En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Un mar de rocas y arena. Sol 785
Curiosa formación geológica vista por la ChemCam en Sol 778.
Panorámica Sol 752

sábado, noviembre 03, 2012

Una veterana con la mente clara

Mars Odyssey se prepara para activar el ordenador de reserva.

Una misión espacial significa afrontar duras condiciones que con el tiempo, a pesar de estar tan protegidos como es posible, pasan factura a sus delicados sistemas electrónicos...no hace falta mucho para dejar fuera de servicio a una sonda, incluso algo tan simple que en La Tierra cualquiera con las herramientas adecuadas podría arreglar en minutos es suficiente, ya que, evidentemente, nadie puede ir hasta ella y solucionar el problema directamente. Por tanto es práctica habitual que una sonda espacial disponga de sistemas redundantes.

Como su propio nombre indica se trata de que los sistemas críticos esten duplicados, con uno principal y otro en reserva que, en caso de fallo del primero, tome su lugar y permita a la nave seguir funcionando. Eso ofrece margen de maniobra ante los problemas de un componente vital que, de otra forma, podría resultar fatal. Con ingenios situados en el espacio profundo, a cientos o miles de millones de Kilómetros de distancia, es la única alternativa posible.

Mars Odyssey, actualmente el vehículo orbital más veterano de los que se encuentran en activo en Marte, no es una excepción, y en unos días, el 5 de Noviembre más concretamente, le llegará el momento de "reiniciarse" por completo: Será el momento en que el ordenador principal de reserva (conocido como Lado B) será activado y cogerá en control en lugar del principal (Lado A).

El motivo de este cambio es más por precaución que por un fallo en el Lado A, que sigue funcionando bien a pesar de llevar más de 11 años en activo, ya que su unidad de medición inercial muestra señales de desgaste. Esta, que dispone de un giroscopio, es vital ya que proporciona información necesaria para apuntan correctamente la antena, los paneles solares y los instrumentos, lo que no admite el más mínimo problema, se necesitan cifras correctas y cualquier señal de que estas podrían no serlo hace necesario tomar medidas.

El Lado B dispone de su propia Unidad de Medición Inercial, una que no ha sido activada desde el día antes del lanzamiento, y por tanto libre de todo desgaste aunque aún habrá que comprobar que los 11 años que lleva sin funcionar no han pasado factura. Por tanto Mars Odyssey entrará en "modo seguro" a partir del 5 de Noviembre, y permanecerá unos días así mientras se verifica que todos los sistemas están funcionando correctamente y que el paso al Lado B se completó con éxito, para seguidamente reiniciar sus actividades, tanto de exploración del planeta como nexo de comunicación entre Curiosity, Opportunity y La Tierra. El Lado A quedará entonces en reserva, siempre listo para activarse en caso de alguna anomalía posterior...


Durante este periodo la Mars Reconnaissance Orbiter se encargará de dar soporte a ambos rovers, lo que implicará una reducción temporal de la cantidad de datos enviados desde Marte, aunque las operaciones previstas tanto para ambos rovers se mantendrá sin cambios.

La veterana Mars Odyssey entrará así en una nueva etapa de su ya larga vida, que se espera se pueda prolongar hasta más allá de 2015.

La Mars Odyssey, fotografiada por la ya desaparecida Mars Global Surveyor en 2005. Su figura resulta sin duda reconocible.

Mars Longevity Champ Switching Computers