Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, octubre 20, 2011

Un lugar lleno de sorpresas

Dawn descubre un inesperado segundo gran impacto en el Polo Sur de Vesta.

¿Pueden ocurrir dos impactos gigantescos practicamente en un mismo punto de un pequeño mundo rocoso? Ciertamente no parece una apuesta ganadora, pero el espacio esta lleno de sorpresas, como nos recuerdan continuamente los diversas sondas que estudian el Sistema Solar...

Dawn se encuentra desde hace varios meses en órbita alrededor de Vesta, desvelando tal cantidad de detalles y mostrando un lugar tan complejo que algunos astrónomos, observando los datos que nos están llegando, están considerándolo no ya uno de los mayores asteroides sino el más pequeño de los mundos terrestres.. sus espectaculares formaciones geológicas parecen indicar un lugar con un intenso pasado. Pero dicho pasado parece ahora más movido que nunca...

Se conocií desde hace tiempo la presencia de un cuanca de impacto en Vesta, casi tan grande como el mismo...que fuera una de las fuentes principales de los meteoritos que llegan a La Tierra era una pista indirecta y evidente de que algo así había ocurrido, y posteriormente el Hubble observó la clara señal de este antiguo cataclísmo planetario. El caso parecía resulto...pero, como ahora se descubre, fueron dos los "agresores".

Y es que Dawn nos sorprende ahora con la presencia no de uno, sinó de dos inmensos crateres...el que que ya conociamos con el nombre de Rheasilvia, de 475 Kilómetros de diámetro, y por debajo de el, casi borrado de la historia por este primero, otro mucho más antiguo, de unos 375 Kilómetros. Como una inmensa diana planetaria, este mundo sufrió dos cataclísmos consecutivos (aunque quizás separados en el tiempo por varios miles de Millones de años) cuyas huella más evidente (aparte de los cráteres en si mismos, claro está) podría ser la extraodinaria diferencia entre los dos Hemisferios, una de las más acusadas que se conoce.

Conocida ya como la dicotomía de vesta, las imagenes nos han mostrado un mundo practicamente partido en dos: Por un lado el Hemisferio Norte, un lugar que parece muy antiguo, de tonos oscuro, lleno de cráteres, y por otro el hemisferio Sur, de apariencia mucho más suave, tonos brillantes, con una superficie lleno de acantilados y fracturas, y coronado por la enorme montaña que se eleva desde el centro de Rheasilvia, y que con sus 22 kilómetros de altura es, en relación al cuerpo en que se encuentra, de las más altas del Sistema Solar. Todo ello completado por el extraño anillo de profundos valles que rodea el Ecuador.

¿Podrían ser los impactos, y con ellos las ondas de choque generadas, que formaron Rheasilvia y la, de momento, llamada Older Basin, los responsables de la extraña morfología de Vesta? Así lo cree posible la Dr. Carol Raymond, del equipo científico de Dawn: "Creemos que los valles forman como resultado directo de los impactos...La pieza clave que evidencia este hecho es que el conjunto de valles vistos en el hemisferio norte, que parecen ser los más antiguos (más degradados) son periféricas a Older Basin. Mientras el conjunto Ecuatorial es periférico a Rheasilvia".

Un "pero" a esta idea es que el cinturón ecuatorial sigue pareciendo demasiado antiguo con relacion a la edad estimada actualmente para Rheasilvia (que se mueve entre los 1000 y 2000 Millones de años) para encajar...¿quizás es esta cuenca de impacto mucho más antigua de lo que estima pero la superficie fue "rejuvenecida" por la aparición de material más joven o por otro proceso aún no explicado? Quizás en los próximos meses, con la llegada nuevos datos en alta resolución por parte de HAMO (High Altitude Mapping Orbit) ayudarán en la resolución del misterio.

De momento solo hay dos cosas claras: Que Vesta es un mundo extraodinario lleno de enigmas que esperan respuesta, yque no parece que nos lo vaya a poner facil encontrarlas. La idea de este mundo como una simple roca esteril y aburrida hace tiempo que quedó atrás.

Una visión del Polo Sur de Vesta, con los diversos detalles geológicos que conforman la cuenca de Rheasilvia y la mucho menos visible Older Basin, incluida el pico central de esta primera, con 22 Kilómetros de altura, y lo que parecen antiguos aludes (rectángulo derecho).

Vesta, el pequeño planeta...el Hemisferio Norte, más oscuro y lleno de pequeños cráteres, contrasta con el brillante y mucho más suave Sur, mientras que el anillo de surcos parece marcar la frontera entre ambos.

Una reproducción topográfica del "Everest de Vesta", en realidad el pico central de la gran cuenca de impacto Rheasilvia.


Dawn en plena acción...recreación de las moniobras de la sonda alrededor de Vesta así como las operaciones de estudio de la superficie.

Dawn Discovers Surprise 2nd Giant South Pole Impact Basin at Strikingly Dichotomous Vesta

No hay comentarios: