Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

miércoles, junio 22, 2011

Tesoros al lado del Sol

MESSENGER: Tres meses revelando los misterios de Mercurio.

El tiempo pasa rapidamente (en ocasiones, hasta demasiado y todo) y, casi sin darnos cuenta, ya se cumplen tres meses desde que el más interior de los planetas del Sistema Solar recibió a su nueva compañera permanente...ese 18 de Marzo, por primera vez, un ingenio espacial entraba en órbita alrededor de Mercurio, y con ello se inciaba la exploración en profundidad de un mundo semejante a la Luna a primera vista pero que, como esta demostrando MESSENGER, es mucho más compleja, demostrando que desde sus inicios siguió su propio camino evolutivo, separandose claramente de cuerpos parecidos, como nuestro satélite, la propia Tierra o Marte.

En estos tres meses de incesante actividad MESSENGER nos ha enviado un auténtico tesoro de información científica, que van desde inumerables fotografias de altísima resolución a datos sobre la composición química de la superficie, pasando por evidencias topográficas que señalan la posible presencia de agua helada en los polos y mediciones del campo magnético del planeta y su interacción con el viento solar.

Así, ademas de un total acumulado de 20.000 imágenes con resoluciones de apenas 10 metros, MESSENGER lleva realizadas 2 millones de mediciones topográficas por laser, revelando la presencia de grandes llanuras volcánicas y movimientos tectónicos, mientras que su Espectrometro de neutrones y Rayos Gamma (Gamma-ray and Neutron Spectrometer o GRNS) esta desvelando una composición química de la superficie que aleja a Mercurio de los otros mundos terrestres, ofreciendo nuevas pistas e interrogantes sobre su proceso de formación.

Asi, una presencia de Azufre 10 veces más alta que en La Tierra y La Luna, junto a una presencia de Potasio inesperadamente elevada ( pues es un elemento facilmente volátil y, dada su proximidad al Sol, se esperaba que esta fuera mucho menor en relación a otro elemento, el Torio, mucho más resistente a las altas temperaturas) dejan claro que mucho de lo que creíamos saber sobre Mercurio y su proceso de formación deberá ser revisado, si es que no empezar de 0.

Sean Solomon, del Carnegie Institution de Washington Y miembro del equipo científico de la MESSENGER, explica claramente esta nueva realidad: "Teníamos muchas ideas acerca de Mercurio que estaban incompletos o mal construidas a partir de datos anteriores. Muchas de nuestras teorías anteriores están siendo dejdas de lado a medida que nuevos estudios de nuevos datos orbitales conducen a nuevas ideas. Nuestra misión principal tiene otros tres años por delante, y podemos esperar más sorpresas del planeta más interna del sistema solar revele sus largamente escondidos secretos".

MESSENGER solo ha necesitado tres meses para revolucionar nuestro conocimiento sobre Mercurio, convertir en polvo muchas de las ideas previas que se tenían y obligar a replantear otras tantas...nada mal para tan poco espacio de tiempo, lo que no es extraño si tenemos en cuenta que junto estamos llenando el gran vacio de conocimiento que la practica ausencia de misiones a este mundo (anteriormente solo la Mariner 10 se había aproximado) había generado en comparación a los muchísimo más explorados Venus, La Luna y Marte.

Como pioneros en una tierra extraña, estamos ahora, por primera vez, adentrándonos en Mercurio, buscando entender su naturaleza y nacimiento, y con ello, además, poner una pieza más en el puzzle de nuestro propio origen.

Una espectacular imágen del crater Degas, comparada con una fotografía del mismo crater tomada por la sonda Mariner 10. Una muestra de hasta que punto la MESSENGER es superior a su predecesora.

Estas curiosas formaciones, que tiene diámetros que se mueven entre los cientos de metros y los varios Kilómetros, suelen estar rodeados de un halo de material brillante y aparecen en los picos centrales de los grandes cráteres y sus bordes elevados. Su formación parece estar relacionada con la presencia de materiales volátiles y su afilados bordes parece señalar una edad relativamente joven.

Las observaciones topográficas han encontrado numerosos crateres donde la luz del cercano Sol nunca llegan, lugares sumidos en la oscuridad permanente y por ello sitios ideales para que pudieran haber agua helada.

Grandes zonas del hemisferio norte, aquí delimitadas por una linia amarilla, son llanuras de origen volcanico.

El desigual campo magnético de Mercurio, con un Polo Sur mucho más amplio que el Norte.

La diferencia entre sobrevolar un planeta y orbitarlo...la imagen superior fue tomada por la MESSENGER durante su segundo paso por las cercanias de Mercurio, mientras que la inferior, de la misma zona, lo fue hace pocas semanas, ya con la sonda en órbita.

Un crater con una notable fractura que practicamente lo parte por la mitad, fruto de la ruptura de la corteza cuando el interior se enfrió y el planeta se contrajo.

El iluminado limbo de Mercurio. Al tener una inclinación casi nula no existen estaciones, pues el día y la noche duran exactamente lo mismo en cualquier latitud.

El rostro de Mercurio en color.

Los montes Caloris, parte del anillo que delimita la gigantesca Cuenca Caloris, de 1550 Kilómetros de diámetro.

Una señal en X...en realidad dos cadenas de crateres que se cruzan. Aunque resultan extrañas, en realidad pueden observarse tanto en La Luna como en Marte y se forman cuando un gran meteorito se fragmenta en numeroas piezas, que siguen la misma trayectoria del cuerpo original y terminan impactando uno detras de otro y siguiendo una linia.

MESSENGER Unveiling Mercurys Hidden Secrets

MESSENGER

No hay comentarios: