En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

La antena UHF recortándose sobre el horizonte marciano. Sol 714
Tiempo de Primavera.
El paso de las horas y el cambio de iluminación. Sol 720.

domingo, agosto 17, 2014

Cerrado por vacaciones

Aunque solo sea por una semana, es hora de descansar un poco, cargar pilas y volver con ganas renovadas, ya que por mucho que te apasione un tema, escribir un post diario en ocasiones se hace un poco cuesta arriba. El Lunes 25 de Agosto regresamos a la carga, esperando que aún queda alguien ahí siguiendo este pequeño Blog. Eso si, en Twitter seguiré en activo...es lo que tiene colgar simplemente links, notas e imágenes, que es rápido y no cansa tanto XD

See You, Space Cowboys!!!!

sábado, agosto 16, 2014

La luna salvaje

Io experimentó en Agosto de 2013 hasta 3 gigantescas erupciones volcánicas.

Fue posiblemente una de las mayores gran sorpresa para los astrónomos que seguían expectantes las primeras incursiones de sondas interplanetarias en el hasta ese momento aún inexplorado sistema solar exterior, el reino de los gigantes gesosos y sus inumerables lunas. Y una de ellas mostraría que debíamos dejar de lado toda idea previa y acercanos dispuestos a lo inesperado. Muchos esperaban una luna rocosa, llena de cráteres, carente de actividad digna de ese nombre, y aunque unos pocos habían advertido que la realidad podría ser completamente opuesta, afirmando que las fuerzas de maréa de Júpiter y las cercanas Europa y Ganímedes podrían generar el calor suficiente para alimentar una actividad volcánica y geológica de alto nivel, capaz incluso de renovar la superficie y cubrir cualquier señal del tiempo.

Una idea vista como pura fantasia por la mayoría. Hasta que las cámaras de las Voyager 1 y 2 mostraron que esa fantasía era una realidad. Io era, efectivamente, un mundo sometido a una actividad volcánica frenética, la mayor jamás vista en un cuerpo planetario, La Tierra incluida, una auténtica isla de fuego en el frío más extremo. No sería la única sorpresa del sistema joviana, ya que Europa es y sigue siendo uno de los objetivos prioritarios en la búsqueda de vida fuera de nuestro planeta a pesar de que, como en el caso de Io, se esperaba que también ella fuera poco menos de una imagen de nuestra Luna. Por no hablar de Titán, Encelado, en Saturno o Tritón, en Neptuno. Toda una lección para muchos.

La actividad volcánica de Io es tan extrema que puede ser, y así lleva siendo desde hace 35 años, monitorizada desde La Tierra, a la que se le suma las observaciones de sondas interplanetarias como la Galileo, además de las Cassini y New Horizons en camino hacia sus respectivos objetivos. Sabemos gracias a ello que muchos de sus volcanes son persistentes, mantienendo niveles y estilos de actividad relativamente constantes durante años o incluso décadas, aunque  pueden mostrar fluctuaciones significativas. Sin embargo, algunos son mucho menos regulares, permanece inactivos durante años antes, como ocurre con la mayoría de sus contrapartidas terrestres, antes de experimentar erupciones repentinas, donde el tremendo calor acumulado, junto con la poca gravedad de esta luna, se traduce en la aparición de auténticas cortinas de fuego magmático, que se extienden por amplias zonas de la superficie antes de que esos ataques de "furia" se apaguen tan rápidamente como empezaron. 

Estallidos que son facilmente detectables desde La Tierra, a pesar de la distancia y de que hablamos de un mundo tan pequeño, lo que deja aún más clara su naturaleza volcánica, que deja pequeña a la que vemos en nuestro planeta.

En Agosto de 2013 diversos observatorios terrestres (Infrared Telescope Facility, Gemini-North y Keck II) registraron hasta 3 de estos espectaculares estallidos en el espectro infrarrojo, delatando enormes erupciones cuyo origen, en los 2 primeros casos, parecen estar ligadas con las zonas volcánicas Rarog Patera y Heno Pater, mientras que la 3ª y más potente (201308C) tuvo su origen en algún punto 350 Kilómeteros al Oeste de Isum Patera. Se estima que se emitieron decenas de Kilómetros cúbicos de magma en poco tiempo. "Normalmente esperamos un gran estallido cada uno o dos años, y por lo general no son tan brillantes", explica Imke de Pater, profesor y catedrático de astronomía en la Universidad de California, Berkeley, y autor principal de uno de los dos estudios describiendo este acontecimiento. "Aquí tuvimos 3 estallidos extremadamente brillantes, que sugieren que si miramos con más frecuencia que podríamos ver muchos más en Io".

"Estos nuevos acontecimientos pertenecen a una clase relativamente raras de erupciones, debido a su tamaño y asombrosamente alta emisión térmica. La cantidad de energía que es emitida por estas erupciones implica fuentes de lava que brotan de fisuras en un volumen muy grande por segundo, con la formación de flujos de lava que se extenden rápidamente por la superficie de Io", explica Ashley Davies, vulcanólogo del Jet Propulsion Laboratory.  Aunque sabemos que están presentes de forma constente, modificando la superficie de Io, solo se han observado 13 grandes erupciones entre 1978 y 2006, en buena medida porque solo un reducido grupo de astrónomos estan en disposición de escanear esta luna de forma regular. Estos 3 estallidos en tan poco espacio de tiempo, todos ellos entre los 10 más potentes detectados, y la mayor escalando hasta la 2ª posición, podrían ser un acontecimiento puntual, pero también indicar que este tipo de estallidos son más habituales de lo imaginado hasta ahora.

A lo largo del Sistema Solar encontramos elementos que nos recuerdan nuestro mundo. Los desiertos y hielos polares de Marte, el agua de Europa y Encelado, los mares de Titán, y los volcanes de Io. En cierta forma es como si fueramos testigos de las piezas de un enorme puzzle planetario que terminó por ensamblarse por completo en un pequeño mundo azul pálido.

Observaciones del Telescopio Gemini North, que muestran la 3ª y mayor erupción, ocurrida a finale de Agosto. Los 2 puntos menos brillantes corresponden a los volcanes Loki Patera y Marduk.

Las erupciones visibles en diferentes longuitudes en espectros infrarrojos. Un segundo punto brillante es visible hacia el norte de las erupciones de Rarog y Heno en C y al oeste de la explosión en d. Este  fue identificado como Loki Patera, un lago de lava que parecía ser particularmente activo al mismo tiempo.

Las mejores imágenes Heno Patera (círculo rojo), Rarog Patera (verde), y 201308C (púrpura). La imagen de la izquierda fue tomada por el Voyager 1 durante su sobrevuelo en Marzo de 1979.

Io, el reino volcánico del Sistema Solar, tan hostil como fascinante.

Aunque es un lugar poco recomendable para aterrizar, y menos llevar astronautas, lo cierto es que no podemos dejar de imaginar como sería poder observar de cerca el resplandor de los volcanes de Io. 

Three Major Volcanic Eruptions Observed On Io in the Span of Two Weeks 

A Hellacious Two Weeks on Jupiter's Moon Io

viernes, agosto 15, 2014

Polvo de estrellas

La sonda Stardust podría haber recolectado partículas de origen interestelar.

Fue lanzada en 1999 con el ambicioso objetivo de encontrarse con el cometa Wild-2, adentrarse en su nube de partículas, capturar cuantas de ellas fueran posibles y regresar a las cercanías de La Tierra, donde lanzaría una cápsula con las muestras para su posterior recolección y análisis. Todo ello se cumplió con éxito, y en 2006 esta última aterrizaba en Spring Creek, Nevada, con un preciado contenido que reveló detalles inesperados, como la presencia de material formado a altas temperaturas, inicialmente en la parte interna del Sistema Solar y posteriormente desplazado a las partes más alejadas y gélidas, delatando así que el proceso de formación de nuestro hogar celeste fue más violento y caótico de lo que se había pensado hasta ese momento.

Pero aunque recoger polvo cometario era su objetivo principal, tenía otra secundaria, y era intentar capturar partículas interplanetarias, y quizás incluso, si había suerte, alguna de origen interestelar, meta última de todo ello. Para ello, durante 195 días en los años 2000 y 2002 (el encuentro con el cometa ocurrió a principios de 2004) extendió en el espacio su colector, constituido por un mosaico, del tamaño de una raqueta de tenis, formado por placas de aerogel y una lámina de aluminio.Todo lo que consiguió recolectar regresaría también a nuestro planeta, junto con las muestras del cometa, en el contenedor que esta envió a La Tierra en 2006, aunque lógicamente en contenedores separados.¿Consiguió capturar muestras de polvo estelar? Todo parece indicar que la respuesta es afirmativa.

Los investigadores han explorado el aerogel a varias profundidades para, con la ayuda on-line de los conocidos como dusters (miembros activos de Stardust@home), buscar en las imágenes cualquier rastro de este preciado tesoro de las estrellas, analizando las posibles partículas candidatas encontradas para descartar aquellas, que por sus características, son del sistema solar o han sido emitidas por la propia nave. Un proceso de análisis y descarte que han llevado al descubrimiento de 2 partículas embebidas en el aerogel (llamadas Orion y Hylabrook en honor a los dusters que las hallaron) y el rastro de una tercera que por su composición, estructura cristalina y tamaño, parecen ser también interestelares. A estas hay que sumar otras cuatro que habían quedado incrustadas en las láminas de aluminio,  que actuaron también, de forma no prevista, como recolectores.

En total, 7 posibles partículas de polvo interestelar, que podrían haberse creado en una explosión de supernova hace millones de años y haber sufrido la exposición a las duras condiciones del espacio durante milenios."Son partículas muy valiosas", subraya Andrew Westphal, físico de la Universidad de California en Berkeley (EE UU) y coautor del estudio, aunque deja claro, que todavía se necesitaran pruebas adicionales para confirmar definitivamente que son pequeños fragmentos procedentes del espacio interestelar.

No puede resultar más interesantes, ya que presentan una composición química y una estructura mucho más compleja de lo que se pensaba, incluso con compuestos de azufre, algo que hasta ahora se creía que no podían tener. A esto se le añade que las más pequeñas son muy diferentes de las grandes, lo que sugiere que pueden tener historias muy diferentes, y estas últimas presentan estructuras esponjosas, "como copos de nieve"."El hecho de que las dos esponjosas más grandes tengan material cristalino, un mineral de magnesio, hierro y silicato llamado olivino,  puede implicar que procedan de los discos que rodean otras estrellas, y que fueran modificadas en el medio interestelar", señala Westphal. "Parece que estamos consiguiendo nuestro primer vistazo de la sorprendente diversidad de partículas de polvo interestelar, algo que es imposible de explorar a través de solo las observaciones astronómicas".

Stardust nació como un ambicioso proyecto para recoletar polvo cometario, pero, quizás cono un guiño del destino, acabó haciendo honor a su nombre.

Una imagen de microscopio electrónico de barrido de un impacto de polvo interestelar de Stardust. El cráter es de 280 nanómetros de diámetro. Los residuos de la partícula de polvo es apenas visible en el centro.

Una de las dos manchas más grandes se encuentran en la nave espacial Stardust y que se sospecha tiene su origen en el impacto de una partícula de polvo interestelar, como delata la química presente. Contiene olivino, espinela, magnesio y hierro.

La cápsula de muestras entró en la atmósfera a las 09:57:00 UTC, a una velocidad de 12.9 km/s, la más rápida experimentada por un objeto de contrucción humana. Despues de frenar y desplegar su paracaidas aterrizó suavemente a las 10:10:00 UTC.

El cometa Wild 2, al que la StarDust se aproximó en 2006 para recoger muestras de polvo de su coma y cola.

Una partícula de polvo, en este caso del cometa, que impactó contra el aerogel, dejando su trayectoria impresa en el. 

How A Comet-Chasing Spacecraft ‘Likely’ Brought Interstellar Dust Back To Earth

La ciencia ciudadana descubre siete posibles partículas interestelares

jueves, agosto 14, 2014

Un cometa, un planeta y 7 sondas

Planificando el encuentro y observación de Siding Spring con Marte.

El 19 de Octubre es un día marcado para un gran número de técnicos y científicos, todos aquellos que conforman los equipos encargados de mantener activas las diversas sondas que actualmente exploran Marte. Opportunity, Curiosity, Mars Odyssey, Mars Reconnaissance Orbiter, Mars Express, MAVEN y Mangalyaan conformarán en ese momento la flota marciana, diseñadas para estudiar el planeta rojo, pero que durante unas horas dejarán de ser exploradores planetarias para cambiar su mirada hacia el exterior, para centrarse en el rápido paso de este cometa, que a las 18:32 UTC llegará a su momento de máxima aproximación a Marte, pasado a solo 134.000 Kilómetros de la superficie.

Aunque en un principio existía una gran preocupación por la seguridad de las sondas orbitales (los 2 rovers de superficie están protegidos por la atmósfera marciana), ante la posibilidad de que la nube de partículas que rodea al cometa propiamente dicho (la Coma), y que se desplazan a unos 57 Kilómetros/Segundo en relación a Marte y sus acompañantes robóticos, pudieran extenderse y rodearlo, ahora mismo todo apunta que ese riesgo es muy limitado, aunque a pesar de ello se sigue adelante con la idea de ajustar sus órbitas para que en esos minutos críticos esten en la posición más segura, al otro lado del propio planeta, que actuará así como su escudo protector. 

Con la tranquilidad que eso representa, los diversos equipos de cada misión está ya planificando las observaciones, buscando complementarse las unas a las otras, y sacar el máximo partido a un acontecimiento único, que convertirá a este pequeño cometa (su núcleo mide solo entre 1 y 2 Kilómetros) en el más explorado de la historia, ya que hasta 7 sondas robóticos estarán esperándole. No fueron diseñadas para algo así, y sin duda quedarán lejos de lo que está ofreciendo la sonda Rosetta, pero seguramente el resultado final, una vez reunida y estudiada toda la información, sera que habremos avanzado un paso más en nuestro conocimiento de estos cuerpos primigenios.

La más reciente reunión de equipos han dibujado ya un plan de actuación general, que en las próximas semanas se irán ajustando en todo sus detalles. Así será, por tanto, como la flota marciana afronte este nuevo reto:

22 de Septiembre (02:00 UTC): Inserción orbital de MAVEN, que realizará observaciones del cometa sólo si esta ocurre perfectamente. El equipo en tierra ya ha adquirido experiencia en el intento observaciones de cometas cuando intentaron estudiar al desaparecido ISON sin éxito, pero fue una valiosa experiencia práctica para la campaña de Siding Spring. Aunque incialmente se había propuesto retrasar el paso de la órbita inicial de captura a la de observación científica, lo que habría alargado el tiempo de permanencia en la "cara oculta" y más protectora de Marte, finalmente procederá como estaba previsto inicialmente.
 
24 de Septiembre: Inserción orbital de la Mangalyaan. Los planes de la ISRO (Agencia espacial India) para su primera sonda interplanetaria aún no están definidos, aunque se espera que se revelen en un encuentro prosterior previsto para el 19 de Septiembre.

09 de Octubre: Los instrumentos CRISM y HiRISE de la Mars Reconnaissance Orbiter tomarán fotos del cometa 10 días antes de máxima aproximación, para reducir así la incertidumbre en el conocimiento de su trayectoria.

14 de Octubre: 5 días antes de la máxima aproximación, MAVEN realizará sus primeras observaciones ultravioletas. Ddberá ser capaz de obtener imágenes de la coma en longitudes de onda ultravioleta y medir la proporción entre Deuterio e hidrógeno.


17 de Octubre: Mars Express iniciará observaciones que se extenderán a lo largo de 10 órbitas marcianas. La cámara estereoscópica de alta resolución (HRSC) realizará 12 observaciones de el, mientras que su espectrómetro ultravioleta (SPICA) estudiará la respuesta de la atmósfera mediante la observación de 6 ocultaciones estelares y 4 estudios del limbo atmosférico, además de 1 ocultación estelar por parte de la coma de Siding Spring.


17 de Octubre: 2,5 días antes del máximo acercamiento, Mars Reconnaissance Orbiter se convertirá en un observador cometario a tiempo completo, centrándose durante 5 días de forma completa a la recogida de datos, tanto del cometa como de la respuesta atmosférica de Marte al mismo. En cada una de sus órbita (que completa cada 112 minutos) se dedicará a captar imágenes de Siding Spring con HiRISE, CRISM, y la camara CTX (Context Camera), con dos observaciones en cada órbita. Aunque en la mayoría de ellas no podremos ver directamente su núcleo, podría desvelar su actividad y periodo de rotación.


CRISM, especialmente, debería ser capaz de mapear las distribuciones de las moléculas de gas neutros en el estado de coma (C2, C3, agua, CN, NH2, y oxígeno). Por su parte MARCI, MCS, y SHARAD estudiarán la atmósfera de Marte, recopilando datos sobre el estado de la atmósfera antes del encuentro. Este ocurrirá en plena temporada de tormenta de polvo, y el efecto puede ser difícil de distinguir de los efectos del polvo. Estas observaciones pre-encuentro ayudarán distiguirlas.


18 de Octubre: 1 día antes del encuentro, MAVEN se encontrará ya en modo ciencia, recopilando datos sobre la atmósfera, siendo de los primeros reunidos con la totalidad de sus instrumentos funcionando simultáneamente. Observará los cambios en la temperatura, densidad, patrón de circulación, y composición de la atmósfera, así como para los cambios en la magnetosfera.


19 de Octubre: Aproximadamente una órbita (4.5 horas) antes de que el pico máximo, MAVEN entrará en un modo seguro en el que ninguno de los instrumentos que requieren altas tensiones estarán operando. Sin embargo, tres de ellos serán capaces de continuar la recopilación de datos de forma segura.


19 de Octubre (16: 42-17:12 UTC): En la última órbita de la Mars Reconnaissance Orbiter antes del máximo acercamiento, se llevará a cabo escaneos del núcleo por parte de CRISM y HiRISE (2 y 4 respectivamente) con diferentes tiempos de exposición. El cometa estará en esos momentos a unos 300.000 kilómetros de distancia. La mayoría de los núcleos cometarios que hemos visto de cerca son extremadamente oscuros, con un albedo que se mueve alrededor de un 3%. Pero no sabemos si son por naturaleza oscuros o se oscurecen con repetidas alrededor del Sol, así que, siendo este el primer paso de Siding Spring por el sistema solar interior, puede que no sea tan oscuro como otros cometas que hemos visitado. Conocer esto sería uno de los hallazgos más importantes de esta campaña de observación.

19 de Octubre: En la última órbita de la Mars Odyssey antes del máximo acercamiento, se llevará a cabo repetidas exploraciones de la coma mediante el sistema de imágenes térmicas THEMIS (Thermal Emission Imaging System). Estas serán las únicas observaciones infrarrojas planificadas por cualquier orbitador Marciano, y podrían ser cruciales para identificar el tamaño y distribución de partículas de polvo en el núcleo.

19 de Octubre (18:14-19:58 UTC): Durante el máximo acercamiento, Mars Reconnaissance Orbiter realizará nuevas observaciones con CRISM (2) y HiRISE (6) con diferentes tiempos de exposición, más o menos 1 imagen cada 5 minutos, con la CTX abarcando toda la secuencia. Ni CRISM ni CTX podrán revelar el núcleo, aunque HiRISE si.

19 de Octubre (18:32 UTC): El máximo acercamiento a Marte de Siding Spring, a una distancia de unos 134.000 kilometros y una velocidad relativa de 57,4 kilómetros por segundo. Opportunity y Curiosity intentarán captaro en el cielo marciano.

19 de Octubre (18: 47-20: 16): CRISM y HiRISE realizaran nuevas observaciones del núcleo (2 y 4 respectívamente) junto con CTX. El cometa estará en ese momento a unos 300.000 kilómetros, por lo que las imágenes tendrán una resolución más baja que las tomadas durante la máxima aproximación por un factor de dos. Las observaciones de MCS y MARCI podrían mostrar los efectos de la interacción de la coma con la atmósfera de Marte. Estos podría implicar calentamiento de la atmósfera media debido a las partículas de polvo, provocando su expansión y causando el movimiento vertical dentro de ella. Y el aumento de la cantidad de polvo podría originar nubes que no estaban allí antes.

19 de Octubre (20:07 UTC +/- 10 minutos): Momento de máxima interacción de Marte con la coma del cometa.Opportunity y Curiosity podrían asistir a una lluvia de estrellas.

19 de Octubre: Una órbita o dos después del encuentro, Odyssey volverá a adquirir múltiples imágenes con THEMIS, en una dirección perpendicular a su análisis anterior, con el fin de visualizar la mayor parte posible de la coma y la cola.

20 de Octubre: A medida que el cometa se vaya alejando, Odyssey intentará capturar en una sola imagen tanto a este primero como a Marte. El objetivo científico de esta observación es reunir datos sobre el planeta (cuyas propiedades son bien conocidas por el equipo THEMIS) para ayudarles a calibrar sus observaciones de Siding Spring. Pero también  generar un bonito cuadro que pase a la posteridad. Sin embargo el equipo THEMIS se cuida mucho de prometer demasiado. Este instrumento fue diseñado para observar Marte, que es sustancialmente más caliente que el cometa. Los cálculos indican que podría ser capaz de detectar una señal decente, pero la incertidumbre es muy grande.

20 de Octubre: Mars Reconnaissance Orbiter volverá a su cadencia inicial de imágenes del cometa y mediciones atmosféricas a lo largo de 2.5 días.

20 de Octubre: Una órbita después del pico máximo de partículas de polvo, MAVEN regresará al modo de la ciencia normal durante dos días. 

22 de Octubre: MAVEN volverá a la etapa de comprobación de sus instrumentos científicos, en preparación para su misión marciana. 

22 de Octubre: Mars Reconnaissance Orbiter y Mars Express tendrán sus últimas imágenes dirigidas al cometa, pero ambos continuarán estudiando la atmósfera de Marte, como parte de sus operaciones científicas normales.

Estamos a poco menos de 2 meses de ese momento crítico, cuando todos, incluso aquellos que preferirían que una flota de tal calibre estuviera explorando otros mundos para ellos más interesantes, tendremos la atención fija de nuevo en Marte. Allí esperan estos 7 exploradores interplanetarios, listos para ir más allá de lo que sus creadores nunca imaginaron.

Las 5 sondas que esperan a Siding Spring: Mars Reconnaissance, Mars Odyssey, Mars Express, y si entran con éxito en órbita, MAVEN y Mangalyaan. Todas ellas con un plan de acción que va tomando forma.


Y nada nos gusta más que los planes salgan bien.

Mars orbiters plan for their October encounter with comet Siding Spring

miércoles, agosto 13, 2014

Las visitantes de madrugada


Llegan las Perseidas, quizás no la más activa pero seguramente la más popular de todas las "lluvias de estrellas" que, de forma periódica, podemos asisitir a lo largo del año, y aunque este 2014 la coincidencia con una Luna Llena en su Perigeo (punto más cercano a La Tierra) hace que no estén siendo tan visibles como en temporadas anteriores, no está nunca de más conocerlas un poco mejor, y por extensión la de este fenómeno celeste en general. 

1) Velocidad cósmica: Las Perseidas son rápidas, haciendo honor al término "estrellas fugaces" con que, de forma coloquial, nos referemos a este tipo de visitantes celestes, entrando en la atmósfera terrestre a una velocidad media de 60 kilómetros por segundo en relación a nuestro planeta. A pesar de ello no suelen alcanzar la superficie, ya que habitualmente no son mayores que un grando de arena, por lo que se desintegran en las capas altras atmosfércias dejando trás de si ese caractrístico trazo luminoso. Unas pocas pueden ser algo mayores, dando origen a bólidos.

2) Polvo de cometa: Swift-Tuttle es su punto de origen, y con sus 9.7 Kilómetros de diámetro, es el mayor objeto conocido que hace repetidos pases cerca de La Tierra. En la década de 1990, el astrónomo Brian Marsden calculó que Swift-Tuttle podría colisionar con nuestro planeta la próxima vez que nos vistara, pero observaciones posteriores descartaron esa posibilidad. Su última visita tuvo lugar en 1992, siendo bastante deslucida desde el punto de vista terrestre, y la siguiente tendrá lugar en 2162.

3) Compañeras históricas: El registro más antiguo que se tiene de la actividad de las Perseidas es del año 36 d. C. en los anales históricos chinos, donde se cita un pico de meteoros en esas fechas. Pero no sería hasta 1835 cuando el astrónomo belga Adolphe Quetelet estableció su periodicidad, con un radiante (aparente lugar de origen en el firmamnento visto desde La Tierra) en la constelación de Perseo, lo que les dió su nombre.

4) El calor del final: Cuando una Perseida entra en la atmósfera, comprime el aire se encuentra frente de ella, haciendo que este se caliente rápidamente. El meteoro, a su vez, se puede calentar a más de 1.650 Celsius, provocando su vaporización casi instantanea, a menos que tenga un tamaño apreciable, dejando un rastro de moléculas de la atmósfera superior ionizadas que puede permanecer varios minutos antes de dispersarse.

5) Ríos interplanetarios: Aunque se habla de una "corriente de partículas" cuando nos referimos al rastro dejando por el Swift-Tuttle que desatan la aparición de las Perseidas cuando La Tierra cruza por ella, en realidad es la suma de muchas pequeñas corrientes individuales, cada una de ellas depositadas por cada uno de los pasos del cometa, una vez cada 130 años, pero como siguen más o menos el mismo camino que el "objeto madre" y todas ellas se difuminan con el tiempo finalmente convergen dando forma a una sola. Por otra parte, a pesar de lo que podamos imaginar al hablar de "río", resulta extremadamente tenue, ya que incluso en las partes más densas una distancia de entre 60 y 100 Kilómetros separa cada partícula.

6) Visitantes del alba: Como La Tierra gira sobre si misma, el lado que mira "hacia adelante" en el movimiento alrededor del Sol tiende a recoger más basura espacial. Esta parte del cielo está directamente sobre nuestras cabeza durante la madrugada. Por esta razón, las Perseidas y otras lluvias de meteoros (y también las estrellas fugaces azar en general) por lo general se ven mejor en las horas previas al amanecer. 

Las "lluvias de estrellas", una conexión entre nuestro mundo y los cometas. 

Perseid Meteor Shower Facts

martes, agosto 12, 2014

Tormentas de Verano

Cassini revela la formación de nubes sobre los mares de Titán.

Poco después de la llegada al sistema de Saturno sus instrumentos ya detectaron con frecuencia actividad nubosa cerca del polo sur de esta luna, que en ese momento estaba viviendo el final de su largo Verano. A medida que se producía el cambio de estación y la Primavera llegaba al hemisferio norte estas hicieron acto de presencia, anunciando lo que los modelos climáticos existentes señalaban con existencia, y es que con la llegada del Verano, y con ello de las temperaturas más cálidas (para lo que es la medida de este gélido mundo), asistiríamos a un gran aumento de la actividad tormentosa sobre los mares y lagos que se extienden por las latitudes altas septentrionales. Quizás incluso mayor.

No ocurrió así. A finales de 2010 se desató una gran tormenta que se extendió por las latitudes bajas, pero desde entonces existe una desconcertante falta de actividad en este aspecto, como si, desafiando todo lo que creemos saber y lo que la lógica nos podría indicar, el timpo en Titán se hubiera detenido casi por completo, algo que sigue sorprendiendo a los investigadores. Pero quizás este inesperado periodo de calma está terminando y las tormentas de Verano están dando señales de vida.

Y es que Cassini detectó, durante un sobrevuelo cercano ocurrido a finales de Julio, la formación, evolución y posterior desaparición, a lo largo de más de 2 días, de grandes nubes sobre Ligeia Mare, la segunda masa líquida de Titán (420 x 350 Kilómetros, y más de 3.000 Kilómetros de costa), y revelando con su movimients velocidades del viento de alrededor de 3 a 4,5 metros por segundo."Estamos ansiosos por saber si la aparición de las nubes señala el comienzo de los patrones climáticos de Verano, o si se trata de un hecho aislado" explica Elizabeth Turtle, del equipo de imágenes. "Además,¿están estas nubes relacionadas con los mares?,¿Acaso Cassini simplemente las captó sobre ellos, o se forman preferentemente allí?".

A lo largo de los 3 años que aún le quedan por delante antes del final de su misión, Cassini visitará aún en bastantes ocasiones Titán, y entre sus principales objetivos será desvelar si finalmente esta luna gélida es aún más parecida en algunos aspectos de lo que ya sabíamos, y si, como también ocurre en nuestro planeta en según que latitudes, el ruido de las tormentas rompen el silencio de sus lárgos y fríos Veranos, mientras la lluvia se precipita suavemente sobre las olas.

Las nubes observadas sobre Ligeia Mare durante el sobrevuelo de este pasado Julio.

Ligeia Mare, el 2º mayor mar de Titán, una superficie 126.000 km² donde desemboca muchos canales, quizás ríos, incluido el mayor conocido, y quizás ahora escenario de las primeras tormentas de Verano.

Formaciones nubosas, posiblemente tormentosas, observadas en el Polo Sur de Titán durante su Verano, mientras que a la izquierda se puede observar uno de los pocos lagos detectados en esta región. Se esperaba que algo parecido, o incluso con mayor intensidad dada presencia de los grandes mares, ocurriera en el Norte, pero hasta ahora se mantuvo en calma. El tiempo dirá si finalmente las cosas están empezando a cambiar.

Tormentas de Verano en Titán y en La Tierra. Dos mundos tan diferentes como parecidos.

¿Tormentas de Verano acompañarán a los primeros exploradores de Titán? 

Cassini Tracks Clouds Developing Over a Titan Sea

lunes, agosto 11, 2014

Llegada y despedida

ISSE-3 sobrevuela La Luna, dando inicio a su nueva aventura interplanetaria.

Activar todos los instrumentos, recabar la mayor cantidad de datos científicos posibles y seguir en contacto tanto tiempo como sea posible hasta que la distancia sea de nuevo tal que su tenue señal no pueda ser seguida con los medios disponibles. Ese es el conocido como "plan B" de los integrantes del equipo de "hackers" espaciales @ISEE3Reboot, una vez que el plan original, enviarla de nuevo al punto de Lagrange L1 de donde había partido hacia más de 30 años, se descartó al fallar el sistema de impulsión, más concretamente la pérdida, por razones desconocidas, del Nitrógeno que daba la presión necesaria para que la Hidracina, el combustible propiamente dicho, pudiera pasar del depósito a la cámara de combustión.

El encuentro con La Luna de este pasado 10 de Agosto era el punto clave para esta operación, en que la sonda habría tenido que pasar a solo 50 Kilómetros por encima de la superficie, para ser así impulsada por su campo gravitatorio hacia L1. Eso no fue posible y la sonda lo hizo a unos 15.631 Kilómetros de nuestro satélite a 19:16 UTC, siguiendo así su órbita alrededor del Sol, muy parecida a la de La Tierra, de la cual se irá alejando lentamente tal como la alcanzó en su momento. El sueño de un regreso permanente termina, pero no el de ser nuevamente, aunque solo sea por un tiempo limitado, una sonda en activo.

La ISEE-3 está equipada con 13 instrumentos científicos, y el objetivo ahora es que todos ellos despierten y regresen a la actividad. El Magnetómetro ya se encuentra en pleno funcionamiento, mientras que otros están respondiendo a la llamada desde La Tierra reiniciando su actividad, como parece ser el caso del Plasma Waves Spectrum Analyzer. Igualmente los datos recogidos durante su sobrevuelo serán de utilidad en combinación con los enviados por las modernas sondas ARTEMIS P1 y P2, actualmente en órbita lunar. Nada mal para un objeto que se aproximó a nosotros como un cuerpo "muerto" y que ahora se aleja habiendo regresado a su estado inicial como una activa y productiva sonda interplanetaria.

La pregunta ahora es por cuanto tiempo. Hasta ahora este proyecto había recibido el respaldo de la Red de Espacio Profundo de la NASA (DSN) y el radiotelescopio de Arecibo, todo un privilegio, aunque solo fuera sacando partido del poco tiempo libre que les iban dejando para la ISEE-3. Pero eso no era barato y, aún más importante, ambas tienen una muy apretada agenda, la primera ofreciendo cobertura no solo a las sondas propias, sino también a las de otras agencias, como la ESA y la ISRO, y la otra con una larga serie de peticiones de equipos científicos de todo el mundo para observaciones del espacio profundo. Por ello, desde este pasado 31 de Julio, es la antena de 21 metros de diámetro de la Universidad Estatal de Morehead (Kentucky, EEUU), involucrada en el proyecto desde su mismo origen, la que se ocupa de las comunicaciones.

Con ella posiblemente se podrá mantenerse el contacto y la recepción de datos varios meses, quizás 1 año según los más optimismas. Más allá de esto dependerá de lo que Arecibo y la DSN puedan ofrecer, marcando el final definitivo de un proyecto que, aunque no consiguió su meta final de hacerla regresar de forma definitiva a La Tierra, no puede menos que ser considerado un éxito casi completo. Restablecer el contacto, activar sus instrumentos y tomar el control sobre su sistema de impulsión (aunque finalmente por la falta de Nitrógeno no fuera suficiente para alterar su trayectoria hasta el punto previsto) es un logro extraodinario, y cada uno de los datos científicos que la ISEE-3 nos envíe los próximos meses un testimonio de ello.

La experiencia de manejar una sonda interplanetaria.

Siempre con humor. Los asistentes al sobrevuelo de la ISEE-3 en el centro de control de la misión, conocido como McMoons por estar situado en un antiguo McDonals, despidiéndose de ella, siendo la segunda la más correcta con respecto a la posición de la sonda con respecto a ellos en ese momento. 

 

Vintage NASA Spacecraft Buzzes the Moon Today After 36 Years in Space

Waving Goodbye To ISEE-3

domingo, agosto 10, 2014

Post Vintage (106): cuando dos viajeros se dieron la mano

El día en que Cassini se encontró con Júpiter y la sonda Galileo.

Era un simple punto de paso en su largo camino hacia el que era su meta final, Saturno, un lugar donde adquirir la velocidad y trayectoria definitiva para dar un último salto adelante. Sin embargo, y a pesar de que incluso en el momento de máxima aproximación (10:05 A.M. UTC, 30 de Diciembre de 2000) la distancia no quedó por debajo de los 9,7 Millones de Kilómetros, el encuentro de Cassini con Júpiter fue también extremadamente productiva científicamente hablando. Entre otras cosas porque en las cercanías del gigante gaseoso alguien la estaba esperando: La sonda Galileo.

