Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, junio 16, 2011

El baile de Opportunity

El rover realiza "ejercicios" con sus ruedas cada pocos metros.

Sus huellas se extienden a lo largo de Meridiani Planum, como testimonio de los innumerables Kilómetros recorridos desde su llegada al planeta rojo. Pero una mirada más cercana nos enseña que, lejos de ser simplemente dos lineas de ruedas trazadas sobre las zonas más arenosas de este región marciana, su patrón en bastante más complicado, como podemos ver en la imagen superior, tomada el pasado 1 de Abril, durante el 2,554º día de misión.

¿Cual es el origen de estas curiosas señales? La respuesta, o mejor dicho respuestas, son por un lado el sistema autónomo de conducción del vehículo, que le permite examinar el terreno y decidir la dirección más adecuada por si mismo, y las maniobras diseñadas por los ingenieros para hacer frente a los problemas que experimenta la rueda delantera derecha y evitar que deje de funcionar, como si le paso a Spirit.

Y es que desde hace más de dos años esta rueda sufre los mismos síntomas que precedieron al fallo total de su equivalente en Spirit, que dejó de girar en 2006, y que se manifiestan en un mayor consumo eléctrico, lo que se interpreta como un aumento de la fricción debido a una distribución anómala del lubricante. Una situación peligrosa que se afrontó haciendo que el rover periódicamente retrocediera, un cambio de sentido que permitiera lubrificar mejor la problemática rueda y evitar un fallo total. Una solución improvisada pero exitosa que permite que aun hoy Opportunity siga avanzando hacia su objetivo.

Pero esta es solo la mitad de la explicación. La otra implica la capacidad de Opportunity, adquirida recientemente mediante actualizaciones de su software, hoy día mucho más avanzado que el que tenía cuando llego a Marte, de "pensar" por si mismo el camino adecuado en cada momento. Así, cuando el terreno presenta posibles obstáculos, se pone en marcha el sistema autónomo de conducción, que permite al vehículo detenerse, tomar imágenes de lo que le espera por delante y decidir por si mismo que maniobra debe hacer para esquivar un obstáculo potencialmente peligroso.

Ya tenemos los dos elementos que dan lugar a este curioso rastro que vemos en la imagen superior. Al igual que en su avance, también en las maniobras de retroceso para aliviar la fricción de su rueda derecha hace en ocasiones uso de su sistema de conducción autónoma..con un pequeño "pero": La cámara de navegación trasera tiene su campo de visión parcialmente bloqueado por una de las antenas del rover, por lo que Opportunity gira a uno y otro lado en un ángulo de 17.5 grados para poder adquirir una visión nítida, dando lugar a estas extrañas huellas en forma de "V" que vemos en la imagen.

Esto solo ocurre cuando Opportunity se mueve de forma autónoma, un sistema que solo se activa cuando debe hacer frente a un terreno accidentado, siendo el resto del camino lo que se conoce como una conducción a ciegas, como podemos ver en esta misma imagen: Si miramos la versión ampliada observaremos que las huellas más lejanas no tiene estas señales, fruto de un avance más directo, mientras que en el momento que entra en un terreno menos liso y con la presencia de pequeñas dunas se inicia el viaje autónomo, y con ello la aparición de estas curiosas señales, fruto de los esfuerzos por mantener plenamente operativo un vehículo que ya supera por 30 el tiempo previsto de vida útil.

De esta manera, bailando sobre las arenas de Meridiani Planum, Opportunity sigue su prodigiosa aventura...que la música no deje de sonar.

La problemática rueda derecha de los rover, que experimentaron problemas en ambos vehículos...aunque no pudo evitarse que dejará de funcionar en el caso de Spirit, con Opportunity las maniobras especiales han permitido, de momento, que siga funcionando los dos últimos años. Que ambas fallen no es extraño, pues son vehículos gemelos construidos exactamente iguales, y por tanto con el mismo fallo de diseño.

Siete años de viajes, siete años de sueños, siete años de huellas sobre la superficie marciana.

Opportunity es el representante de la Humanidad en Marte, quien lleva sobre si, desde hace siete años, los sueños no solo de aquellos implicados directamente sino de gente de todo el mundo, que tiene a través de sus ojos una ventana permanente y diaria al planeta rojo. Ojala la fuerza que lo impulsa no se agote por mucho tiempo.

Autonomous Hazard Checks Leave Patterned Rover Tracks on Mars

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante pero se leería mejor si hubiera buena ortografía, por ejemplo, colocar ambos signos de interrogación y admiración ¿ ?

Tokaidin dijo...

Lo del signo de interrogación no deja de ser mi forma de escribir,una simple constumbre adquirida, aunque tienes razón de que no es correcto. Procuraré escribirlo de forma adecuada de ahora en adelante.

Si tienes cualquier otra observación o cosa que crees que es mejorable no dudes en decirlo.

Anónimo dijo...

Me temo que lo del signo de interrogación sólo al final es una costumbre que tenemos muchos catalanes, ya que en catalán es correcto escribir asi.