en un lugar aún por determinar, pero que marcó su destino final al verse abrazada por una oscuridad de la que esta vez no pudo escapar.

El viaje de Philae desde las 15:14 hasta las 15:43, desplazándose lentamente hasta tocar de nuevo la superficie y nuevamente salir despedida, esta vez en una dirección completamente imprevista.

La cámara OSIRIS nos muestra como Philae rotaba sobre si misma a medida que se desplazaba, como delatan sus 3 brillantes patas.

La zona del segundo contacto en mayor detalle. La forma en que Philae aterrizó en ella y salió despedida no está clara, como demuestran estas imágenes. @elakdawalla

Las imágenes de OSIRIS situadas en contexto gracias a las de la cámara de navegación.

A pesar de toda esta odisea y serie de desgracias, Philar logró finalmente aterrizar y trabajar, aunque solo fueran unos pocos días. Solo eso, viendo lo ocurrido, es un éxito extraodinario. 

Rosetta imaged Philae during its descent -- and after its bounce

lunes, noviembre 17, 2014

Un mundo bajo la tormenta

556 pequeños asteroides han impactado contra la atmósfera terrestre los últimos 20 años.

Existe la equivocada sensación entre una buena parte de la población de La Tierra que el espacio, lo que se extiende más allá de las nubes y el azulado firmamento, poco o nada tiene que ver con nosotros, como si fueramos una isla completamente aislada del resto de Universo, interesante únicamente para los astrónomos y apasionados de la exploración espacial. Solo la puntual noticia del avistamiento de un meteoro parece hacernos recordar de forma fugaz que nada está más lejos de la realidad que esta ilusión de aislamiento.

Y que mejor manera de mostrar que vivimos en un planeta que forma parte de un sistema estelar, tan sometido como el resto de sus compañeros planetarios a la en ocasiones destructiva visita de los miembros más pequeños de esta familia, inumerablemente más numerosas, en muchas ocasiones aún no conocidos, y que puede llegar por donde menos uno de lo espera, que recopilando las principales colisiones detectadas en la atmósfera terrestre en los últimos 20 años, aquellas que generaron, afortunamente a gran altura, detonaciones cuya potencia se puede medir en su equivalente a millones de toneladas de TNT, suficiente para haber generado daños considerables en caso de alcanzar zonas habitadas, como ocurrió con el que cruzó los cielos de Chelyabinsk.

Publicado por el Programa de Objetos Cercanos a La Tierra (NEO, Near Earth Object) de la NASA, esta mapa abarca los principales eventos de meteoros entre 1994 y 2013, un total de 556, tanto diurnos como nocturno, clasificándolos según la energía liberada estimada en gigajulios, equivalente a 0.24 Toneladas de TNT. Los más potentes están dentro de la categoría del millón de Gigajulios, aunque algunos, como es caso del ocurrido en esa ciudad rusa, superan de largo esas cifras. Es claramente visible una distribución uniforme, tanto en el tiempo como en el espacio, un recordatorio de que vivimos en un planeta minúsulo en comparación al espacio que recorre, y que no existe por ello un lugar más seguro que otro en su superficie.

Aunque normalmente no nos damos cuenta de ello, excepto cuando observamos una lluvia de estrellas o un meteoro aislado, La Tierra afronta la llegada de unas 100 Toneladas de material interplanetario cada día, ecos lejanos de su época de formación, la mayoría como minúsculas partículas las cuales desaparecen en las capas altas de la atmósfera sin que tengamos ni tan solo constancia de su existencia, aunque muchas terminan en nustro entorno como motas de polvo. Algunas, pero, son de mayor tamaño, y en ocasiones, como ocurrió en Chelyabinsk, con el tamaño y velocidad suficientes para generar detonaciones superiores a las armas nucleares de Hiroshima y Nagasaki.

Si alguien aún cree que el espacio es algo lejano y que poco o nada tiene que ver con el que mire de nuevo este mapa. Explorar nuestro entorno, monitorizar cualquier objeto cuya órbita lo lleve cerca de La Tierra, y en un futuro desarrollar tecnologías capaces de actuar sobre ellos son una prioridad, no un capricho de los astrónomos. A no ser que, como temían los galos de Asterix, un día se nos caiga el cielo sobre la cabeza.

La Tierra recibe una constente lluvia de material interplanetario, normalmente motas de polvo que se mezclan con la atmósfera superior sin ejar señal alguna. En ocasiones son de mayor tamaño y velocidad, generando brillantes meteoros, y en ocasiones aisladas, pero más habituales de lo que nos imaginamos, detonaciones de gran potencia, alcanzando parte de ellos la superficie.

Chelyabinsk fue el más potente de todos los que lleva registrado el Programa de Objetos Cercanos a La Tierra de la NASA, y el mayor del siglo. Daño edificios y gente herida, aunque por fortuna detonó a gran altura, evitando lo peor. El más claro aviso recibido los últimos años.

Las señales de cosas mucho peores que Chelyabinsk existen en todo el planeta. Y algún día volvera a pasar.  

New Map Shows Frequency of Small Asteroid Impacts, Provides Clues on Larger Asteroid Population

domingo, noviembre 16, 2014

Post Vintage (116): La ISS en números

La mayor estructura orbital jamás construida cumple 15 años.

El 20 de noviembre de 1998 un cohete ruso Protón colocaba en órbita el módulo Zaryá, construido por Rusia aunque financiado completamente por los EEUU, y que representaba la pieza angular de lo que estaba por venir. Diseñado para dotar a la estación espacial de la energía y propulsión iniciales, meses más tarde recibiría al nodo Unity, puesto en órbita mediante el transborador Endeavour. Eran las 2 primeras piezas de lo que sería la Estación Espacial Internacional, la ISS, que a lo largo de los años, superando problemas de todo tipo y mediante el esfuerzo inagotable de sus diversas tripulacionesy la colaboración entre naciones, fue creciendo hasta convertirse en lo que es hoy día, el mayor ingenio humano jamás puesto en órbita y, de momento, lo más cercano a una auténtica colonia espacial que dispone la Humanidad.

Hablar de la historia de la ISS y de todos los elementos implicados en ella, desde personas y operaciones realizadas, hasta datos técnicos y actividades científicas, sería algo tan extenso que la mejor manera de afrontar semejante reto es reduciéndolo a cífras, que permiten tener una idea algo superficial pero bastante completa de lo que es, lo que representa y el papel que juega en la actualidad.

100.000 millones: El costo total estimado de la estación en Dolares.

2001: El año en que Dennis Tito, un multimillonario estadounidense, se convirtió en el primer turista espacial en visitar la ISS, pagando de su bolsillo los $20 Millones de Dólares necesarios para ello.

+1500: Los estudios científicos realizados a bordo de la estación.

+1000: El número de horas acumuladas por todas las caminatas espaciales.

837: Los metros cúbicos de espacio presurizado disponible.

450: Las toneladas de masa aproximada de la estación.

415: La altura media de su órbita.

+200: Las personas que han visitado la estación.

+115: Los vuelos de vuelos espaciales que han visitado la ISS. El "tráfico" de naves es continuo, por lo que esta cifra no deja de aumentar.

109: Los Metros que mide la ISS de un extremo a otro.

92: Los minutos que tarda la ISS en completar una órbita. Visible a simple vista desde la superficie, numerosos programas y servicios online, como eSpot The Station, permiten saber cuando es posible localizarla desde cada posición geográfica.

88: Metros que pierde cada día debido a la fricción atmosférica y que obliga a periódicas operaciones para elevarla de nuevo. 

41: Número expediciones que han sido lanzadas a la estación hasta día de hoy. El astronauta Koichi Wakata de la JAXA. Los cosmonautas rusos Mijaíl Tyurin, Oleg Kotov y Sergey Ryazanskiy; y los astronautas de la NASA Rick Mastracchio y Mike Hopkins se encuentran actualmente en ella como miembros de la Expedición 38.

16: Los grandes paneles solares que se encargan de generar la energía suficiente a la estación, agrupados en 8 grupos de 2.

15: Los países de procedencia de las diversas tripulaciones.

8: Su velocidad orbital en Kilómetros/Segundos.

7: Los diversos tipos de vehículo que han visitado la ISS. Soyuz, Progress, Transbordador espacial, ATV, HTV (Japón), Dragón y Cygnus.

7: Las toneladas de provisiones de todo tipo que son necesarias para sostener una tripulación de 3 miembros durante 6 meses.

6: Los meses que permanece un tripulante en la ISS de promedio. En 2015 un astronauta estadounidense y un cosmonauta ruso intentarán romper este límite y, por primera vez, permanecer un año a bordo.

7: Las Agencias espaciales implicadas en la construcción y mantenimiento de la ISS. NASA, Roscosmos, JAXA, la Agencia Espacial Canadiense, la Agencia Espacial Europea, la Agencia espacial Italiana (que además de su partipación común en la ESA desarrolló actividad propia en forma de 3 módulos logísticos polivalentes ) y la Agencia espacial Brasileña.

3: Los astronautas que formaron la primera tripulación de la ISS, en el año 2000. 

3: El número máximo de astronautas que pueden ser transportados por la Soyuz, actualmente la única nave tripulada disponible para asegurar el relevo de las tripulaciones
  
2: Número de veces que una antorcha olímpica ha estado a bordo de la estación espacial.

2: Las compañías privadas que realizan misiones de reabastecimiento a la estación espacial. SpaceX ha realizado hasta ahora 2 misiones oficiales usando el cohete Falcon 9 y la cápsula Dragón, mientras que Orbital Sciences Corp. ha realizado 1 misión utilizando su nave Cygnus y el cohete Antares. Ambas tiene firmados contratos con la NASA para realizar una serie de vuelos a la ISS.

1: Las veces que una antorcha olímpica ha estado en una caminata espacial fuera de la estación espacial. Esto ocurrió el 9 de Noviembre de 2013, cuando los cosmonautas Oleg Kotov y Sergey Ryazanskiy transportaron consigo la antorcha de los Juegos Olímpicos de Invierno 2014 (Sochi, Rusia).

No dejan de ser fríos números, que en ningún caso pueden transmitir totalmente el colosal esfuerzo que representó por parte de tanta y tanta gente convertir en realidad a la ISS, pero que nos dan una visión básica de su ya dilatada historia, que se extenderá hasta 2020 o quizás incluso más allá.

15 años de historia.

Una visita virtual al interior y exterior de la ISS.

15 años de la Estación Espacial Internacional en números

15 Years in Orbit: The International Space Station By the Numbers

sábado, noviembre 15, 2014

Al final de un sueño

Philae entra en hibernación al no disponer de suficiente luz solar para recargar sus baterías.

Y este viaje llegó al fin de su breve pero emocionante camino. O quizás no y en unos meses, a medida que el cometa se vaya aproximando al Sol y la intensidad de la luz disponible aumente, despierte de su profundo sueño ahora aprentemente eterno. Pero por ahora una de las mayores aventuras de la historia de la carrera espacial, en que por primera vez logramos aterrizamos suavemente en un cometa llega a una prematuro pero, viendo las circuntancias, inevitable final.

Es un acontecimiento triste, ciertamente decepcionante al haber esperado que seguiría con nosotros unos meses, pero no fracasada, ya que trabajando sin descanso y desplegando con éxito todos sus intrumentos, en una frenética campaña "express" para aprovechar hasta el último minuto de energía disponible de su bateria primaria no recargable (precisamente diseñada para afrontar situaciones como esta y dar un margen para cumplir unos objetivos mínimos) Philae logró enviar un gran caudal de datos científicos, incluido del penetrómetro MUPUS, y lo que es más importante, siendo capaz de perforar con el taladro SD2 hasta 25 centímetros de profundidad a pesar de su inestable situación y entregar muestras al instrumento COSAC (COmetary SAmpling and Composition), un espectrómetro y cromatógrafo, para un rápido análisis del materiar. También se pudo activar a Ptolemy, un espectrómetro de masas capaz de medir la composición isotópica de los materiales de la superficie, y que representan las "joyas de la corona" de esta misión.

Realizó un trabajo tan excelente, incluso en condiciones tan adversas y corriendo contra el tiempo y la energía menguante, que resulta aún más duro pensar en todo lo que se podría haber logrado si los sistemas de aterrizaje encargados de fijarla en el primer punto de contacto (arpones y propulsores) no hubieran fallado, evitando así que saliera despedida y terminara en una zona tan inclinada y oculta en las sombras, quizás un cráter, un pequeño valle o una fractura del terreno. Pero también es cierto es que esta zona, viendo las imágenes, parece mucho más compleja y extraña que la suave llanura donde debería haber terminado. Veremos si el profundo análisis de los datos recibidos por parte de todos los instrumentos acaban revelando algo más interesante de lo que podríamos esperar, y la desgracia adquiere, sin salir de ella, ligeros tonos de fortuna.

Aunque algunos clasificarán injustamente la misión de fracaso, lo cierto es que desde el principio era un intento con una alta posibilidad de error fatal, un salto al vacío propio de algo que se intentaba por primera vez, y que lo lograra, incluso con tantos condicionantes en contra, no solo los fallos técnicos sino también la inesperada forma del cometa, que pilló a todos por sorpresa, siendo capaz de hacer ciencia desde la superficie durante varios días terrestres, es un éxito del que hay que estar orgulloso. Podría haber sido mucho más, pero eso no debe quitar mérito a lo conseguido.

Philae se encuentra ya profundamente dormida, ahorrando la poca energía diponible en tal oscuro lugar para mantenerse viva y esperar tiempos mejores. Quizás algún día la escucharemos de nuevo, despertando de su largo sueño, pero incluso si eso no ocurre y queda como un eterno y mudo testimonio de que un día la Humanidad fue capaz de aterrizar en uno de estos cuerpos primigenios del Sistema Solar, solo podemos estar agradecidos a todos aquellos que lo hicieron posible. 

Ojalá un día regreses a nosotros desde el silencio de tu nuevo hogar celeste, pero aunque eso no sea así y realmente nos hayas dejado para siempre, solo podemos darte las gracias por todo.Hasta siempre, pequeña Philae.

El final. Los niveles de energía en las baterias de Philae se desplomaron con rápidez, tal como era inevitable viendo la luz solar disponible, mucho menos de la necesaria para manterlo activo.

El primer punto de impacto de Philae visto por Rosetta, y donde debería haber terminado de no fallar los arpones. De ahí inició un nuevo salto de casi 2 horas de duración, un viaje que la llevó al peor lugar imaginable para un vehículo que depende de la luz solar.

Panorámica creada a partir de imágenes tomadas por las cámaras CIVA, con Philae incluida en ella para terner un contexto de su situación, en lo que parece un valle, una fractura del terreno o un cráter, oculto en las sombras.

Imagen realzada de la cámara CIVA 1, y que correspondería en la panorámica a la de la parte superior izquierda. La idea de que Philae acabó en una sima, grieta o fractura del terreno se hace aquí más aptente. De fondo el iluminado cometa, una luz tan cercana y al mismo tiempo tan fuera del alcance.  

Rosetta Blog

viernes, noviembre 14, 2014

China: Objetivo Marte

La potencia asiática presenta su futuro rover marciano.

La fallida misión de la sonda rusa Fobos-Grunt, que no llegría ni tan solo a salir de la órbita terrestre, fue un tremendo golpe para los intentos de Rusia de tomar parte nuevamente y de forma activa en la exploración interplanetaria, recuperando así un poco del esplendor que en ese terreno tuvo la carrera espacial soviética. Pero no fue la única víctima, ya que junto a ella viajaba otra sonda, la pequeña Yinghuo-1, el primer intento chino de llegar a Marte. Nunca sabremos como habría funcionado en el planeta rojo, ya que nunca tuvo la oportunidad para ello. Para China representó una notable decepción, y con ello la nueva determinación de intentarlo nuevamente, y está vez con sus medios.

Impulsado por el reciente éxito de la Chang´e 3 y especialmente del rover Yutu, que a pesar del fallo de su sistema de desplazamiento lleva sobreviviendo ya diversas noches marcianas y enviado datos científicos del terreno circundante, y quizás "espoleada" por el reciente éxito de la Mangalyaan india, China está mostrando ya detalles de sus planes marcianos, que incluye de momento al menos una sonda órbital (quizás para dar cobertura en las comunicaciones de superficie, como hacen las de la NASA y la ESA) y un rover de superficie.

Y es precisamente un modelo de este último el que fue presentado en la Aerospace Science and Technology Corporation (CASC), mostrando ya detalles significativos: El diseño del rover es, si partimos del tamaño de lo que parece la antena de alta ganacia, significativamente mayor que Yutu, lo que se puede atribuir a los desafíos que representa desplazar un vehículo desde tan largas distancias y bajo fuerzas gravitatorias más intensas (la gravedad en Marte es de 37% de la terrestre, 2,25 veces la que existe en la superficie de la Luna), y con unos paneles solares mayores, al recibir menos luz del Sol (entre el 35% al 50% que La Tierra) y tener mayores necesidades energéticas. Sus objetivos serían la búsqueda tanta de agua como de señales de vida.

Según estas informaciones sería durante la ventana de lanzamiento de 2020 cuando China enviaría su rover marciano, lo que le haría coincidir con el nuevo gran rover de la NASA y quizás de la europea ExoMars, que podría retrasarse desde su fecha inicial de 2018, lo que implicaría que asistiríamos a la llegada de 3 vehículos a la superficie de Marte. Sumado a un Curiosity que debería estar aún activo, implicaría 4 de ellos recorriendo sus rojizos paisajes al mismo tiempo, algo impensable hace solo unos años. Al menos en lo que respecta a Marte, vivimos realmente tiempos increibles.

La presentación en sociedad del futuro rover marciano, presentado aquí por la reportera de China View Lai Yuchen.

La Yinghuo-1 fue el primer intento de alcanzar Marte, y que el fracaso de la Fobos-Grunt llevó a su destrucción sin tan solo poder demostrar su valía. Una espina clavada para China que quiere quitarse a lo grande.

El éxito de Yutu, pese a sus problemas en el sistema de desplazamiento (del que seguro tomarán buena nota para el futuro) impulsa ahora el programa de exploración marciana, con un rover cuyos parecidos, al menos con el modelo presentado, son evidentes.

La familia de rover de la NASA. La futura misión china posiblemente tendrá un tamaño parecido al de Opportunity.

China Reveals Designs for Mars Rover Mission