Aunque actualmente es algo habitual en el caso de los planetas interiores, especialmente Marte, que dos sondas exploradoras coincidan en el tiempo, que ocurra en uno de los grandes mundos exteriores no lo es tanto. Hasta el punto que el encuentro Cassini-Galileo fue el primero y único de la historia. Fueron dos caminos bien distintos que se cruzaron fugazmente junto al mayor de los planetas.

Los técnicos y científicos de la NASA no desperdiciaron esta circunstancia excepcional y ambos vehículos trabajaron de forma cordinada, ofreciendo mediciones simultanias de las mismas regiones del planeta desde puntos de vista diferente, permitiendo avanzar notablemente en su conocimiento, especialmente en como el gigantesco campo magnético joviano interacciona con el viento solar, ademas de ofrecer, gracias a este trabajo en equipo, una imágen más clara de los fronteras de la burbuja magnética y como esta se deforma ante la presión del Sol.


Cassini también hizo su propia aportación individual al conocimiento, manteniendo una observación constante del planeta, que empezó 6 meses antes, y con sus 26.000 imágenes ofrecio la visión global más completa de la que se tiene hasta día de hoy, permitiendo observar y deducir la altura y composición de las grandes formaciones tormentosas que recorren el rostro joviano. Y es que si bien la calidad de las fotografías, debido a la distancia, no era superior a las ofrecidas por las Voyagers 1 y 2 en 1979, la capacidad superior de las cámaras de la Cassini a la hora de captar un mayor espectro de colores les permitió ofrecer mayor información sobre lo que se estaba viendo.

Finalmente, pero no menos importante, el encuentro con Júpiter permitió evaluar el funcionamiento y diseñar operaciones de observación que posteriormente fueron de gran utilidad cuando llegó a Saturno, tal como explicaba
Bob Mitchell, director del programa Cassini del JPL, en 2010: "El paso por Júpiter nos benefició de dos maneras, por un lado todos los datos de ciencia únicos que se recopilaron y el otro el conocimiento acerca de cómo operar eficazmente esta compleja máquina. Hoy, 10 años más tarde, nuestras operaciones están todavía muy influenciados por esa experiencia y nos siguen siendo de gran utilidad".

Tras ese encuentro ambas sondas siguieron su camino. La sonda Galileo sería finalmente destruida 3 años después al incinerarse en la atmósfera joviana por decisión de la NASA, pues una vez terminada su vida util y ya sin control existía el risgo de que en el futuro colisionara con alguna de las grandes lunas del planeta. Puesto que, especialmente en el caso de Europa, se considera seriamente la posibilidad de que albergen ambientes subterraneos propicios para la vida, se decidió evitar cualquier riesgo de contaminación con esta medida.

Cassini, por su parte, y con el empuje recibido, seguiría su camino hasta Saturno, alcanzandolo y poniendose en órbita en 2006, donde aún permanece ofreciendo continuamente imágenes espectaculares y acumulando descubrimiento tras descubrimiento. Una historia llena de éxitos que escribio sus primeras páginas en otro mundo.

Realizada a partir de imágenes tomadas por la Cassini desde unos 10 Millones de Kilómetros, esta mosaico, que capta el planeta con sus colores reales, está considerada la mejor panorámica de Júpiter de la que se dispone hasta la fecha.

La volcánica Io parece flotar por encima de los sistemas nubosos Jovianos, en una de las imágenes más hermosas tomadas por Cassini. Todo un avance de lo que estaba por llegar cuatro años después. 

Cassini Celebrates 10 Years Since Jupiter Encounter

sábado, agosto 09, 2014

Tiempo de maniobras

Las veteranas Cassini y Mars Odyssey siguen afrontando, años después de la llegada a sus respectivos objetivos, maniobras críticas.

Llegar es relativamente sencillo, lo difícil es mantenerse. Y cuando tienes que realizar auténticos juegos de equilibrio para iniciar nuevas etapas de tu misión o afrontar un riesgo imprevisto improvisando medidas para intentar poner a salvo tu vehículo a distancia, calculando exactamente donde y cuando estará en cada momento ahora y en el futuro, eso se multiplica exponencialmente. Y es que entrar en órbita alrededor de otro mundo suele ser, para los encargados de navegación, el final de una etapa pero el inicio de otro aún más intensa y llena de retos a superar. Una que no termina hasta el mismo final de la sonda

Mars Odyssey lleva 2001 en órbita marciana, la más veterana de todas las sondas hoy día en activo en el planeta rojo. Aún científicamente productiva y con un especial valor como relé de comunicaciones con los exploradores de superficie, largo es su historial de modificaciones a los que a tenido que hacer frente desde entonces, todos ellos para permitir a sus equipos científicos afrontar nuevos retos. Pero el pasado 5 de Agosto la sonda activó, durante 5 segundos y medio, sus cuatro impulsores de navegación, un encendido leve pero cuidadosamente calculado para que el próximo 19 de Octubre se encuentre, durante los minutos de máximo peligro, al otro lado del planeta rojo cuando llegue el cometa Siding Spring, haciendo que este primero como su escudo protector.

Sus reservas de combustible son muy limitadas, pero esta maniobra utilizó menos del 1% del total aún disponible, lo que junto a la experiencia adquirida por sus controladores, que hacen ahora un uso más eficiente que durante los primeros años de misión, hacen pensar que Mars Odyssey aún seguirá con nosotros durante algunos años más.

Por su parte Cassini, en el espacio desde 1997 y en órbita alrededor de Saturno desde finales de 2004, afronta sus 3 últimos años de vida dispuesta a dejar para la posteridad un rastro inolvidable de imágenes aún más espectaculares. Y para conseguirlo este 9 de Agosto afrontará el mayor ajuste de trayectoria en los últimos 5 años, y la última de esta magnitud antes de su final, en 2017. Un encendido de su impulsor principal de alrededor de 1 minuto que cambiará su velocidad en unos 12.5 Metros/Segundo, iniciando lo que se conoce como un proceso de "cranking down", en el que órbita se irá aproximando cada vez mas al plano de los anillos y las lunas, del que se alejó, siguendo el camino inverso que inició tiempo atrás, después de sobrevolar Titán en diversas ocasiones, con el óbjetivo de explorar las zonas polares de Saturno.

A diferencia de la Mars Odyssey y el resto de sondas en órbita alrededor de Marte, los encargados de navegación de Cassini tienen a Titán como un valioso recurso extra que permite, utilizando su campo gravitatorio, ajustar, acelerar o frenar según las circunstancias del momento sin necesidad de gastar combustible, ofreciendo impulsos que en ocasiones han igualdo y hasta superado el que representó el encendido de 96 minutos que permitió frenar la sonda para que Saturno la atrapara en 2004. Un ahorro vital clave para permitir una misión tan longeva al mismo tiempo que cambiante en su órbita.

Mars Odyssey y Cassini representan, junto a la Mars Express, el máximo exponente, dejando de lado las extraodinarias Voyager, que siguen un viaje sin retorno hacia las estrellas, de esas viejas veteranas interplanetarias que, después de tantos años en servicio, siguen en plena actividad gracias a sus equipos de navegantes, que día a día trabajan para ajustar sus trayectorias, planear nuevas maniobras y crear un camino viable para todos ellos.

Veteranas pero siempre demostrando que siguen siendo capaces de afrontar las maniobras necesarias para afrontar nuevos objetivos o amenazas para su integridad.

Cassini Prepares For Its Biggest Remaining Burn

Orbiter Completes Maneuver to Prepare for Comet Flyby

viernes, agosto 08, 2014

El baile de los mundos inexplorados

New Horizons nos ofrece una maravillosa visión del movimiento de Plutón y Caronte.

La Luna es el satélite natural de La Tierra, a la que acompaña en su viaje solar, girando a su alrededor en una órbita que completa cada 28 días terrestres aproximadamente. Eso es lo que nos han enseñado y la idea general que tenemos de ella, lo que no es del todo cierto. En realidad ambos mundos giran uno alrededor del otro, alrededor de un centro de masas común que se conoce como el Baricentro del sistema, aunque al ser nuestro planeta 81 veces más masivo, este se encuentra en el interior de este último, a 1.700 Kilómetros de su núcleo. Como resultado su "baile" es muy limitado, dificilmente perceptible, y por eso mismo, a efectos prácticos, podemos decir no es tampoco equivocado decir que estamos ante un planeta y su satélite.

Plutón y Caronte es un caso extremo de esta situación, ya que este último tiene 1/12 parte de la masa del primero, lo que se traduce en que el baricentro del sistema está en el exterior. Literalmente ambos mundos giran una alrededor de otro alrededor de un punto en el espacio, en un ejemplo espectacular del concepto del planeta doble, que algunos astrónomos quieren aplicar también a la pareja Tierra-Luna, y aunque Plutón se mueve mucho menos que su "pareja de baile", ya que al fin y al cabo es mucho más masivo, su desplazamiento sería claramente visible para cualquier sonda que se estuviera aproximando hacia el. Y eso es precisamente lo que estamos viviendo ahora.

New Horizons se encuentra afrontando sus últimos meses de viaje antes de su encuentro, aún muy lejos para poder obtener algún tipo de detalle de la superficie (hasta Marzo-Abril de 2015 no superará la resolución máxima conseguido por el Hubble) pero lo suficientemente cerca para que sus sistemas óptico lo tenga ya a la vista, ayudando así a la navegación de la sonda al permitir unos cálculos más precisos sobre la posición de su objetivo, aún con un cierto margen de incertidumbre. Una campaña de observación que nos ofrece ya un primer regalo: La posibilidad de ver directamente como Plutón y Caronte giran uno alrededor del otro.

En las fotografías tomadas por la cámara LORRI (Long Range Reconnaissance Imager) llevando al límite su capacidad, y en un rango de distancia que se movió entre los 429 y los 422 millones de Kilómetros, Plutón (2.300 Kilómetros de diámetro) ocupa solo algo más que un pixel (equivalente a 2.090 Kilómetros en ese momento), aunque por un efecto de dispersión ocupa más que eso, al igual que Caronte, dando la sensación de que están más cerca de lo que están en realidad (unos 18.000 Kilómetros). A pesar de ello, o quizás precisamente gracias a ello, el movimiento de ambos es claramente visible. 

Es solo un primer adelanto de lo que nos espera por delante, en un encuentro fugaz en el tiempo pero enorme en su potencial científico, por no hablar de lo que significa explorar por primera vez un mundo hasta ahora casi totalmente desconocido, esa maravillosa sensación de explorar nuevos horizontes (nunca el nombre de una sonda fue tan acertado) que desde el viaje de la Voyager 2 a Neptuno en ese ya lejano 1989 no habíamos vuelto a tener. La cuenta atrás para ese momento mágico sigue adelante. Ese 15 de Julio de 2015 todos seremos, durante unas horas, nuevamente esos ñiños que un día soñamos con viajar a las estrellas y alcanzar mundos nunca antes soñados.

Una ampliación de la imagen de LORRI, con Plutón y Caronte girando uno alrededor del otro.

Una representación del sistema de Plutón. La cruz azul indica el centro de masas de ambos, situado fuera de este último.

La Tierra y La Luna, Plutón y Caronte, las grandes parejas de baile del Sistema Solar. La diferencia de masa entre las primeras hace que su centro se encuentre en el interior de la primera, pero no es suficiente en el caso de la segunda, lo que los convierte en un ejemplo de planeta doble excelente. Un motivo más para visitarlo.

Twinkling worlds in motion: New Horizons' first optical navigation images of Pluto and Charon