Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista en 360º
Sol 1705

viernes, junio 20, 2014

Un espejo entre la niebla

Cassini completa con éxito el envío de señales de radio a La Tierra reflejadas en la superficie de Titán.

Con los años se acumula experiencia, y con ella se es capaz de lograr objetivos que inicialmente parecían fuera de toda posibilidad real de ser alcanzados. Una máxima que se aplica en todos los niveles de nuestra vida, sea interactuando con algo o alguien muy cercano, sea manejando un complejo ingenio espacial situado a 1.500 millones de Kilómetros de distancia, y que después de tantos años en activo sigue siendo capaz de lograr nuevas metas, no previstas cuando fue diseñado, construido y lanzado. Pero con el paso del tiempo aquellos que tiene la responsabilidad (y el privilegio) de dirigirlo en su aventura lo han ido conocido cada vez mejor, aprendiendo como se comporta, lo que puede y no puede hacer y como utilizar sus capacidades de la forma más imaginativa posible.

Así es la relación entre la veterana sonda Cassini, que afronta sus últimos 3 años de vida con la intención de no dejar de sorprendernos hasta el mismo final, y su equipo de control, capaces ahora de sacar partido a todo su potencial de las formas más sorprendentes. Y una de ellas llegó este pasado 18 de Junio, cuando, repitiendo el experimento ya logrado con éxito el 17 de Mayo, la sonda utilizó a Titán como un auténtico espejo planetario, haciendo que sus señales de radio se reflejaran en la superficie de esta luna y terminaran llegado a La Tierra, siendo captadas por la Deep Space Network de la NASA. Un eco del que se espera extraer nueva información de los grandes mares que se esconden debajo de la anaranjada niebla."Esencialmente Estamos utilizando Titán como un espejo", dijo Essam Marouf, de la Universidad Estatal de San José, y miembro del equipo de radiociencia de Cassini."Y la naturaleza del eco nos puede hablar sobre acerca de la naturaleza de la superficie, ya sea líquido o sólido, y las propiedades físicas del material que lo compone". 

Si en el encuentro del 17 de Mayo Cassini se centró en los 2 mayores, Ligeia Mare y Kraken Mare, recogiendo notables destellos en los ecos recibidos, en este caso la a una zona entre ambos, donde las imágenes de radar habían encontrado zonas aparentemente líquidas más pequeñas, similares a los ríos, lagos y canales en La Tierra. Los científicos planetarios creen que los famoso mares de Titán están hechos de metano o etano líquido, pero básicamente esa es una suposición a partir del hecho de que ambos pueden existir en estado líquido en las actuales condiciones ambientales de esta luna, como el agua en nuestro planeta, por lo que ambos experimentos y los datos recibidos durante estos podrían ayudar a comprender su naturaleza autentica.¿Son sólidos, fangosos o líquidos?¿De que podrían estar hechos? Preguntas a las que a día de hoy, aunque pueda parecer lo contrario, aún no tenemos una respuesta definitiva.

Un segundo objetivo era realizar lo que se conoce como ocultación de radio. Una señal fue transmitida desde La Tierra a través de la atmósfera de Titán hacia la Cassini, que respondió con una señal idéntica, llevando impresa información sobre ella, especialmente las diferencias de temperatura y densidad. Un "truco" nada sencillo, ya que debía tener en en cuenta no sólo los movimientos relativo de la sonda y las antenas terrestres, así como la rotación de nuestro propio planta, sino también la forma en que la señal se doblaba en las diferentes capas de la atmósfera. Una nueva demostración de habilidad por parte de los técnicos de la misión.

Las próximas semanas deberían ofrecerse los primeros resultados previos del análisis de este "eco" de Titán, un logro más de una sonda veterana, ya en la fase final de su vida, y a la que su equipo de tierra está demostrando entender perfectamente, en una confianza nacida con los años, lo que su viajera interplanetaria es capaz de hacer y como se comporta, permitiendo improvisar nuevas técnicas sobre la marcha. Es el valor de la experiencia, que en este campo, como podemos ver, tiene un valor incalculable.

La región de los lagos y mares de Titán, la zona donde las ondas de radio de Cassini se reflejaron en su camino a La Tierra.

Ligeia Mare y Kraken Mare son las dos principales masas líquidas de Titán. El experimento del 18 de Junio se centró en la región que se extiende entre ambas, con una inclinación que debería ofrecer nueva luz sobre ellos.

Una imagen idealizada sobre los mares de Titán. Aunque se da casi por descontado que son masas de Metano o Etano líquidas, en realidad eso es una suposición basada en las observaciones por radar, que muestran superficies extremadamente lisas, las formaciones geológicos que los rodea (como complejas redes fluviales) y que ambos elementos pueden existir en ese estado en las condiciones ambientales de esta luna. Se puede considerar una conclusión bastante sólida y más que probable, pero no sabemos exactamente y más allá de toda duda como son y que los forma. Los experimentos de Mayo y Junio busca ir un paso más adelante en su compresión. 

Success! Cassini flies by Titan, collects intel on mysterious lakes

Titan Flybys Test the Talents of NASA’s Cassini Team

No hay comentarios: