Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

sábado, junio 14, 2014

El rostro de la bestia

Desvelando el aspecto de este asteroide mediante observaciones por radar.

El pasado 8 de Junio el recién descubierto 2014 HQ124 pasó realtivamente cerca de nuestro planeta, a solo 1.25 millones de Kilómetros, una distancia que puede parecer inmensa pero que, a escala planetaria, es poco menos que nada. Esto, combinando con que se descubrió pocas semanas antes y su gran tamaño, de entre 300 y 400 Metros, suficiente para poder haber causado una catástrofe a nivel local en caso de colisión con La Tierra, hizo que recibiera este nada simpático sobrenombre, ejemplificando la eterna amenza que para la Humanidad representan estos pequeños vagabundos planetarios.

Para los astrónomos, sin embargo, tan aproximación representó una nueva oportunidad de estudiar este tipo de objetos, no por observación directa, ya que estaba demasiado lejos para desvelar detalles ópticos, sino utilizando un método extremadamente útil para estos casos, el envío de ondas por radar, para posteriormente, estudiando el eco resultante, generar una imagen. Y con "la bestia", mucho mayor que cualquier otro reciente, no podría ser menos, asi que diversas estaciones en todo el mundo, entre ellas las antenas de la Deep Space Network en Goldstone, y el radiotelescopio de Arecibo, trabajaron en colaboración para develar el "rostro" del monstruo.

2014 HQ124 se muestra así como un objeto alargado, irregular, de como mínimo 370 Metros en su eje mayor. Su curioso aspecto podría indicar que estamos ante un objeto doble, lo que se conoce como una "binaria de contacto", en que dos pequeños asteroides están físicamente en contacto que forman un único asteroide con forma lobulada. Igualmente podemos observar una gran cantidad de otras características, incluyendo una curiosa colina en su parte central. Los detalles más pequeños tienen unos 4 metros de ancho, extraodinario logro teniendo en cuenta el tamaño y la distancia a la Tierra de este asteroide cuando se realizaron estas observaciones.

Así es el rostro de "la bestia", el inesperado visitante que nos recordó nuevamente que ahí fuera, acechando en la oscuridad, se esconden monstruos.

La "bestia" en movimiento.

Un peligroso visitante.

Las antenas de GoldStone y Arecibo trabajaron mano a mano para desvelar el especto de este peligroso visitante.

Giant Telescopes Pair Up to Image Near-Earth Asteroid

No hay comentarios: