Ultimas imágenes de Curiosity

Un posible meteorito. Sol 2232
Atardecer. Sol 2233

martes, enero 15, 2019

Sueño y realidad

Cuando la imaginación adivina el futuro.

El 2 de enero, la New Horizons protagonizó el sobrevuelo más lejano jamás realizado (por ahora), y nos está enviando ya las primeras imágenes de Ultima Thule. Todos, tanto los científicos como los simples aficionados, como es el que aquí escribe, no pudimos sino asombrarnos ante esa especie de "muñeco de nieve", la visión de dos objetos claramente independientes besándonse con delicadeza en un baile eterno. No se había visto nada parecido. Ciertamente se habían encontrado cometas de los que se pude intuir que son dos cuerpos antaño independiente, pero nunca con tal claridad. El primer paso en el nacimiento de un planeta congelado en el tiempo.

Sin embargo, y no es la primera vez, revisando el pasado podemos encontrar que ya hubo gente que anticipó algo parecido, en épocas que ni tan solo el Cinturón de Kuiper era conocido. Hace 50 años, un científico y artista del Planetary Science Institute, Bill Hartmann, ilustró la posible apariencia del resultado de la colisión a muy baja velocidad entre dos asteroides. El resultado fue un auténtico ejercicio de visualizar el futuro con una certeza asombrosa.

Todo empezó en 1969. Los astrónomos de la Universidad de Arizona, Larry Dunlap y Tom Gehrels, detectaron que el asteroide 624 Hektor, mucho más allá del cinturón principal de asteroides, mostraba cambios extremos en el brillo cuando rotaba. El propio Hartmann y Dale Cruikshank (en aquel entonces en la Universidad de Hawái),demostraron que el cambio de brillo no era causado por diferencias en la reflectividad del material de la superficie, sino por una forma alargada muy inusual.

Hartmann se sintió intrigado por como algo así podría haberse formado en el sistema solar primordial, por colisiones de asteroides a baja velocidad, desde las cuales crecían los planetas. Estos cuerpos, del que no se conocía ninguno en ese momento, y eran por tanto simples conceptos teóricos, se denominaron asteroides "binarios compuestos", indicando que estaban en contacto directo, en lugar de orbitar alrededor uno del otro. La pintura de Hartmann en 1978 mostró el concepto binario compuesto los  colores grises de La Luna. No se habían visto tales cuerpos a corta distancia, pero Hartmann quería describirlos. "Mis pinturas astronómicas no son solo vuelos de fantasía, sino un intento serio de hacer algo hermoso y realista a partir de lo que los humanos hemos aprendido sobre otros mundos". Para 1980, Cruikshank y Hartmann habían demostrado que muchos cuerpos en el Sistema Solar más exterior tenían un color marrón rojizo oscuro, y sus pinturas de 1980 y 1996 agregaron dichas estimaciones. El resultado se parece de una forma extrodinaria a lo visto por la New Horizons.

Ultima Thule no es solo el primer ejemplo obvio de una estructura binaria compuesta, sino que también se parece mucho a la visualización de Hartmann de 1996. Incluso acertó en incluir una línea de material brillante en la zona de contacto, allí donde colisionaron a cámara lenta. Todo un ejemplo de como, en ocasiones, la imaginación, combinada con el conocimiento, por exiguo que en ese momento sea, puede abrirnos las puertas a un futuro aún a décadas por delante. Un ejemplo de porque nunca debemos dejar de soñar.

Y el sueño se hizo realidad.

PSI Scientist Anticipated "Snowman" Asteroid Appearance

domingo, enero 13, 2019

Informes desde la cara oculta

Nuevas imágenes y datos de la misión china a la cara oculta de La Luna.

La Chang'e-4 y el rover Yutu 2 se encuentran ya trabajando en el cráter von Kármán, dentro de la colosal cuenca de impacto Aitken, que les sitúa hasta 6 Kilómetros por debajo de lo que se considera el nivel medio lunar. Como era de esperar tratándose de China, la información va llegando a cuentagotas (hasta el propio alunizaje llegó por sorpresa, sin aviso previo) y poco sabemos de lo que está ocurriendo al otro lado de nuestro satélite. Pero lentamente se van publicando nuevos detalles que permiten ya tener una idea de los acontecimientos, y del actual estado de la misión.

El resumen sería: Yutu 2 ya lleva recorridos unos 40 metros, siguiendo una ruta alrededor de la Chang'e-4, de forma parecida a la realizada por su equivalente de la Chang'e-3, realizando una pausa durante los momentos de máxima radiación solar, cuando la temperatura de la superficie superó los 100 Cº. Por su parte el módulo confirmó el despliegue de las 3 antenas de 5 metros del LFS (Low Frequency Spectrometer), con el que se realizarán observaciones de radioastronomía. Es de esperar que pronto, si no es que ya ha ocurrido, los instrumentos del rover inicien la exploración del entorno y del subsuelo.

Por otra parte se han publicado los momentos finales del descenso, captado por su cámara LCAM donde se aprecia que este fue más vertical que el de su predecesora, al afrontar un terreno más complicado, y que se detiene a unos 100 metros de altura para comprobar la peligrosidad del terreno antes de proseguir con el descenso apagando su impulsor principal. Toda una demostración de capacidad de vuelo autónomo. También se han liberado las primeras panorámicas y los retratos mutuos realizados entre la Chang'e-4 y Yutu 2, así como imágenes tomadas por la sonda Quèqiáo, que está ofreciendo, desde el punto de Lagrange L2 del sistema Tierra-Luna, cobertura de comunicaciones para ambos vehículos, que no pueden hacerlo de forma directa.

Son solo los primeros datos de una misión histórica que justo acaba de comenzar, y que la particular forma de tratar la información por parte de China hará necesaria paciencia por nuestra parte. Pero viendo estos primeras gotas de información, poco podemos dudar de que valdrá la pena.

Los últimos momentos del alunizaje. Se observa como la sonda frena (1:54) para analizar la superficie y decidir la ruta más segura, para posteriormente descender hasta tocar la superficie.

Comparando los dos últimos alunizajes chinos, que permite ver como, siendo ingenios gemelos (la 4 nació como un remplazo de la 3 en caso de problemas) siguiendo trayectorias diferentes, adaptándose a terrenos diferentes.

Los primeros movimientos de la Yutu 2.

Las primeras vistas desde la superficie del otro lado de La Luna.

Panorámica en alta resolución.

Vistas mutuas.

La Tierra y La Luna desde la Quèqiáo, situada unos 60.000 kilómetros más allá de esta última para ofrecer cobertura de comunicaciones.

Chang'e 4 toma imágenes panorámicas en la cara oculta de la Luna

 
Chang'e-4 probe takes panoramic photos on moon's far side

 
Chang’e 4: postales desde la cara oculta de la Luna

viernes, enero 11, 2019

Las primeras presas del cazador TESS

Así son los exoplanetas ya confirmados por este observatorio espacial.

Se lanzó para llenar el vacío de Kepler, cuyo final se sabía próximo, como así fue finalmente. Gracias a ello la caza de nuevos mundos pudo continuar sin tener que afrontar una mortificante pausa, y los resultados de ese esfuerzo están dado sus primeros frutos. Son solo 3 meses de plena actividad, pero eso es ya suficiente para haber reunido varios centenares de posibles candidatos, de los cuales 3 ya se han confirmado de forma definitiva. Vamos a conocer a estos nuevos habitantes de nuestras galaxia.

-Pi Mensae c: Tiene dos veces el tamaño de la Tierra. Cada seis días, orbita la estrella Pi Mensae, similar al Sol en tamaño y masa, y ubicada a unos 60 años luz de distancia y visible a simple vista en la constelación Mensa "Esta estrella ya era conocida por albergar un planeta, llamado Pi Mensae b, que es aproximadamente 10 veces la masa de Júpiter y sigue una órbita larga y muy excéntrica", dijo Chelsea Huang, miembro del Instituto de Tecnología de Massachusetts. (MIT). "En contraste, el nuevo planeta, tiene una órbita circulara, y estas diferencias orbitales resultarán clave para comprender cómo se formó este sistema inusual".

- LHS 3884: Un planeta rocoso de aproximadamente 1.3 veces el tamaño de la Tierra y ubicado a unos 49 años luz de distancia, en la constelación Indus, lo que lo sitúa entre los exoplanetas más cercanos que se conocen. La estrella es una estrella enana de tipo M, de aproximadamente una quinta parte del tamaño de nuestro Sol. Completando una órbita cada 11 horas, el planeta se encuentra tan cerca de su estrella que en su superficie rocosa en el lado diurno se pueden formar charcos de lava fundida.

- HD 21749b: Con tres veces el tamaño de la Tierra y 23 veces su masa, orbita su estrella, de una masa equivalente al 80% de la solar en dirección a la constelación de Reticulum, una vez cada 36 días terrestres, y tiene una temperatura superficial de alrededor de 150 grados Celsius."Este planeta tiene una densidad mayor que Neptuno, pero no es rocoso. Podría ser un planeta acuático o tener algún otro tipo de atmósfera sustancial ", explicó Diana Dragomir, autora principal de un artículo que describe el hallazgo.

- ¿HD 21749c? Aunque los confirmados son tres, en realidad existe un cuarto mundo, que no puede incluir aún en la lista porque no está totalmente confirmado, pero que sin duda sería el más interesante de finalmente serlo, ya que se trataría de un planeta del tamaño de La Tierra y una órbita de 8 días terrestres. Demasiado cerca para tener opciones reales de habitabilidad, pero que mostraría que TESS puede localizar mundos de tamaño terrestre sin problemas, simpre y cuando crucen por delante de su estrella visto desde nuestro planeta.

La actividad de TESS va más allá, y está registrando muchos fenómenos adicionales, incluidos cometas, asteroides, llamaradas solares en otras estrellas, binarias eclipsantes, estrellas enanas blancas y supernovas, que dan como resultado un auténtico tesoro astronómico.Pero su meta son los exoplanetas, y la caza justo acaba de comenzar. De momento,viendo los primeros resultados, podemos estar optimistas.

Posición en las imágenes de TESS de estos nuevos mundos.

Representación del aspecto que podría tener Pi Mensae c y LHS 3884b. 

El metodo que utiliza TESS para descubrir explanetas.

Los primeros mundos de TESS. 

NASA's TESS Rounds Up its First Planets, Snares Far-flung Supernovae

jueves, enero 10, 2019

Cristales eternos

¿Se convertirá nuestro difunto Sol en una joya de cristal?

La evolución de las estrellas con una masa parecida a la nuestra, lo que se conoce como enanas amarillas, es, resumiéndolo mucho, entrar en un caos interno al agotarse el hidrógeno de su núcleo, expandirse hasta convertirse en una inestable gigante roja, y finalmente expulsar sus capas externos hasta quedar solo su antiguo corazón desnudo. Es lo que se conoce como una enana blanca, un cuerpo extremadamente denso, que brilla por el calor residual y con el tiempo se termina apagando en forma de una enana negra, aunque de forma tan y tan lenta que, en realidad, ninguna estrella ha tenido tiempo aún de llegar a ese estado.

Este es el camino que seguirá el Sol. Convertirse en una enana blanca en el centro de un sistema planetario reducido a cenizas. Sin embargo lo que ocurra partir de ese punto no está tan claro como parece, y hace medio siglo, teóricos predijeron que estos cuerpos se solidificarían en cristal con el paso del tiempo. Y ahora quizás esa escenario puede ser más real de lo que imaginábamos.

Así lo defienden un equipo liderado por el físico Pier-Emmanuel Tremblay, de la Universidad de Warwick, Inglaterra, y que estudió las mediciones de Gaia de aproximadamente 15,000 enanas blancas, todas ellas ubicadas dentro de los 330 años luz de distancia. Estos datos revelaron una sobreabundancia de este tipo de cuerpos celestes con colores y brillos que no pueden explicar por su edad o masa. Los modelos aplicados sugiere que esto es causado por la cristalización del interior de las enanas blancas, que liberaron suficiente calor para reducir su velocidad de enfriamiento."Esta es la primera evidencia directa de que se cristalizan, una transición de líquido a sólido", dijo Tremblay. "Hace 50 años se predijo que deberíamos ver un aumento en el número de enanas blancas con ciertas luminosidades y colores debido a la cristalización, y solo ahora se ha observado".

La cristalización es similar a la congelación del agua. Pero el material en este caso es el oxígeno y el carbono, y se cristaliza a temperaturas que no son precisamente frías. Según este estudio el proceso se pone en marcha cuando el interior se enfría a unos 10 millones de grados Celsius. El resultado es probablemente un núcleo compuesto de oxígeno cristalizado y un manto dominado por el carbono."No solo tenemos evidencia de liberación de calor al solidificarse, sino que se necesita una cantidad de energía considerablemente mayor para explicar las observaciones. Creemos que esto se debe a que el oxígeno se cristaliza primero y luego se hunde hasta el núcleo, un proceso similar a la sedimentación en un lecho de un río. Esto empujará el carbono hacia arriba y esa separación liberará energía gravitacional".

Unos cadáveres cristalizados para la eternidad. Idea sin lugar a duda fascinante, y con un evidente toque romántico.

La vida del Sol y más allá.

The Sun Will Turn Into a Giant Crystal Ball After It Dies

miércoles, enero 09, 2019

Los caballeros de Didymos

Dos cubesats viajarán con la sonda Hera.

El triunfo de InSight no fue en solitario. Con ella viajaron dos pequeños CubeSats, nanosatélites basados en unidades normalizadas de 10 cm de lado, conocidos como Wally y Eva, que cumplieron sobradamente sus objetivos, que eran básicamente sobrevivir a la travesía hasta Marte y ofrecer cobertura de comunicación extra a la sonda de la NASA. También ellas triunfaron, y con ello se abrió un nuevo campo de exploración espacial para ellos, si no en solitario, si acompañando y complementando a las sondasde mayor tamaño. Y la Agencia Espacial Europea parece querer subirse también a esta nueva era.

La misión Hera de la ESA tiene como objetivo el asteroide binario Didymos. Y ahora sabemos que no viajará sola, ya que como InSight tendrá dos pequeñas compañeras de viaje. No navegando junto a ella, sino a bordo de la propia sonda, permaneciendo a la espera hasta que llegue el momento de su despliegue."Estamos muy contentos de que estos CubeSat se unan a nosotros para llevar a cabo experimentos científicos junto a Hera", explica Ian Carnelli, responsable de la misión."Al transportar distintos instrumentos y acercarse mucho más a nuestros objetivos, ofrecerán otros puntos de vista y datos complementarios sobre este exótico sistema binario.También nos proporcionarán información de gran valor sobre operaciones a corta distancia enviadas por la nave nodriza Hera en condiciones de gravedad extremadamente baja. Esto resultará de gran utilidad para numerosas misiones futuras".

Uno de ellos se conocerá como APEX (Asteroid Prospection Explorer), y realizará mediciones espectrales detalladas de las superficies de los dos asteroides, desvelando la composición de cada uno de ellos, además de realizar lecturas magnéticas para conocer la estructura interior de ambos. Como punto culminante realizará un suave aterrizaje en uno de ellos, recopilando datos de gran valor.

El otro, llamado Juventas, medirá el campo gravitatorio y la estructura interna del más pequeño de los dos asteroides, en combinación con la propia sonda Hera para realizar un escaner por radar de baja frecuencia. Como con APEX, su aventura finalizará con el aterrizaje en la superficie, donde se espera que efectúe operacionesdurante varios días.

Quizás la parte más interesante de la misión Hera y su pequeña familia es que llegará al sistema Didymos después de la sonda DART, que se estrellará contra el mayor de ellos como parte de un experimiento para demostrar la capacidad de este tipo de maniobras de desviar un cuerpo cuya trayectoria sea potencialmente peligroso para la Tierra. Hera estudiará el cráter resultante así como la desviación causada. Y como ahora sabemos, no estará sola en esta aventura.

APEX y Juventas, que acompañarán a Hera en su misión.

Los CubeSats se componen en unidades de 10 cm de lado, que se pueden acoplar unas a otras para construir unidades mayores. Eso permite fabricarlos relativamente rápidos y de forma económica.

Wall-E y EVA se convirtieron en los primeros en alcanzar otro mundo, abriendo las puertas a la futura exploración del Sistema Solar a estos pequeños vehículos.

Didymos visto por observaciones con radar desde La Tierra. Se puede observar claramente el mayor de sus componentes, mientras que el más pequeño, es visible como una pequeña mancha que se va alejando del asteroide principal.

La misión Hera y sus compañeros visitaran Didymos después de la llegada de DART, estudiando el cráter resultante. 

Dos CubeSat se unen a la mision Hera

martes, enero 08, 2019

Datos sobre La Luna desconocida

Conociendo mejor que es la cara oculta.

Es la gran noticia, con el permiso de la New Horizons, del año recién empezado. Tanto por el hecho de llegar donde nadie había llegado antes, como por lo que significa en el crecimiento imparable de China en el terreno espacial. Estamos abriendo las puertas del otro lado de La Luna, y por eso es un buen momento para refrescar algunas nociones básicas, que para mucha gente parece que estar muy claras. Vamos allá.

1) Que es la Cara Oculta? La rotación lunar está atrapada por las mareas gravitacionales de la Tierra, lo que hace que su "día" dure lo mismo que el tiempo que tarda en completar una órbita. Es decir, no es que no gire, sino que lo hace de forma que siempre tiene el mismo hemisferio apuntando hacia el exterior, fuera de la vista terrestre. De ahí que se le llame "oculta", ya que no podemos verla.

2) Eso significa que la mitad de La Luna nunca es visible? En realidad, dado que nuestra compañera celeste realiza otros movimientos conocidos como Libración, vemos el 59% de su superficie. El 41% restante queda escondida permanentemente, siendo la parte realmente oculta.

3) La hemos explorado antes? Solo desde el espacio. Aunque se dice que es "desconocida", en realidad está totalmente cartografiada, especialmente por la Lunar Reconnaissance Orbiter. De ahí que se tengan claras las zonas más interesantes sean de sobras conocidas en muchos aspectos. Por inexplorada entendemos alunizar en ella, cosa que nadie había hecho hasta ahora.

4) En la cara oculta es siempre de noche? Mucha gente confunde "oculta" por "oscura". Evidentemente el Sol también brilla al otro lado. Cuando desde nuestro punto de vista estamos en la fase de Luna Nueva, es de noche en la cara visible y de día en la cara oculta. Y a la inversa cuando tenemos Luna Llena.

5) Por qué hay tantos nombres rusos en su topografía? Porque fueron los soviéticos, que lideraron la carrera espacial en sus primeros años, los primeros en ser capaces de enviar una sonda más allá de la Luna y fotografiar una cara que en ese momento si que se podía considerar totalmente oculta y desconocida. Fue la Luna-3 la que abrió por primera vez una ventana a la otra cara lunar.

6) Son parecidos ambos hemisferios? En absoluto, y ahí esta lo fascinante. Mientras la cara visible tiene sus famoso mares, oscuras planicies magmáticas, en la oculta apenas encontramos ninguno. Básicamente es un terreno saturado de cráteres, lejos de la cara más variada que disfrutamos los terrestres. El conocer el motivo de tamaña diferencia es uno de los motivos para su exploración, aunque no el único.

7) Entonces por qué nunca se alunizó antes? Por dos obstáculos que en su momento era demasiado para la tecnología de la época. Primero los comunicaciones, imposible de forma directa por estar la Tierra siempre ausente en el cuelo lunar, y que necesita de una sonda que actúe de enlace. Es lo que hizo China con la Queqiao, lanzada antes que la propia Chang’e 4. El otro es el propio terreno, mucho más accidentado. Las llanuras de la cara visible son mucho más accesibles.

8) Y con que objetivos China se embarcó en este viaje? Por varios motivos. El lugar escogido, dentro de la llamada
Cuenca Aitken, permite acceder al manto lunar y analizarlo, algo imposible en la cara visible. También busca realizar observaciones de radioastronomía, que es un sueño para los astrónomos ya que esta cara de La Luna está a la sombra del inmenso flujo de emisiones de radio que sale de nuestro planeta. Quizás es el primer paso a la instalaciones de radiotelescopios en la cara oculta. Experimentos sobre germinación de plantas en condiciones de baja gravedad y analizar la interacción del viento solar con la superficie son otros de las metas.

9) Es esta aventura la culminación de programa lunar chino? No, es realidad la Chang’e 4 es solo una etapa más, por espectacular que sea. Las metas del gigante asiáticos en La Luna incluyen traer muestras de material a la Tierra (Chang’e 5) y, con cada vez sonando con más insistencia, viajes tripulados, puede que incluso una base permanente. Seguramente oiremos hablar mucho de China en La Luna los próximos años.


La diferencia entre la cara visible y la oculta es enorme, lo que implica una evolución muy diferente de una y otra. La Chang’e 4 alunizó dentro de la cuenca Aitken, que permite acceder a capaz profundas de La Luna inaccesible en cualquier otro lugar.

El bamboleo de La Luna, lo que se conoce como libración, y fruto de que la órbita lunar no es circular sino algo elíptica, y por tanto su velocidad de desplazamiento cambia a lo largo de su camino. Eso significa que vemos más de la mitad de su superficie desde la Tierra.

El camino Chino a La Luna. 

Qué es la cara oculta de la Luna y por qué hasta ahora nadie había aterrizado en ella

domingo, enero 06, 2019

Post Vintage (296): Del infinito al hogar

Imaginando un viaje desde el exterior de nuestra galaxia hasta el Sol.

¿Como sería el viaje de regreso de un hipotético explorador intergaláctico a su planeta natal? Que estrellas se cruzarían en su camino antes de alcanzar una de color amarillo, de tamaño medio y de mediana edad, una más entre los 200.000 millones que componen la Vía Láctea, pero para el seguramente la más importante de todas? Queda muy lejos en el tiempo, quizás nunca lo hagamos realmente, pero si algo permite la imaginación es soñar con volar a sitios ahora mismo fuera de nuestra alcance. Y si esta se refuerza con datos reales, vivir una simulación de como podría ser realmente.

El telescopio espacial Gaia, de la Agencia Espacial Europea, busca mapear mil millones de estrellas, midiendo con precisión no solo su naturaleza estelar, sino, lo que es más importante, su posición exacta en el espacio, permitiendo así levantar un mapa en tres dimensiones de nuestra galaxia. No de toda ella, pero si de un número significativo de sus habitantes, suficientes para extraer de ellas una visión de como es la Vía Láctea realmente, ahora y en el pasado. Y es que si bien tenemos una idea aproximada de su forma y distribución de materia, la realidad es que cuando más conocemos de ella más debemos corregir lo que creíamos conocer. Que es una galaxia espiral parece seguro, posiblemente barrada, pero es solo una idea general. Vivir dentro de ella hace dificil saber con exactitud su aspecto exterior.

Recientemente Gaia liberó su primer "cofre del tesoro", datos de mil millones de estrellas que permitirán levantar su primer mapa estelar. Y generar trabajos de lo más curiosos. Este es el caso de Gaia: Here Comes the Sun, que los utiliza para imaginar no un viaje hacia las estrellas y más allá, sino justo lo contrario: Una travesía desde los bordes exteriores de la Vía Láctea hasta la estrella llamada Sol, nuestro hogar. Una simulación que "solo" utiliza los datos de 600.000 estrellas, suficientes para mapear todas las que se encuentran relativamente cerca, algunas con los nombres que reciben en nuestro firmamento, muchas otras, invisibles a nuestros ojos, solo con la numeración que recibe dentro del catálogo de este observatorio espacial.

Quizás un día, tan lejano que no podemos ni imaginarlo, llegaremos tan lejos. Pero de momento solo queda soñar con tocar el infinito. Y regresar.

Regresando a casa después de un largo viaje. 

Gaia: Here Comes the Sun

sábado, enero 05, 2019

El 3º del año

OSIRIS-Rex entra en órbita alrededor de Bennu.

El paso de 2018 a 2019 fue ciertamente vibrante a nivel espacial, con New Horizons sobrevolando Ultima Thule y China logrando alunizar en la cara oculta de La Luna con la Chang'e 4. Pero no fueron las únicas, ya que hubo un tercer protagonista de estos días de locura, que quedó a la sombra ante lo histórico de sus logros, pero que igualmente merece ser mencionada, ya que a su manera también hizo historia.

Así, mientras en La Tierra se celebraba el paso de año, la OSIRIS-Rex, mediante un encendido de 8 segundos de sus impulsores, frenaba lo suficiente para que la tenue gravedad del asteroide Bennu lo atrapara, marcando así dos hitos: Es el cuerpo celeste más pequeño al que nunca hemos logrado poner una sonda en órbita, y la que se sitúa a menos altura, a solo 1.75 Kilómetros por encima de la superficie. Dos records en uno."El equipo continuó su larga serie de éxitos ejecutando perfectamente la maniobra de inserción de órbita", dijo Dante Lauretta, investigadora principal de OSIRIS-REx en la Universidad de Arizona, Tucson."Con la finalización de la campaña de navegación, estamos esperando iniciar pronto el estudio del asteroide y la fase de selección de lugares para la toma de muestras".

No era sencillo, y por eso la sonda estuvo durante semanas siguiéndolo en su viaje, realizando una serie de aproximaciones y reuniendo información sobre Bennu, especialmente su forma y campo gravitatorio, con tal de definir por adelantado cual sería el comportamiento de su trayectoria una vez en órbita. Al fin y al cabo las ataduras gravitacionales son tan tenues que factores externos, como la radiación térmica emitida por el propio asteroide o la que produce la luz solar, podrían ser por momentos dominantes. De ahí que incluso ahora su equipo de vuelo deberá estar muy atentos y listos para corregir cualquier desviación. Una etapa concluye, pero el auténtico desafío justo acaba de comenzar.

En esta primera fase orbital el objetivo principal será alejarse de la navegación basada en estrellas y pasar a otra basada en puntos de referencia en la superficie, una técnica más precisa que finalmente los guiará a un sitio de recolección de muestras sin obstáculos. Otro objetivo crítico de esta fase será lograr una mayor compresión de la masa y la gravedad de Bennu, características que influirán en la planificación del resto de la misión.Algo que solo es posible situando a la OSIRIS-Rex muy cerca de el.

Es solo el principio de la aventura. Una que empezó a principios de este año. Como las otras dos, igualmente fascinantes, que han monopolizado las portadas.

Bennu visto por la cámara de navegación el 19 de Diciembre, aquí como una estrella muy brillante debido a la larga exposición. A la izquierda podemos ver a la Tierra y La Luna,  a unos 114 millones de kilómetros de distancia.
 
Maniobras previas a la entrada orbital, que permitió tener una idea más clara de la forma y el campo gravitatorio de Bennu, y así afrontar con éxito su entrada en órbita.

El viaje de OSIRIS.

NASA’s OSIRIS-REx Spacecraft Enters Close Orbit Around Bennu, Breaking Record

viernes, enero 04, 2019

Una huella al otro lado de La Luna

Chang’e-4 aluniza en la cara oculta.

Los primeros días de 2019 han sido escenario de una frenética actividad espacial, sucediéndose varios momentos históricos. Primero fue la New Horizons quien sobrevoló Ultima Thule, de cuyos hallazgos e imágenes apenas estamos empezando a llegar a la Tierra, y que tuvo un seguimiento mediático masivo, como es de esperar de la NASA. Y mientras todo esto ocurría y las noticias llegadas del Cinturón de Kuiper atraían toda nuestra atención, muchos cerca de cara, la historia se escribían en el polvo lunar. Y en ciento punto, por sorpresa.

Se sabía que podía ocurrir en cualquier momento, pero China mantuvo en momento en secreto. Fue a las 02.15 GMT de este pasado 3 de Diciembre cuando la Chang’e-4 recibió la orden de iniciar el alunizaje. Después de frenar y descender paulatinamente hacia la superficie, se detuvo a unos 100 metros de altura para examinar el terreno y buscar posibles obstáculos. Finalmente seleccionó una zona relativamente plana y procedió al descenso final. A las 02:26 UTC sus patas tocaban la superficie en algún punto del cráter Von Karman, en la Cuenca Aitken, un lugar donde el manto lunar quedó expuesto al exterior. China había hecho historia, y por primera vez un vez la Humanidad pisaba la cara oculta, ese hemisferio que nunca podemos ver desde nuestro planeta.

Poco después, en otro momento histórico, se confirmaba el despliegue del rover que acompañaba la Chang’e-4, trazando las primeras huellas de un vehículo moviéndose por esta tierra desconocida. Prácticamente idéntico al rover Yutu de la Chang’e-3, este Yutu 2 saca partido de la experiencia de su predecesor, el cual solo pudo avanzar algo más de 100 metros antes de que quedara inmovilizado, y cuyas lecciones han sido aplicadas para que esta vez tenga una vida mucho más larga y productiva.

Tanto el módulo como el rover tiene por delante toda una serie de objetivos científicos, incluido el análisis de la superficie lunar, determinar la composición del subsuelo, la evaluación del entorno de radiación, su interacción con el regolito, observaciones de radioastronomía de baja frecuencia, experimentos biológicos así como el retorno de imágenes de alta resolución. También representa una nueva etapa en los ambiciosos planes de exploración lunar chinos, que incluyen una misión para traer muestras a La Tierra, alunizajes en los polos y quizás una base habitada.

La Luna es de nuevo un objetivo deseado, y las nuevas potencias han sabido aprovechar el vacío creado por la falta de un verdadero interés por retornar a ella por parte de los EEUU y de la incapacidad, por toda una serie de problemas técnicos y financieros, de Rusia. Ahora incluso esas"viejas potencias" parecen hacer dirigido de nuevo la mirada hacia nuestro satélite en respuesta a este desafío inesperado, pero quizás demasiado tarde. El impulso chino parece hoy por hoy imparable, fruto de un programa solido, con ideas claras y sin desviaciones en sus planes. Su huella ya alcanza no solo los lugares visitado hace décadas por norteamericanos y soviéticos, sino que hoy podemos decir ya que han ido donde nadie había ido antes. Es un nuevo logro del gigante asiático. Podemos estar seguros que no será el último.

Ultimos momentos antes del alunizaje.

La primera imagen transmitida por la Chang’e-4 después del alunizaje.

Despliegue de Yutu 2.

La superficie vista por la cámara de descenso después de posarse en ella.

Las imágenes de descenso, comparadas con las tomadas de la región por la Lunar Reconnaissance Orbiter, permiten identificar la zona del alunizaje.

Una de las ruedas del rover Yutu 2, antes de su despliegue.

Los técnicos chinos celebran el histórico momento.

La compleja misión Chang´e 4, con el módulo, el rover y el satélite que les permite comunicarse con la Tierra desde la cara oculta.

China successfully lands Chang'e-4 on far side of Moon

jueves, enero 03, 2019

Ultima Thule, una historia congelada en el tiempo

Las primeras imágenes de este nuevo mundo revelan un cuerpo extraño y fascinante.

Estamos solo al principio. Poco a poco irán llegando datos e imágenes acumuladas en su memoria, lentamente debido a la distancia, en un proceso que requerirá más de un año para completarse. Por tanto será necesario tener paciencia, pero seguramente la espera valdrá la pena, ya que nuestra primera mirada, incluso en imágenes cuya resolución estará muy lejos de las mejores aún por llegar, han mostrado que estamos ante algo único. O mejor dicho, varias cosas únicas, ya que Ultima Thule se está revelando como dos cuerpos  ligados por el destino, suavemente unidos en su viaje en la oscuridad.

Eso es lo que revelan las primeras imágenes recibidas, tomadas 30 minutos antes del momento de máxima aproximación y a unos 28.000 Kilómetros de distancia. Un cuerpo doble, con una superficie aparentemente carente de cráteres de impacto (al menos de tamaño visible) y lo que parecen numerosas formaciones geológica, incluida una blanca cinta en el lugar donde ambos entran en contacto. Cuando lleguen las mejores imágenes, tomadas desde mucho menor distancia, se espera tener una resolución superior a la de Plutón, y podremos explorar con más detalle este pequeño mundo. Y todo indica que valdrá la pena.

El equipo de misión cree que las dos esferas probablemente se unieron en los inicios mismo de nuestro sistema planetario, chocando muy suavemente, quizás a unos pocos metros de velocidad relativa, quedando como una reliquia de como se inició la formación de los planetas mayores."New Horizons es como una máquina del tiempo, que nos lleva de regreso al nacimiento del Sistema Solar. Estamos viendo una representación física del inicio de la formación planetaria, congelada en el tiempo", dijo Jeff Moore, líder del equipo de Geología "Estudiar Ultima Thule nos ayuda a comprender cómo se forman los planetas, tanto los que acompañan al Sol como en los que orbitan otras estrellas en nuestra galaxia". 

La aventura justo acaba de comenzar. Los próximos meses seguramente oiremos hablar mucho de Ultima Thule. O mejor dicho, de Ultima y de Thule.

Bienvenidos a dos mundos en uno. Con notables variaciones de brillo, y de momento sin cráteres a la vista.

Principales características por ahora observadas.

Ultima Thule presenta un tono rojizo, lo que es típico de estos cuerpos helados. La primera imagen en color, a la izquierda, fue tomada a 137,000 kilómetros de distancia por la Cámara  Multiespectral Visible (MVIC), producida mediante la combinación de los canales de infrarrojo cercano, rojo y azul. La imagen central, de la cámara LORRI, tiene una resolución más alta que MVIC en aproximadamente un factor de cinco. A la derecha, el color se ha superpuesto en la imagen de LORRI para mostrar la uniformidad de color de los lóbulos de Ultima y Thule.

De momento ya sabemos su periodo de rotación, unas 15 horas. 

NASA's New Horizons Mission Reveals Entirely New Kind of World