Parte meteorológico de Mars Insight

Ultimas imágenes de Curiosity

Ataredecer, con lo que podría ser la sombra de Fobos cruzando la escena. Sol 2358

jueves, febrero 28, 2019

Lejos, siempre más lejos

FarFarOut, el nuevo mundo del Sistema Solar más lejano conocido.

El Diciembre pasado un lejano y tenue cuerpo celeste adquirió el titulo del habitante de nuestro sistema planetario. Tiene el nombre oficial de 2018 VG18, aunque también se le conoce como Farout, y se encuentra actualmente a unas 120 Unidades Astronómicas del Sol, y aunque esa posición privilegiada era algo temporal, ya que otros, como Sedna, aunque hoy día estén más cerca en un futuro lejano, siguiendo sus inmensas órbitas, llegarán mucho más lejos, lo cierto es que esa fama le duró apenas unos meses.

Fue el equipo liderado por Scott Sheppard, del Carnegie Institution for Science, quién precisamente fueron los descubridores de Farout, los encargados de sacarlo de ese trono simbólico.Su lugar lo ocupa a partir de ahora FarFarOut, nombre cuyo parecido con el destronado Farout no es casualidad. No deja de ser un guiño divertido por parte de Sheppard y compañía. De muy lejano a muy, muy lejano. También hay espacio para el humor en el serio mundo de la astronomía.

¿Y que sabemos del nuevo rey del infinito? Muy poco, porque como explican sus descubridores, está practicamente al limite de la capacidad de observación de su equipo. Solo podemos deducir su distancia actual, que es de unas 140 Unidades Astronómicas, y poco más. No deja de ser un nuevo hallazgo casual fruto de los esfuerzos que no pocos equipos para encontrar en supuesto gran planeta que se esconde en las profundidades del Cinturón de Kuiper, y que cuenta tanto con apasionados defensores como duros críticos. De momento no han encontrado nada, pero en el proceso han ampliado como nunca las fronteras del Sistema Solar conocido. Y eso no es poco.

FarFarOut, a la falta de una denominación oficial, es el nuevo guardián de la frontera. Hasta que aparezca el siguiente, algo que no parece complicado teniendo en cuenta que más allá de Plutón parece existir un mar de pequeños mundos escondidos. Y quizás de alguno no tan pequeño, aunque esa es otra historia.

La antigua frontera del Sistema Solar, de la mano de Farout. Ahora se amplia 20 Unidades Astronómicas más lejos.

El planeta 9, un cuerpo hipotético pero que está causando el descubrimiento de nuevos mundos muy reales. 

Newfound 'FarFarOut' Is Most Distant Solar System Body Ever Seen

miércoles, febrero 27, 2019

El retorno de un mal recuerdo

El último resto superviviente de la sonda soviética Cosmos 482 podría caer a la Tierra en unos meses.

La historia de la carrera espacial se escribe a partir de los grandes éxitos. Es algo comprensible. Pero detrás de las luces del triunfo siempre se esconden las sombras del fracaso, muy numerosas, aunque los logros a los que estamos asistiendo hoy día haga pensar lo contrario. Y es que durante los tiempos de la Guerra Fría, el impulso de superar al adversario dio alas a lo que podíamos llamar la primera ola de exploradores interplanetarios, pero ese mismo impulso llevo a la tecnología de la época al límite. Y en no pocas ocasiones era más de lo que esta podía soportar.

Ese fue el destino de la sonda soviética Cosmos 482, que debería haber sido la hermana de la Venera 8, que en su momento se convertiría en la segunda en lograr un aterrizaje exitoso en Venus. No tendría esta tanta suerte, ya que una vez instalada en órbita terrestre falló en su intento de entrar en una trayectoria de transferencia hacia el planeta vecino, quizás por un fallo crítico de su impulsor principal, y quedó atrapada definitivamente alrededor de la Tierra. Se terminaría fragmentado y partes de la sonda se incinerarían en la atmósfera, cayendo cerca la localidad de Ashburton, Nueva Zelanda. Otro fragmento lo habría en 1981, mientras que uno restante sigue actualmente en órbita terrestre, (203 x 2406 kilómetros) aunque el lento descenso que está sufriendo parece indicar que su final podría estar cerca.

La pregunta es exactamente cuanto de la Cosmos 482 sigue ahí, algo que no está claro, a pesar de los esfuerzos de los astroaficionados, que llevan tiempo siguiendo su viaje, por desvelarlo. Sea lo que sea una cosa parece clara, y es que su tiempo se acaba y podría precipitarse hacia la atmósfera en cuestión de meses.¿Sobrevivirá algo de ella a la rentrada? Eso depende de su naturaleza. Si se trata, por ejemplo, de parte de la gran antena de comunicaciones, se reducirá a polvo, pero si se tratara, como indican algunas fuentes, del módulo de descenso, el que debía haber aterrizado en Venus, y por tanto cuenta con una más que notable protección térmica, podría sobrevivir y alcanzar tierra (o océano), lo que, con sus casi 500 Kilogramos, lo convertiría en un objeto peligroso según donde caiga. Será necesario seguirlo atentamente.

Cuando eso ocurra se pondrá punto final a la historia de uno de esos fracasos que llenaron la historia de esas primeras décadas de exploración espacial. Es un recuerdo de ese "otro lado" de la historia que ahora regresa a nosotros.

Observaciones de los restos de la Cosmos 482 realizadas en 2011 y 2014 respectivamente, realizadas por al astroaficionado Ralf Vandebergh, que lleva los últimos 8 años siguiéndolos cada vez que sobrevuela la Tierra.

Imágenes de la Venera 8 en los preparativos previos. La Cosmos 482 era la gemela de esta, destinada a ser conocida como Venera 9 de haber logrado emprender su viaje a Venus, por lo que es una referencia visual para intentar adivinar que es lo que queda en órbita. 

El módulo de descenso de las Venera.

Uno de los restos de la Cosmos 482 que cayó cerca de Ashburton, y que se expone en su museo del aire. 

Failed 1970s Venus Probe Could Crash to Earth This Year

martes, febrero 26, 2019

Tocando un asteroide

Hayabusa 2 realiza con éxito la primera toma de muestras.

Era el gran momento, el primero de los 3 puntos culminantes de la misión, donde la suerte de la sonda se pondría en juego. De forma autónoma debía aproximarse a la superficie, utilizando una de las esferas marcadoras lanzadas a la superficie en una aproximación anterior como referencia, acercarse lo suficiente como para disparar un pequeño proyectil para remover el suelo, y entonces tocarlo lo suficiente como para adquirir muestras del valioso material, pero al mismo tiempo un tiempo lo suficientemente corto como para evitar que se terminara posándose por completo, volcando y con ello poniendo fin de forma dramática a esta aventura. Todo un ejercicio de precisión del que la gente de la JAXA no pudo más que sentarse y esperar resultados.

Una tensa espera que finalizó con el anuncio de que la operación se había completado con éxito, no exactamente como estaba previsto, pero exitosa al fin y al cabo. Los datos recibidos indican que el contacto de Hayabusa 2 (o la "trompa" con la que recoge el material para ser más exactos) con la superficie tuvo lugar a las 22:30 UTC del 21 de febrero, y que este duró menos de un segundo, antes de que los impulsores de la sonda la elevaran de nuevo, evitando así que cayera por completo en la superficie, mientras que los datos de temperatura del cubículo donde se alojaba un pequeño proyectil de tántalo confirmaron que este se había disparado justo antes. La primera toma de muestras es ya una realidad.

Poco después llegaban la primera imagen de lo ocurrido, a cargo de la cámara de navegación, y que fue tomada apenas 60 segundos después del "touchdown", y en que se veía la sombra de Hayabusa 2 proyectándose claramente sobre el lugar, y una terreno con un tono diferente al resto, posiblemente por efecto de los impulsores de la sonda en el momento de remontar el vuelo, o quizás por efecto del proyectil. No está claro de momento.

Lo único claro, de momento, es que la primer intento de extraer muestras del asteroide Ryugu parece haber sido un completo éxito, y que por delante podrían quedar dos intentos más, aunque la decisión última sobre el primer de estos, que es identico al ahora realizado, aún debe ser tomada. Al fin y al cabo si todo fue bien y el preciado tesoro se encuentra ya en su depósito de muestras, habrá que evaluar con precaución todas las opciones posibles.

Podemos decir, ya de forma clara, que la Hayabusa 2 es un éxito, a la espera, claro está, que complete su misión y regrese a la Tierra, algo que debería ocurrir a finales de 2020. Cuando eso ocurra la problemática historia de la primera Hayabusa, tan llena de épica como de la sensación de lo que pudo ser o no fue, finalmente habrá sido superada. La JAXA podrá mirar al futuro con nuevos ojos.

En un circulo violeta, la zona de contacto. Señalado con una flecha roja, el marcador que la Hayabusa 2 lanzó en una aproximación anterior y que su sistema de navegación utilizó para orientarse durante el descenso.

Así fue la compleja operación de toma de muestras.

La trompa (o manguera) con la que realizó estas toma de muestras, vista durante una de las operaciones previas de práctica para preparar el momento.

El proyectil disparado momentos antes del contacto para remover el material.

Un gran equipo para una gran misión.

Shadow Selfie! Japanese Asteroid Probe Snaps Amazing Post-Landing Pic 

Image from just after touchdown

La odisea de Hayabusa 2 para recoger muestras del asteroide Ryugu

domingo, febrero 24, 2019

Post Vintage (301): Un viaje a la oscuridad

El eclipse de Luna del pasado 8 de Octubre, desde la órbita de Mercurio.

La sonda MESSENGER nos siguió ofreciendo regalos hasta el momento mismo de su final. Y uno de ellos, directamente relacionads con nosotros mismos, llegó 5 meses antes de que se estrellara en la superficie de Mercurio. Y no lo hizo mirando hacia su futuro hogar eterno, sino hacia el hogar que la vio nacer.

El 8 de Octubre de 2014 sus ojos se dirigieron hacia el exterior, hacia La Tierra. Y no fue un momento escogido al azar, ya que ese día La Luna se sumergía en la sombra terrestre, protagonizando lo que desde nuestro cielos vimos como un eclipse lunar. Mientras miles de aficionados inmortalizaban en fotografías como nuestro satélite se oscurecía y adquiría el color rojizo típico de este fenómeno, desde 107 millones de Kilómetros, MESSENGER hacia la propio, en una serie de imágenes tomadas entre las 9:18 y 10:18 UTC que permitió verla desaparecer, como si mágicamente se hubiera desvanecido en la nada.

Bajo el punto de vista de sistema óptico de esta sonda nuestro planeta mide cinco píxeles y La Luna uno, y en ese momento estaban separadas por una distancia de 40 píxeles. Además esta última es mucho más oscura que la primera. Por tanto fue necesario ampliar la escena un factor de dos y el brillo lunar 25 veces para que su desaparición se pudiera apreciar más claramente. El resultado final no puede ser más espectacular, pero aún más importante, nos ofrece una perspectiva de nuestra posición en el Universo, de como formamos parte de algo mucho mayor que nosotros mismos. Posiblemente la más importante y transcendental aportación de la exploración espacial.

La posición de MESSENGER en el momento en que se tomaron estas fotografías. La Tierra se observa aquí como un pequeño punto azulado casi en el límite derecho de la imagen.

Al mismo tiempo que MESSENGER miraba hacia La Tierra, inumerables aficionado captaban en todo su esplendor el eclipse lunar. El mismo fenómeno visto desde 107 millones de Kilómetros de diferencia.


Esta sonda llevó nuestro conocimiento sobre el planeta más cercano al Sol a otro nivel, después de los interesantes pero fugaces encuentros de la Mariner 10. 

From Mercury orbit, MESSENGER watches a lunar eclipse

sábado, febrero 23, 2019

Una leyenda en imágenes

Llegan mejores imágenes de Ultima Thule.

"¡Diana!". Así anunciaba Alan Stern que se habían recibido uno de los tesoros científicos más esperados por el equipo de la New Horizons, y también uno de los más complicados de obtener debido al pequeño tamaño del objetivo y la velocidad con la que se realizó el sobrevuelo. Pero ya están aquí. La mejor visión que jamás tendremos de este doble cuerpo celeste, habitante del oscuro océano que se extiende más allá de Plutón, se encuentra ya ante nuestros ojos.

Estas nuevas imágenes de Ultima Thule, el punto máximo de calidad posible, fueron tomadas por LORRI solo 6 minutos antes del punto de máxima aproximación, lo que permitió, combinando diversas tomas, generar esta panorámica con una resolución de 33 metros por pixel

"Fueron tomas arriesgadas, porque había una posibilidad real de que solo obtuviéramos parte o incluso nada de Ultima en el estrecho campo de visión de la cámara.¡Pero los equipos de ciencia, operaciones y navegación lo lograron! Algunos de los detalles que ahora vemos en la superficie de Ultima Thule son diferentes a cualquier objeto explorado antes". Entre ellos hay varias enigmáticas "manchas" más o menos circulares. Además, muchos de que antes de intuían como oscuros y pequeños hoyos en el terminador se aprecian mejor."Si estas características son cráteres de impacto, pozos de sublimación, pozos de colapso o algo completamente diferente, se está debatiendo por nuestro equipo científico", dijo John Spencer, científico adjunto del proyecto.

Son las mejores imágenes de Ultima, pero también las mejores jamas tomadas por New Horizons, tanto antes como, posiblemente y si no hay sorpresas, después. Es la historia visual de una leyenda.

Los científicos de New Horizons crearon esta película a partir de 14 imágenes diferentes tomadas por LORRI pocos minutos antes del encuentro. La imagen central se tomo el 1 de Enero de 2019 a las 5:26:54 UT, cuando estaba a 6.640 kilómetros de Ultima Thule, que llena casi por completo el campo de visión de LORRI y encaja casi perfectamente, una hazaña técnica asombrosa dada la incierta ubicación del objeto y la velocidad de la sonda.

Spot On!

viernes, febrero 22, 2019

Nuevos caminos hacia La Luna

Lanzada Beresheet, la primera misión privada a nuestro satélite.

¿Algún día la exploración de otros mundos dejará de ser coto privado de las grandes agencias espaciales? Veremos sondas, rovers y misiones aún más complejas abandonando la órbita terrestre y afrontando su propia aventura interplanetaria? El futuro tendrá que responder a tales cuestiones, pero el presente nos ofrece la primera pista sobre la posible respuesta. Muy pequeña y modesta en sus objetivos, aunque gigante en todo lo que representa. Y es que el primer explorador lunar de capital privado se encuentra ya en camino.

Conocido como Beresheet ("En el principio" en hebreo), y construido por la organización israelí SpaceIL, inició su viaje este pasado 21 de Febrero, a bordo de un Falcon 9 de Space X. No era la única carga, ni tan siquiera la principal, puesto ocupado por el satélite Indonesio Nusantara Satu, pero eso no quitó transcendencia al momento. El pequeño viajero pasará las 7 próximas semanas realizando órbitas alrededor de la Tierra cada vez más amplias, utilizando la gravedad de nuestro planeta para generar el impulso que necesita para llegar a su destino. De lograrlo Israel se convertirá en la cuarta nación en pisar La Luna, siguiendo los pasos de Estados Unidos, Rusia y China.

Su objetivo final será alunizar en Mare Serenitatis, el "Mar de la Tranquilidad". Tendrá una vida corta, de apenas dos días, en que estudiará los campos magnéticos selenitas y tomará fotos del terreno circundante, aunque seguirá siendo útil más allá de su final, ya que está equipado con un retroreflector, un espejo con el cual se podrán enviar señales láser desde la Tierra para realizar mediciones. Igualmente también contiene una "cápsula del tiempo" para futuros exploradores, y que contiene archivos digitales con información sobre la nave espacial y una variedad de objetos de recuerdo israelíes. Eso incluye una copia de la Biblia hebrea, canciones hebreas, obras de arte creadas por niños israelíes y una foto de Ilan Ramon, el primer y único astronauta de Israel, entre muchísimos más datos. En realidad contiene una auténtica biblioteca con documentos de todo el planeta, un pequeño tesoro para el futuro.

¿Una simple curiosidad histórica o una muestro de lo que nos depara el futuro? El tiempo dictará sentencia, pero de momento el primer ejemplo de una misión lunar a manos de una iniciativa privada ya es una realidad. Buena suerte en esta increíble aventura.

Así será el viaje de Beresheet hacia La Luna.

Las fechas clave de la primer misión privada a nuestro satélite.

Beresheet en detalle. 

SpaceX Rocket Launches 1st Private Moon Lander for Israel

jueves, febrero 21, 2019

Parte meteorológico marciano

InSight comienza a proporcionar datos sobre el clima que la rodea.

Es una misión cuya meta esta bajo la superficie, mirando directamente al corazón del planeta. Es por ello que no dispone de un gran sistema de cámaras, más allá de las necesarias para monitorizar su actividad, y que se eligió una llanura en principio tan carente de características interesantes. El tesoro que busca está bajo sus pies. Pero eso no significa que ignore por completo el mundo exterior, ya que enviar una sonda a Marte es siempre un proceso complejo y costoso, por lo que la lógica impulsa a sacarle el máximo partido posible.

Curiosity ya envía un parte climático continuo desde su llegada. Temperatura, presión, vientos dominantes...pero todo ello desde un solo punto del planeta. Es como si quisieramos crear un mapa del clima terrestre a partir de los datos de una sola instalación meteorológica en un lugar cualquiera. Sería una visión parcial y carente de contexto. Por ello InSight era la oportunidad de ampliarlo, de lograr información desde otro lugar al mismo tiempo que el gran rover, permitiendo compararlos y generar una panorámica algo más amplia. De ahí nació APSS (auxiliary Payload Subsystem), un conjunto de sensores desarrollados por la Universidad de UCLA y el Centro de Astrobiología de España (CAB) para estudiar las condiciones ambientales, permitiendo así enviar lo que podemos llamar un parte meteorológico marciano.

Ahora APSS ya está plenamente activo y los primeros partes del tiempo están llegando a La Tierra. Por ejemplo, el pasado Domingo día 17 de Febrero fue lo que se puede considerar un día típico marciano en esas latitudes en Invierno, con una máxima de -17 grados centígrados y una mínima de -95, y una velocidad máxima del viento de 16.9 metros por segundo en direcció suroeste. Desde entonces los datos se van actualizando, y se pueden seguir desde esta dirección."Te da la sensación de visitar un lugar extraño", explica Don Banfield de la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York, quien dirige la ciencia climática de InSight."Marte tiene fenómenos atmosféricos familiares pero al mismo tiempo muy diferentes a los de la Tierra".

Poco a poco la Mars Insight va desplegado todo su potencial. Y mientras sus instrumentos principales ya están sobre la superficie listos para adentrarse en el corazón del planeta, sus ojos también se elevan hacia el cielo.

Los TWINS, construidos por el Centro de Astrobiología de España, son los "ojos" que controlan el clima marciano, tanto temperaturas como viento. El sensor de presión atmosférica fue suminstrado por la Universidad de UCLA. 

¿Qué tiempo se espera en Marte para hoy?

miércoles, febrero 20, 2019

Estación geológica marciana

Instalado en la superficie el segundo instrumento de InSight.

Realizar un estudio geológico/sísmico en la Tierra es relativamente sencillo, tanto como desplazarse a la zona que uno quiere estudiar y proceder a la instalación del equipo de medición necesarios. Cuando hablamos de otro planeta, claro está, la cosa se complica de forma exponencial, motivo por el cual la idea de transportar equipos equivalentes a Marte fue siempre un sueño complicado, lleno de desafíos. Pero también un suelo largamente anelado por la comunidad científica, ansiosa de explorar el corazón del planeta rojo, tanto por lo que nos puede enseñar sobre la evolución del propio planeta como por como permitirá, comparando los datos, tener una visión más clara de como fue el camino de nuestro hogar hasta ser lo que conocemos hoy día.

InSight fue la respuesta a tales deseos, un vehículo nacido de la experiencia y tecnología desarrollada para la Mars Phoenix, y que después de una larga espera, incluido un aplazamiento de dos años por problemas en el instrumento SEIS (que se encarga de medir la actividad sísmica), es una ya una realidad. El 12 de Febrero la que podríamos llamar base de estudio geológico de Marte adquirió su forma definitiva, con el despliegue de HP3 (Heat Flow and Physical Properties Package), que se encargará de medir el flujo de calor que llega del interior de Marte.

