Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, junio 30, 2011

Una brillante indigestión

El observatorio XMM-Newton capta la luz de una estrella de neutrones alcanzada por una gigantesca tormenta estelar.

En el Universo hay astros de todos los tamaños...asteroides, lunas, planetas, estrellas, galaxias, Cúmulos...todo ello siguiendo una lógica sencilla: Cuanto más grande es más masa tiene y más intenso es su campo gravitatorio. Sin embargo toda regla tiene su excepción, y en este caso una espectacular...¿Alguien se imagina varias veces la masa del Sol concentradas en un cuerpo estelar de apenas unos kilómetros de diámetro?¿Un lugar donde una pequeña cucharadita de materia tiene la misma masa que todo el monte Everest? Parece increíble, pero así son las estrellas de Neutrones, los astros mas densos (dejando de lado los agujeros negros, cuya naturaleza resulta demasiado exótica para incluirlos en esta lista) conocidos.

Restos del antiguo corazón de una estrella que explotó en forma de Supernova, y compuestos exclusivamente de Neutrones (de ahí el nombre), pueden llegar a contener 2 veces la masa del Sol con diámetros de apenas 10-20 Kilómetros, lo que implica que disponen de un campo gravitatorio extremadamente intenso y capaz de alterar a estrellas centenares de veces mayores que ella...son, buscando un símil biológico, como las hormigas, pequeñas pero con una fuerza proporcionalmente superior a la mayoría de los animales.

Pero hay cosas que resultan demasiado grandes incluso para una Estrella de Neutrones...como nos recuerda el observatorio espacial XMM-Newton, que estudia la Bóveda Celeste en el espectro de los Rayos X, y que el pasado 28 de Junio detectó lo que se puede llamar una "brillante indigestión" de una Estrella de Neutrones,que alcanzada por una gigantesca tormenta estelar nacida en su compañera, una supergigante azul, resplandeció 10.000 veces su brillo habitual en esta parte del espectro.

Se calcula que la nube de partículas emitidas media unos 16 millones de Kilómetros de diámetro y tenía un volumen de 100 Billones de Lunas, aunque solamente un 1% de su masa, y fue parcialmente atrapada por la estrella de neutrones, precipitándose sobre ella y calentándose hasta varios millones de grados, que fue precisamente lo que provocó la emisión en Rayos X, que se prolongó durante 4 horas. Sin embargo fue un plato demasiado grande como para poder devorarla por completo, y la mayor parte siguió su camino. De hecho, sin esta suceso la tormenta habría pasado completamente inadvertida y no se habría detectado.

Como un faro en la distancia, la estrella de neutrones avisó a los astrónomos de lo que estaba ocurriendo, y permitió a los encargados del XMM-Newton, que se encontraban realizando una observación de 12 horas de este sistema estelar, la posibilidad, realmente afortunada, de obtener datos inéditos sobre el comportamiento de este tipo de grandes estrellas y como emiten materia al espacio. La súbita indigestión de un pequeño gigante, que se vio desbordado por algo que ni el era capaz de asimilar, nos permitió ver algo que, de lo contrario, habría seguido escondido en la oscuridad y la distancia.

Un gigante diminuto...con apenas 10-20 Kilómetros de diámetro y compuesto casi en exclusiva de neutrones, pueden tener tanta masa como varios soles, y un campo gravitatorio que rivaliza con las estrellas de mayor tamaño.

XMM-Newton, una década observando el Universo más energético.

Neutron star bites off more than it can chew

No hay comentarios: