Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, marzo 01, 2012

Nuevas misiones para nuevos tiempos

Los tres candidatos a nueva misión Discovery de la NASA afrontan el sprint final.

Vivimos tiempos difíciles y víctima (como casi todos) de recortes y ajustes presupuestario el programa de exploración interplanetaria afronta, tras años dorados, una época de falta de recursos y nuevas misiones...grandes proyectos, tanto técnicos como de dinero invertido, como Cassini, New Horizons o Curiosity, forman ya parte de un pasado que difícilmente volverá en un futuro cercano.

Pero ello no implica el final completo de nuevos lanzamientos...en 2013 llegará la hora de Maven, que tiene como objetivo estudiar la atmósfera marciana, en 2016 la OSIRIS-REx, con la vista puesta en visitar y traer muestras de un asteroide, y ese mismo año, al menos teóricamente, se lanzará una tercera sonda, en este caso perteneciente al programa Discovery de la NASA, con la cual la Agencia espacial abre sus puertas a considerar todo tipo de propuestas externas de bajo presupuesto (con un límite de 425 Millones de Dólares sin incluir los gastos de lanzamiento), que necesiten menos de 36 meses para ser completada e implantan nuevas tecnologías.

Miembros de esta familia son sondas como la MESSENGER, las GRAILs, StarDust o Deep Impact, o el telescopio espacial Kepler...

Y ahora el nuevo proceso de selección, que se inició con 28 propuestas, afronta su etapa final con las tres finalistas, y de los cuales cada uno de los grupos implicados deberá entregar un estudio preliminar el próximo 19 de Marzo que demuestre su viabilidad. Marte, Titán o el cometa Wirtanen son los respectivos objetivos de InSight, Time y Comet Hopper, y una de las tres será una realidad en 2016.

Miremos un poco por encima estos tres proyectos, lejos de la espectacularidad de las grandes misiones de la NASA, pero no por ello menos interesantes.

1) InSight: Explorando el corazón de Marte.

Suficientemente grande como para haber generado una clara diferenciación en capas, como le ocurre a la Tierra, pero lo suficientemente pequeño como para que las señales dejadas atrás por el proceso de formación del planeta, hace unos 4.500 Millones de años, hayan llegado hasta el presente sin desaparecer. En este aspecto Marte podría representan un mágnifico registro de la historia del Sistema Solar y su evolución, a la espera de que alguien deje atrás la ya conocida superficie y centre su atención en lo que esconde bajo ella.

Basándose en el diseño de la Mars Phoenix, InSight transportaría dos instrumentos principales: SEIS (the Seismic Experiment for Interior Structure), que medirá la actividad sísmica del planeta y, con ello, su estructura interna, y el HP3 (Heat Flow and Physical Properties Package), que penetraría profundamente bajo la superficie par medir el flujo de calor que llega desde el interior.

A esto se le añadiría el experimento RISE (Rotation and Interior Structure Experiment), que utilizaría las propias comunicaciones de la sonda para medir pequeñas variaciones en el equilibrio del planeta que revelen detalles de su interior. Una versión, aunque más precisa, de lo que está haciendo Opportunity actualmente.


2) Time: Navegado por los mares de Titán.

¿Cual es su química exacta? Y su profundidad? Que fenómenos meteorológicos ocurren sobre ellos a lo largo del día? Que procesos "marinos" los rigen? Como afecta a la atmósfera situada sobre ellos? Los grandes lagos y mares de Titán, descubiertos por la Cassini, son posiblemente uno de los escenarios más fascinantes del Sistema Solar...resulta casi imposible, pués, no querer conocer más sobre ellos.

Time llegaría a Titán en 2023, trás un viaje de 7 años, y amerizará en Ligeia Mare, uno de los mayores de esta luna con 100.000 kilómetros cuadrados de extensión...una vez en el, como un barco a la deriva, se dejaría arrastrar por las corrientes marinas y los vientos dominantes, estudiando el entorno durante los meses o años que durara su aventura, observando el clima, analizando el "agua" (en este caso Metano líquido) y, en defintiva, estudiando por primera vez el océano de otro mundo. Incluso, si hubiera suerte, podría llegar hasta la línea costera. Provisto de un avanzado sistema de cámaras, las fotografías que podría enviarnos serían realmente espectaculares.

Alimentado por el nuevo y avanzado generador nuclear ASRG (Advanced Stirling Radioisotope Generator, cuatro veces más eficente que los actuales RTGs), Time tendría asegurada su fuente de energía durante 14 años, aunque es dudoso que el vehículo funcionara tanto tiempo.


3) Comet Hopper: Saltando sobre un cometa

Los cometas son, por su naturaleza como auténticos fósiles de las primeras etapas de formación del Sistema Solar, un objetivo claro en el esfuerzo para comprender nuestros propios orígenes. por ello la tercera propuesta apunta precisamente hacia ellos, y más concretamente al cometa Wirtanen, un visitante habitual de nuestra región planetaria y que fue el primero objetivo para la sonda Rosetta antes de ser dirigida definitivamente hacia 67P/Churyumov–Gerasimenko.

Con una llegada prevista para 2022 Hopper sería una misión realmente curiosa, pués no solo aterrizaría en el cometa sinó que realizaría como mínimo dos "saltos", moviendose por diferentes zonas de Wirtanen, analizando su química y observando directamente, gracias a sus cámaras panorámicas, los cambios que ocurrieran a medida que se fuera aproximando al Sol.

Antes, pero, realizaría un mapa completo del nucleo, determinando su estructura, los procesos geológicos que en el ocurren y analizando el patrón de emisión de gas y polvo. La duración prevista de la misión sería de unos 7 años.

Cuando faltan recursos buena es la imaginación, y las tres misiones buscan, con recursos relativamente limitado, alcanzar nuevas metas en la exploración planetaria en estos tiempos difíciles que nos está tocando vivir. Lo peor, claro está, es que solo una de ellas será realidad, lo que es una lástima porqué todas ellas resultan fascinantes...en unos meses sabremos la respuesta. ¿El interior de Marte, los mares de Titán o la cambiante superficie del cometa Wirtanen? Si dependiera de vosotros, cual elegiríais?

InSight

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo lo tengo claro, ¡los mares te Titán! no hay mundo que más me fascine que este, las imágenes serían espectaculares y la de sorpresas que nos podría deparar tener un barco navegando por un mar de metano... sin duda Time es la mejor de todas.

El Abogado del Diablo dijo...

Marte ya está siendo estudiado por varias sondas, el proyecto del cometa me parece muy interesante, pero yo también elegiría Titán. El mar y el cielo de un mundo "tan parecido" a la Tierra... Espero que la cámara que lleve sea en color! XD

La Musa Elocuente dijo...

Enhorabuena por este blog de calidad. Explicas muy bien y haces que todo sea fácil de entender para los que no dominamos estos temas. Ya tienes una seguidora más. Un cordial saludo!

Maeve9 dijo...

Si por mi fuera votaría, sin lugar a dudas, por la misión a Titán: me parece de lo más fascinante!!! Adentrarse en un mundo apenas explorado, surcando mares de metano durante años... no iría mal alguna misión especialmente emocionante dentro de este panorama de recortes tan desolador.
Un saludo!

Tokaidin dijo...

La Musa Elocuente: Muchas gracias y bienvenida ;)

Abogado del Diablo: Esperemos que así sea XDDD

Las tres misiones son interesantes, y cualquiera de las elegidas seguro que será emocionante, y...na, porqué engañarnos, todos queremos navegar por los mares de Titán. XD

Pedro R dijo...

Desde que fueron descubiertos los mares de titan, todo el mundo con inquietudes a pensado, tenemos que ir! imaginaos un dia despejado y sacara una foto con Saturno de fondo.