En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Campo de dunas. Sol 703
Tiempo de Primavera.
Mirando al horizonte. Sol 696

jueves, noviembre 15, 2012

En el corazón de Curiosity

SAM realiza los primeros análisis de suelo marciano.

Es el instrumento estrella, el motivo último por el cual se hizo el esfuerzo técnico y económico de construir y enviar a Marte este enorme vehículo explorador, y aunque hay otros (CheMin, ChemCam, REMS, ect..) que aportan también datos igualmente valiosos ninguno de ellos es el su auténtico corazón. SAM, en realidad un laboratorio miniaturizado compuesto de 3 instrumentos diferenciados, lo es todo en esta misión exploradora, y por ello cualquier actividad por su parte merece toda la atención.


Y es que después de analizar el aire marciano, con el interesante aunque al mismo tiempo decepcionante resultado de no detectar la presencia de Metano, el 9 de Noviembre le llegó el tan esperado momento de recibir las primeras muestras del suelo marciano, su objetivo principal, una pizca de fina arena procedente de Rocknest entragado por el brazo robótico y que entró a través de las dos aberturas de las que SAM dispone para este fin en la parte superior de Curiosity.

Durante los días siguientes la analizó mediante la espectrometría de masas, la cromatografía de gases y la espectrometría láser:"Recibimos buenos datos de esta primera muestra sólida.Tenemos un montón de análisis de datos para hacer, y estamos planeando obtener muestras adicionales de material de Rocknest para tener más confianza sobre lo que estamos aprendiendo", explicó Paul Mahaffy, investigados en jefe de SAM. Por tanto deberemos esperar un poco para conocer los primeros resultados concluyentes, aunque es posible que se haga un primer adelanto en la nueva teleconferencia prevista para hoy, donde se presentarán los últimos avances de la misión.

Además de SAM, el otro laboratorio de Curiosity, CheMin, que ya había completado un primer análisis recibió nuevo material, procedente de la misma muestra de la cual salieron los granos de fina arena que acabaron en el interior del primero. Ambos instrumentos se repartieron, por tanto, la que fue la 5º extracción realizada en Rocknest.

De esta manera, y después del anticipo que representó en análisis del aire marciano (y que seguirá haciendo de forma periódica), el corazón científico de Curiosity finalmente empezó a latir, y aunque aún quedan algunas operaciones pendientes para considerar que ya se ha desplegado todo el potencial del rover, como por ejemplo la perforación y extracción de muestras procedentes de rocas, lo cierto es que, ahora si, podemos decir que hemos empezado la auténtica exploración de Gale.

Parte del material de la 5ª muestra recogida por el brazo robótico situado en la plataforma de observación, paso previo a su entrega a SAM y CheMin.

Las dos aberturas que comunican con el interior de SAM, en esta imágen cubiertas por las tapas protectoras, que solo se abren cuando llega el momento de la entrega de nuevo material.

SAM (Sample Analysis at Mars), antes de ser instalado en Curiosity y en posición invertida, observando su parte inferior. Debajo un esquema de los principales instrumentos que lo componen.

Rover's 'SAM' Lab Instrument Suite Tastes Soil

SAM