HP3 es sin lugar a dudas un instrumento complejo y ambicioso, ya que su sonda de medición perforará el terreno hasta 5 metros de profundidad. Su objetivo es doble, medir el flujo de calor que llega del corazón del planeta por un lado, y establecer cual es la conductividad térmica del terreno, lo que ayudará a definir lo primero. Por ello, en sus operaciones iniciales, la sonda perforará unos 50 centímetros cada vez, parándose durante dos días para disipar el calor generado por la misma fricción, para posteriormente calentarse hasta los 28 Cº y midiendo con sus sensores como dicho calor se transmite al material circundante. Y así seguirá hasta alcanzar los 5 metros.

El tiempo necesario para ello dependerá lo que se encuentre en su avance tierra adentro. Si se encontrara con una gran roca antes de llegar a la profundidad requerida, por ejemplo, eso retrasaría el avance y haría necesario uno o dos años para poder filtrar todo el "ruido" generado en los datos debido a esta indeseada presencia. Evidentemente la elección del lugar de aterrizaje fue precisamente buscando un lugar tan libre de la presencia de grandes rocas como fuera posible, por lo que es improbable que eso ocurra. Sin embargo, entrando en terreno desconocido, nunca podemos estar seguros del todo.

La estación geológica marciana es ya una realidad. El esfuerzo y paciencia invertidos en ello tiene ya su recompensa, y esto solo acaba de comenzar. Cuando aún resuenan los ecos del final de Opportunity, esta noticia da nuevos ánimos a todos los apasionados por la exploración de Marte.

El despliegue de HP3 a cargo de su brazo robótico.

 HP3 durante sus pruebas en tierra.

Esquema de este instrumento. Una serie de sensores a lo largo del perforador medirán la conductividad térmica del terreno, mientras que otras, en el correa que sujeta este último, medirán la temperatura existente bajo la superficie.

InSight con sus dos instrumentos principales desplegados. Hasta hoy era solo una visualización ideal, ahora ya es una realidad.

NASA's InSight Prepares to Take Mars' Temperature

domingo, febrero 17, 2019

Post Vintage (300): Las estrellas de New Horizons

La sonda logró observar dos ocultaciones estelares por parte de Plutón, ofreciendo nueva información sobre su atmósfera.

Su encuentro fue una vorágine de actividad, una secuencia de toma de datos e imágenes a un ritmo exponencial, intentando aprovechar la máximo cada instante de lo que fue un sobrevuelo de apenas unas horas, un instante comparado con los años pasando desde su partida desde la Tierra. Un intento exitoso, como demuestra la ingente cantidad de información recabada, alrededor de 50 Gigas.

Pero New Horizons hizo más que eso. También tenía programados diversos experimentos, que buscaban sacar partido a la trayectoria de la sonda con respecto al planeta para adentrarse aún más en su misterios. Alice, el espectrómetro ultravioleta, tenía dos objetivos marcados especialmente interesantes, todos ellos programados para unas pocas horas después del encuentro. En ese momento debía mirar hacia atrás y observar Plutón. Por un lado captando el momento en que este pequeño mundo ocultaba fugazmente el lejano Sol, aprovechando con ello el efecto de contraluz para extraer, a partir de la luz captada, nuevos datos atmosféricos. El segundo, menos conocido pero no por ello menos importante, implicaba ser capaz de captar la ocultación de dos estrellas en concreto, registrando como parpadeaban y se desvanecían a medida que se sumergían en la atmósfera desde el punto de vista de la sonda. Si se lograba, de la luz captada (en este caso del espectro ultravioleta) se podía extraer aún más información, que contrastar con la obtenida con la solar.

Estas dos ocultaciones ocurrieron 4 horas después del punto de máxima aproximación, momento en que Alice miró hacia el lugar y en el momento que los comandos enviados desde la Tierra le indicaban.¿Logró verlas y captar su luz? La respuesta quedó guardada en la memoria de la nave, esperando su turno para viajar a la Tierra. Hasta que recientemente esto ocurr, confirmado que, como en todos los demás aspectos de esta misión, también aquí New Horizons había triunfado.

Ambos ocultaciones estelares revelaron las huellas espectrales del nitrógeno, el metano y el acetileno, así como la presencia de capaz de niebla, permitiendo confirmar, de una segunda y tercera fuente, los datos extraídos de la ocultación solar realiza unos horas antes, así como desvelar que tanto la composición como la estructura atmosférica son similares en diversas zonas de Plutón. El poder tener este tipo mediciones repetidas en puntos diferentes del disco planetaria permite dar forma una idea más sólida de las condiciones ambientales globales, mientras que de lo contrario, aunque se pudiera suponer que, efectivamente, son constantes en todo el globo, nunca podríamos estar seguros por completo.

Las estrellas de Alice también confirmaron otro hallazgo solar previo, que la temperatura de la atmósfera superior es hasta un 25 por ciento más fría de lo estimado, y por lo tanto es más compacta que lo que los científicos predijeron antes de encuentro de New Horizons. Y, aunque de manera indirecta, refuerzan los datos previos de que la frecuencia de escape del nitrógeno atmosférico es aproximadamente 1.000 veces menor de lo esperado. Lejos de tener una atmósfera a la fuga, como si de un cometa se tratara, Plutón parece ser capaz de contenerla en gran medida. Nada mal por el "simple" hecho de ver dos tenues estrellas sumergiéndose en ella. Pero para lograrlo hubo un trabajo colosal de planificación. Solo por ello el equipo de New Horizons merece (una vez más) nuestro reconocimiento. Ellos y ellas son las verdaderas estrellas de esta misión histórica.

La ocultación de dos estrellas prefijadas permitió captar como su luz se desvanecía, captando en su espectro señales de la composición y estructura atmosférica de Plutón.

Alice, el espectrómetro ultravioleta de New Horizons responsable de estas observaciones.

Plutón y Alicia

First Stellar Occultations Shed Additional Light on Pluto's Atmospher

viernes, febrero 15, 2019

El porque de un milagro

Analizando la larga vida de Opportunity.

15 años sobreviviendo a un clima extremo no se logra por simple suerte ni por caprichos del destino. El milagro de Oppy es extraordinario, pero detrás de el hay factores que ayudan a entenderlo algo mejor, además de dar luz a la posible causa de su final. Y es que bien podría haber superado esta nueva prueba de no existir factores que jugaron finalmente en su contra. Pero vamos por partes.

El primer factor de su extraordinaria duración (algo que se puede aplicar también a su hermano Spirit, aunque no llegara tan lejos) y que cogió por sorpresa a su equipo era algo tan simple, y al mismo tiempo tan complejo, como el clima marciano. Cuando se hablaba de 90 días de misión estimada, y quizás hasta 1 o 2 años (terrestres) como límite se supervivencia, el principal factor que se tenía en cuenta era el polvo en suspensión, que lentamente se iría dipositando sobre los paneles solares hasta dejarlos sin capacidad de seguir produciendo energía. Por eso eran mayores de lo estrictamente necesario, hasta el punto de que inicialmente fueron un pequeño problema por exceso.

Sin embargo la complejidad climática marciana, con episodios de fuertes rachas de viento, y especialmente la existencia de los llamados Dust Devil, tornados que recorren la superficie del planeta, era algo que no se tuvo en cuenta. Y fueron claves, ya que una y otra vez se llevaron el polvo los paneles, haciendo que recuperaran su capacidad energética como si un invisible trapo hubiera realizado una exaustiva limpieza."Esto, en un ciclo estacional, se volvió bastante confiable y nos permitió sobrevivir no solo el primer invierno sino todos los inviernos que experimentamos en Marte y seguir avanzando y explorando", explica John Callas, director del proyecto.

El otro fue su batería interna, que Callas llama, recordando también a la de Spirit, "las mejores baterías del sistema solar". La de Opportunity resistió más de 5,000 ciclos de carga y descarga y aún le quedaba alrededor del 85 por ciento de su capacidad cuando llegó el final. En este aspecto estaba en suficiente buen estado para seguir adelante muchos años más. Evidentemente todos los elementos mecánicos y electrónicos, pese a alguna que otra pérdida, demostraron estar igual de bien construidos. aguantando lo que aguantaron, pero podemos centrarnos en su eléctrico corazón como pieza clave.

Finalmente el equipo humano detrás del proyecto merece también una gran parte del mérito. De ellos salieron muchas ideas, improvisaciones geniales y planificación extrema que le permitieron superar no pocas situaciones complicadas. En nuestro amor por Opportunity, en ocasiones nos olvidamos que era solo la extensión de la voluntad de su gente.

Y después de todo esto, la pregunta inevitable.¿Que mató a Opportunity? Su fatal destino quizás se gestó muchos años antes, en un lejano 2004. Justo en su llegada uno de los calentadores de su brazo robótico, que se encargaban de mantener las parte más sensibles del rover, quedó encallado en "On". En decir, no podía ser desconectado, incluso cuando no era necesario que siguiera funcionando. Y eso fue una permanente pérdida de energía que hizo necesaria la llamada estrategia del "sueño profundo", momento en que Opportunity desconectaba todos los calentadores durante la noche, para evitar que esta fuga terminara siendo fatal."El rover se enfriaba, pero se mantenía lo suficientemente caliente para que, en la mañana, cuando salía el Sol y hacíamos que todo volviera a funcionar, nunca llegara a temperaturas por debajo de lo soportable".

Sin embargo, cuando la tormenta global que azotó Marte como nunca había presenciado Opportunity desde su llegada se le hecho encima y sus niveles de energía disponible se desplomaron,  Callas cree que eso alteró probablemente al reloj interno del rover, impidiéndole de esta forma conocer cuando debía entrar en modo "sueño profundo". Y si no entró en este modo, significaría que permaneció despierto, con ese fatídico calentador permanentemente encendido y gastando la energía acumulada en la batería en momentos en que los paneles apenas podía funcionar. Un situación fatal que haría que en algún momento durante estos meses de silencio el rover "muriera" definitivamente. Quizás cuando la tormenta se desvaneció, los cielos se despejaron y las temperaturas bajaron en picado, algo en su interior se rindió.

Nada de esto último es un "pero" a su propio milagro. Porque lo fue, aunque tuviera una base muy sólida y real. Y eso forma parte ya de su leyenda.

El clima marciano fue una espada de doble filo. Permitió a Opportunity (y Spirit) vivir mucho más de lo esperado, aunque al final fue la causa de su perdición.

Mars 2020, el futuro nuevo rover de la NASA destinado a llenar el vacío dejando por Opportunity. 

How NASA's Opportunity Mars Rover Lived So Long

jueves, febrero 14, 2019

Gracias y hasta siempre, Opportunity

El viaje llega a su final.

No es sencillo escribir este post. Es uno de esos momentos largamente esperados, que se sabía que tarde o temprado tenía que ocurrir, pero que uno nunca quería que llegara jamás. Los días, semanas y meses transcurrieron con el eterno silencio, esperando siempre algo que en el fondo se sabía improbable, aunque es humano creer en lo imposible y más allá de lo que dicta la lógica. Toda una bendición en ocasiones, aunque en otras puede ser una auténtica maldición que nos impide aceptar facilmente. Y seguramente en este caso prima lo segundo.

Nuestro amigo nos ha dejado. Después de meses de intentar recuperar el contacto y de probar toda una serie de alternativas para lograr despertarlo, la realidad se acabó imponiendo y hoy, 14 de Febrero de 2019, la misión de Opportunity llegó oficialmente a su final. No sabemos exactamente que llevó a este desenlace, aunque seguramente su eléctrico corazón, su batería, simplemente ya no pudo aguantar más y se rindió. Quizás los abruptos cambios térmicos ocurrido por la gran tormenta que asoló el planeta hace meses, y que le golpearon de lleno, simplemente fue más de lo que ppudo soportar. Quizás sea otra cosa. No los sabemos realmente, y solo queda esperar que algún día en el futuro, si la Humanidad pone su pie en Marte, pueda ser recuperado como legendaria reliquia en que se habrá convierto, y al estudiarlo tengamos una respuesta.

Nada de esto importa ahora mismo. Lo único cierto es Opportunity duerme ya para siempre dentro de Perseverance Valley, el canal, posiblemente creado por el fluir del agua, que estaba explorando cuando el destino llamó a su puerta. Quizás no había mejor lugar para encontrar el descanso eterno, ya que represento todo aquello que había siempre buscando. Una formación definida que será conocida desde ahora como el lugar que acoge a una leyenda eterna. Hasta cierto punto uno se alegra de que allá ocurrido aquí. Opportunity no se merecía terminar sus días en medio de una llanura vacía.

Para el que aquí escribe hoy es un día muy triste. Que el primer post que se escribió en este ya veterano Blog estuviera dedicado a el y su hermano Spirt no es casualidad, ya que fue su éxito lo que me animó a empezar esta aventura. Y por éxito era que hubieran cumplido dos años terrestres en activo!! Quién me hubiera dicho que el post de despedida de Opportunity aún tardaría 13 años en llegar. Cuanto tiempo transcurrido, cuantas cosas vividas, para bien y para mal. En cierta forma su vida fue la mía. Y su muerta un momento de reflexión.

En su momento tocará hacer un recopilatorio de todo lo logrado en su larga existencia. Pero hoy no era día de hablar con la razón, sino con el corazón. Espero que no lo encontréis demasiado sentimental, y si es así no me lo tengáis en cuenta.

Gracias por estos 15 años. Gracias por hacernos soñar. Gracias por hacernos creer que lo imposible era posible. Gracias por existir. Gracias por todo. Duerme, Opportunity, duerme amigo mio. Te lo has ganado. Y que esto no sea un adiós, sino solo un hasta la vista.

El largo viaje de Opportunity.

Su lugar de descanso definitivo, Perseverance Valley, cuya exploración había comenzado cuando todo llegó a su final. Ahí permanecerá para siempre, esperando el día en que quizás exploradores humanos lo encuentren.

Uno de los últimos logros de Opportunity, hacerse un "selfie" utilizando la cámara de su brazo robótico. Y así lo debemos recordar. La imagen de una leyenda.

NASA's Opportunity Rover Mission on Mars Comes to End

miércoles, febrero 13, 2019

El futuro de dos gigantes

Estimando las trayectorias y velocidades de la futura colisión entre Andrómeda y la Vía Láctea.

El lanzamiento del observatorio Gaia significó ampliar, en el espacio y el tiempo, nuestro conocimiento de la galaxia que habitamos. Con su capacidad de crear mapas tridimensional del Universo cercano, así como estimar velocidades y trayectorias, los astrónomos esperan ir conociendo en profundidad la ciudad estelar que habitamos, permitiendo mirar hacia su pasado lejano o el futuro distante a partir de los datos reunidos de cada estrella. Es un logro espectacular, y lejos de limitarse a nuestra galaxia, también está permitiendo mirar al futuro de las que nos rodean, y que conforman una misma familia estelar, ligadas por su gravedad común.

Las galaxias no suelen vivir solas, sino que se agrupan en grandes familias. La nuestra, de modestas dimensiones, se le conoce, por razones evidente, Grupo Local, y la forman 3 galaxias principales (Andrómeda, Vía Láctea y Triángulo) y una nube de otras más pequeñas, enanas, que son en su mayoría satélites de algunos de las 3 primeras. Y lejos de ser una entidad congelada en el tiempo, es una familia dinámica, en movimiento. Muchos de ellos, pero sin lugar a dudas el más importante será el futuro encuentro entre Andrómeda y la Vía Láctea, destinadas a colisionar y fusionarse para formar una mucho mayor. El exactamente como y cuando sigue siendo algunas de las preguntas por responder.

Y es aquí donde entra Gaia, ya que la información que nos ofrece permite ahora tener una visión más definida de los acontecimientos."Hemos rastreado e identificado miles de estrellas en las dos galaxias, para después estudiar su movimiento dentro de estas", apunta Mark Farda, del STScI ( Instituto de Ciencia sobre Telescopios Espaciales)."Aunque su principal objetivo es estudiar la Vía Láctea, es lo bastante potente como para detectar estrellas especialmente brillantes y masivas en regiones cercanas de formación estelar, incluso en galaxias más allá de la nuestra". Los movimientos estelares medidos no solo muestran el desplazamiento por el espacio de Andrómeda (M31) y la Galaxia del Triángulo (M33) sino también cómo cada una de ellas rota sobre su propio eje. Información que permite establecer ahora sus respectivos caminos, y por extensión, mirando hacia atrás y hacia adelante, sacar a la luz la historia de su formación así como sus posibles futuros.

¿Que nos dicen los datos?"Las velocidades encontradas muestran que M33 no puede hallarse en una larga órbita alrededor de M31", señala Ekta Patel, de la Universidad de Arizona."Todos nuestros modelos implican que M33 debe de estar empezando a caer en M31". Esto es importante, porque descarta la otra posible respuesta, que ya se hubieran encontrado antes y M33 estuviera siguiendo una amplísima órbita alrededor de esta última. Por ello la trayectoria de ambas es algo diferente a lo estimado anteriormente. Y, finalmente, esto cambia la forma y el momento del encuentro entre Andrómeda y la Vía Láctea.

 La visión que surge ahora una colisión que empezará dentro de 4500 millones de años (600 más tarde de lo previsto), y no será frontal, sino que, al menos inicialmente, se tocarán de refilón. Será el principio del nacimiento de Vía Andrómeda, una nueva galaxia mucho mayor y seguramente resplandeciente bajo una actividad de nacimiento estelar renacida.

Las futuras trayectorias de Andrómeda, la Vía Láctea y la galaxia del Triángulo, extraidas a partir de los datos de Gaia.

Gaia, un observatorio en el espacio y el tiempo.

Cuando las galaxias chocan.

Nuevas velocidades para la colision entre la Via Lactea y Andromeda

martes, febrero 12, 2019

La plana naturaleza de Ultima Thule

Revelando su extraña forma aplanada

¿Son todos los habitantes del Cinturón de Kuiper extraños, sorprendente y siempre dispuestos a revelarse como algo completa mente diferente a todas las posibilidades planteadas? De momento solo hemos logrado sobrevolar a corte distancia a dos de ellos, y en ambos casos hemos terminado con la boca abierta. Plutón fue una experiencia increíble, un mundo tan complejo y maravilloso que nos llevó más allá de todo lo soñado. Y el segundo, un pequeño cuerpo de apenas unas decenas de kilómetros de diámetro, parece seguir el mismo camino.

Justo después de sobrevolar Ultima Thule, la New Horizons miró hacia atrás y fue observandolo mientras se alejaba, buscando obtener imágenes de este diminuto mundo en lo que se podría llamar "fase creciente", con su borde iluminado por el lejano Sol y el resto sumergido en la fría noche. Con ello se esperaba obtener más información sobre su forma completa, y confirmar la forma más o menos esférica de los dos componentes que parecía establecerse en las imágenes tomadas antes del encuentro. Pero nada es lo que parece, y nuevamente Ultima se dispuso a romper con las ideas establecidas.

Y es que las imágenes "de partida" recientemente enviadas a la Tierra, tomadas muy poco después del encuentro, han revelado justo lo contrario. Tanto Ultima como Thule son cuerpos prácticamente planos, que solo percibíamos como esféricas por verlos casi desde la vertical de su eje de rotación, y por tanto viendo su "cara". La realidad es mucho más extraordinaria, única en realidad, ya que no habíamos visto nada parecido hasta ahora. "Aunque la naturaleza misma de un sobrevuelo rápido limitaba lo bien que podíamos determinar la verdadera forma de Ultima Thule, los nuevos resultados muestran claramente que ambos componentes son mucho más planos de lo que se creía originalmente y mucho más planos de lo esperado",explica Hal Weaver, científico del proyecto New Horizons. "Esto sin duda motivará nuevas teorías sobre la formación de los planetesimales en el Sistema Solar temprano".

Pequeño pero asombroso. Así es Ultima Thule. Y aún falta por llegar la mayor parte de la información reunida. Podemos estar seguros que las sorpresas seguirán.

Imagen tomada el 1 de Enero de 2019, a 8.862 kilómetros más allá de Ultima Thule. La de la izquierda es el "promedio" de diez imágenes tomadas la cámara LORRI. la media luna está borrosa  porque se utilizó un tiempo de exposición relativamente largo. Los científicos de la misión han podido procesar la imagen, eliminando el desenfoque de movimiento para producir una vista más nítida y brillante de la delgada media luna.
 
Lo que creíamos ver y lo que era en realidad. Como dos cuerpos terminaron conectando de esta forma tan delicada será todo un desafío para los astrónomos.

New Horizons’ Evocative Farewell Glance at Ultima Thule