Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, abril 30, 2009

El escudo flexible

Los datos ofrecidos por los cuatro satelites Cluster de ESA permiten observar hasta que punto una actividad solar extrema puede comprimir el campo magnetico terrestre.

La Tierra, como bien sabemos, tiene un escudo que la protege de los efectos mas dañinos del Sol, la fuente de la vida en nuestro planeta pero tambien un peligroso compañero de viaje...agitado por episodios de fuerte actividad, puede llegar ha golpearnos con la furia que representan las grandes erupciones, que lanza hacia el espacio en ocasiones, pero que el campo magnetico terrestre esta ahi para absorver la mayor parte del impacto. ¿Pero hasta que punto es solida tal defensa? La respuesta es que no demasiado, actuando mas como una burbuja flexible que se comprime y tiembla ante las sucesivos ataques que no como una solida barrera que se mantiene fija como una pared de ladrillos.

Y esta "flexibilidad" es aun mayor de la que se creia, como de desprenden de los datos ofrecidos por los satelites Cluster y de los cuales tenemos una representacion en el video superior...bajo los episodios de mayor actividad solar nuestra magnetoesfera se comprime de forma drastica. Tanto que, y este es un punto a tener en cuenta de cara al futuro, puede afectar directamente muchos de los satelites artificiales que orbitan la tierra, que pueden encontrarse subitamente fuera de esa proteccion o como minimo verse expuestos a mayores dosis de radiacion, ya que en un campo magnetico mas comprimido las particulas cargadas adquieren una mayor energia.

Los datos de las sondas Cluster registraron la llegada de tormetas solares originada por dos erupciones extremadamente potentes registradas en el Sol el 21 de Enero de 2005 y el 13 Dicimbre de 2006, y que se manifesto en rafagas de viento solar por encima de los 900 Kilometros/Segundo (el triple de lo normal) y una densidad de particulas cargadas que multiplicaba por cinco la media habitual. Esto se tradujo en que la Magnetopausa, el limite exterior de la Magnetoesfera, se comprimio de tal manera que paso de estar situada a unos 60.000 Kilometros de la Tierra a solo 25.000, es decir, por debajo de la orbita geoestacionaria donde tantos satelites se situan.

La detonacion de 2006, ademas, fue muy potente en la emision de rayos-X asi como en materia, un evento que se tradujo en la momentanea perdida de la recepcion de la señal de los satelites GPS. Cinco horas despues de erupcion los satelites de la ESA Double Star observaron la penetracion de particulas energeticas solares hacia el lado nocturno de la Tierra.

"Con estas observaciones detalladas seremos capaces de obtener mejores datos y una mejor estimacion de lo que ocurre con la magnetosfera y el espacio cercano a la Tierra durante las explosiones en el Sol", comento Iannis Dandouras ,autor principal de este estudio.

"Estudiar fenomenos a tan gran escala con un solo satelite seria como intentar predecir los efectos de un Tsunami con una sola boya. Con Cluster y Double Star hemos podido observar ambos lados de la Tierra al mismo tiempo, y obtener valiosos datos in situ" segun Matt Taylor, científico de la ESA para el proyecto de Cluster y Double Star.

Viviendo como vivimos ya plena era tecnologica, donde el acceso y utilizacion del espacio se ha convertido en una de los pilares basicos de nuestra civilizacion, conocer con profundidad todo lo que nos rodea asi como la forma en que el Sol nos afecta y altera nuestro entorno espacial se ha convertido en una prioridad...y es que, al igual que para un avion o un barco es importante conocer las condiciones meteorologicas del momento, para los "viajeros estelares" tambien resulta vital saber el "tiempo" que les espera mas alla de La Tierra.

Watching solar activity muddle Earth’s magnetic field

No hay comentarios: