Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

viernes, mayo 29, 2015

InSight y sus pequeños amigos

2 CubeSats acompañarán a esta sonda en su viaje a Marte y seguirán su descenso hacia la superficie.

Se los define como un tipo de satélite en miniatura, utilizado para investigación espacial, con una masa inferior a 1.33 kilogramos, un tamaño estándar de 10x10x10 Centímetros (lo que se conoce como 1U) y que usan, con frecuencia, componentes comerciales para su electrónica. Es una forma de lograr un acceso más barato al espacio, al ser su estructura muy simple, lo que implica un diseño y manufactura de muy bajo costo, además de permitir acceder a un lugar en cualquier cohete lanzadera disponible, incluso si esta posibilidad llega de forma repentina, con total facilidad y sin las restricciones y permisos burocráticos que necesitan las cargas de mayor tamaño. En definitiva implica alejarse de los satélites "clasicos", grandes y costosos, y elegir en su lugar lo pequeño, simple, barato pero al mismo tiempo funcional, y que pueden construirse en grandes cantidades.

Los CubeSats tienen su campo de acción actual en la órbita terrestre, lanzados tanto como carga secundaria en los viajes de otros vehículos, como desde la propia ISS, que se esta convirtiendo en todo un "campo de despegue" orbital para estos pequeños vehículos. Pero no son pocos los que sueñan ya con el día en que den el salto más allá, adentrándose en las profundidades interplanetarias, y participen activamente en la exploración de otros mundos, moviéndose a través del espacio en solitario o formando auténticas bandadas actuando de forma coordinada. Algo que sin duda abarataría y mucho el coste del programa de exploración interplanetaria, al no depender tanto de sondas de gran tamaño y presupuesto, derivando parte de ese esfuerzo a estos vehículos de bajo coste.

Y esa realidad está ahora cerca, muy cerca en el tiempo. Tanto como Marzo de 2016, cuando la sonda InSight iniciará su viaje hacia Marte, con el objetivo de aterrizar en el y estudiar su estructura interna. Un viaje que no hará solo, ya que junto a el, como carga secundaria del cohete Atlas V encargado del lanzamiento viajarán 2 pequeños pasajeros, los Mars Cube One (o de forma más informal MarCO), pequeños Cubesats que seguirán su propio camino al encuentro del planeta rojo, y que si bien no entrarán en órbita, sino que lo sobrevolarán para seguir posteriormente hacia el espacio profundo, estarán en la vecindad marciana justo en el momento en que InSigth se precipite en la atmósfera e inicie los ya famosos "7 minutos de terror" antes de tocar la superficie.

El objetivo final es que MarCO ofrezca cobertura a la sonda, actuando de puente de enlace entre ella y la Tierra, permitiendo la transmisión de los datos de telemetría a tiempo real (dejando de lado el inevitable retraso por la distancia, claro está) que de otra forma abrían necesitado más tiempo. La InSight utilizará a la Mars Reconnaissance Orbiter como enlace de comunicaciones, pero está no se encontrará visible desde su punto de vista durante esos instantes críticos. MarCO ocupará su lugar, o mejor dicho uno de ellos, ya que el otro actúa como suplente, listo para tomar el lugar del otro si este primero fallara. Una precaución imposible de tomar si se utilizara una sonda de gran tamaño. Otra de la ventajas de vehículos tan pequeños y baratos.

Con este envío los CubeSats darán finalmente el esperado salto adelante después de más de una década de desarrollo. De momento es "solo" como apoyo de comunicaciones para otros, pero puede que el futuro de la exploración interplanetaria, en parte, se encuentre en ellos. Bajo coste, adaptabilidad a las capacidades de lanzamiento de cada momento y capacidad de enviarlos en gran cantidad son las cartas que ponen sobre la mesa. Es posible que nunca puedan remplazar totalmente lo que una gran sonda, con todo su arsenal de instrumentos, es capaz de ofrecer, pero podrían representar una forma de exploración viable cuando el presupuesto no acompaña, algo que por desgracia ocurre de forma más habitual de lo que nos gustaría. Los próximos años tendremos la respuesta.

Infografía: Los CubeSats.

InSight es la próxima misión de la NASA a Marte, un módulo de aterrizaje que se dedicará a monitorizar la actividad interna del planeta, estudiando el flujo de calor que llega desde las profundidades así como su actividad sísmica. 

Two Tiny 'CubeSats' Will Watch 2016 Mars Landing

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y el día que se acompañe junto a esto con una baja es los costos de lanzamiento... ahí vendrá la revolución espacial.

Slds.