Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

viernes, septiembre 02, 2011

Las lágrimas de los bebés galácticos

Años de observaciones por parte del Hubble permiten observar con un detalle sin precedentes los chorros de materia hipersónicos de las estrellas jóvenes.

La infancia es una época de actividad frenética, donde la energía parece inagotable y cada momento del día es tan bueno como cualquier otro para seguir jugando a costa de los sufridos adultos...ocurre en todo el reino animal, incluido los humanos, pero también tiene su equivalente en algo completamente diferente, objetos sin vida pero que comparten un camino que en ocasiones resulta curiosamente parecido: Las estrellas.

Y es que estas nacen y mueren, como los seres vivos, y al igual que estos cambian a medida que acumulan años, viviendo una "mediana edad" tranquila tras una juventud hipeactiva...como es, por ejemplo, el caso del Sol. Y al igual que cualquiera de nosotros, cuando son bebés, cuando apenas han empezando a brillar suelen ser ruidosas e imprevisibles, como si reclamaran toda la atención. La única diferencia es que mientras los humanos lloran, las estrellas pueden lanzar hacia el espacio profundo gigantescos chorros de gas a velocidades hipersónicas.

El Hubble lleva años tomando imágenes de este fenómeno, propio de las estrellas recién nacidas y que se cree es un periodo corto pero terriblemente energético en el proceso de formación estelar, posiblemente una de sus últimas etapas....gigantescos chorros de materia que se mueven tan rápido (100-200 Kilómetros/segundo) que es posible observar como cambian a lo largo de los años (muchos otros procesos cósmicos se mueven en escalas temporales tan extensas que observar algún cambio excede el periodo de vida media de una persona), y que al colisionar contra el gas y polvo interestelar se calientan y brillan, creando un espectáculo de luz y color sin igual.

No se conoce exactamente el mecanismo que origina estos chorros de gas, que lejos de ser continuos y estables, se lanzan de forma intermitente, de forma parecida a un aspersor de jardín...se cree que esta relacionado con los intensos campos magnéticos de la estrella que esta naciendo, y que pueden ser una especie de Válvula de escape que permite eliminar el exceso de momento angular, frenando así la velocidad la rotación del gas alrededor de la estrella y facilitando que esta lo absorva y complete su proceso de formación. En todo caso sigue siendo un fenómeno del cual aún desconocemos muchas cosas.

Y precisamente la acumulación de observaciones por parte del Hubble, que abarca un periodo de 14 años, es el que permitió a un equipo científico liderado por el astrónomo Patrick Hartigan generar, a partir de numerosas imágenes en alta resolución, unos espectaculares videos, de apenas unos segundos de duración pero que permiten apreciar, con un detalle sin precedentes, el movimiento de estos chorros de gas, y ver claramente como se desplazan, cambian, y colisionan con el medio interestelar...la agitada respiración de unos bebes estelares en todo su esplendor.

Es la primera vez que podemos observar películas, y con este nivel de detalle, de este fenómeno, lo que representa un material gráfico de valor incalculable para los astrónomos, pués su esudio en profundidad puede ayudar a la hora de conocer más en profundidad como y porqué se originan, adentrándonos en una etapa de la vida de las estrellas, la de su formación y juventud, que aun guarda muchos enigmas por resolver...una etapa que posiblemente el Sol, hace 4500 millones de años, también tuvo que pasar.

Y es viendo estas imágenes podemos imaginar a un Sol recién nacido, aún envuelto en el manto de materia donde nació, enviando gigantescos chorros de gas hacia las profundidades...el llanto que anunciaba el nacimiento al Cosmos de una estrella, la que, tiempo después, sería el hogar de una especie llamada Humanidad.



Los cuatro objetos observados a lo largo de los años de forma casi continua: HH 34, 47, 2 Y 1. Pueden observarse con una claridad extraodinaria como avanzan hacia el espacio profundo, cambiando e interactuando con el gas y polvo interestelar...el corto pero espectacular resultado de años de observación.

Hubble Movies Provide Unprecedented View of Supersonic Jets From Young Stars

No hay comentarios: