En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Un mar de rocas y arena. Sol 785
Curiosa formación geológica vista por la ChemCam en Sol 778.
Panorámica Sol 752

lunes, noviembre 26, 2012

El tiempo de Curiosity


Manejar un vehículo movil por la superficie de otro mundo es una tarea siempre complicada y, por encima de todo, lenta...la lentitud que implica la imposibilidad de manejarlos en tiempo real. Esto es posible en La Luna, donde las comunicaciones solo tendrían unos 2 segundos de retraso, pero no en Marte, donde está cifra puede elevarse hasta los 40 minutos según su posición con respecto La Tierra. Imposible hacer otra cosa que planificar el trayecto a partir de la imágenes y dejar que el propio vehículo, de forma autónoma, lo lleve adelante.

Y en el caso de Curiosity, eso también se aplica cuando se debe usar su extenso y extraodinariamente bien equipado brazo robótico, cuya complejidad de movimientos y la precisión con la cual deben hacerse todos ellos, desde entrar en contacto con un objetivo hasta depositar las muestras y replegarse hasta su posición inicial, hace que sea necesario tener paciencia. Si pudieramos transportarnos de forma instantanea a su lado nos parecería que todo sucede de forma desesperadamente lenta, pero así funciona la exploración robótica de otro planeta.

El video superior, realizado con el software que utilizan los técnicos en tierra para planificar las operaciones, muestra un día de actividad de Curiosity, en concreto la del 18 de Noviembre, cuando completó con éxito la operación "touch-and-go", desplegando el brazo robótico y aplicando el APXS (Alpha Particle X-Ray Spectrometer) sobre una roca para conocer su composición química, replegándolo de nuevo y desplazándose posteriormente unos 25 metros hacia un objetivo conocido como "Point Lake". Puede parecer poca cosa, pero lograr completar ambas maniobras en un mismo día marciano es todo un logro.

Aún más interesante que la operación en si misma es la oportunidad de observar y comprender mejor los movimientos de Curiosity que nos ofrece este video, desde las complicadas maniobras que debe hacer el brazo robótico cada vez que debe trabajar como el del desplazamiento del propio vehículo, que lejos de avanzar de forma continua desde un punto a otro lo hace mediante pequeños desplazamientos, durante los cuales el vehículo puede comprobar de forma autónoma que no hay ningún obstáculo peligroso en su camino. Opportunity, al otro lado del planeta, hace exactamente lo mismo. 

Si un día llegamos a pisar Marte todo sucederá mucho más rápido...pero hasta que llegue ese momento y mientras solo podemos hacerlo a distancia con vehículos como Curiosity deberemos tener paciencia y ser consciente de que esta forma de exploración tiene su propio ritmo.

Aplicando el APXS sobre una roca dentro de la operación "touch-and-go", con el objetivo de estudiar su composición química. Después de unos 10 minutos Curiosity inició el repliegue del brazo robótico.

Y avanzando. Una vez el brazo estuvo replegado y en posición, Curiosity avanzó unos 25 metros, completando un día que puede considerarse de mucho trabajo.

Curiosity Rover Preparing for Thanksgiving Activities