En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Cruzando campos de pequeñas dunas. Sol 683
Observando una de las ruedas. Sol 692
Un gran metorito de Hierro encontrado en Sol 640.

lunes, noviembre 12, 2012

En busca de una 2ª oportunidad

Akatsuki sigue preparando su regreso a Venus en 2015.

A Japón la exploración planetaria se le resiste...así, mientras en misiones a La Luna (Kaguya), cometas, asteroides (Hayabusa) y de la prueba de nuevas tecnologías (Ikaros) la JAXA a logrado grandes éxito, en el salto hacia los planetas cercanos parece toparse con un muro. Primero sería la Nozomi, destinada a entrar en órbita marciana y que por una serie de problemas en sus sitemas acabó fallando su objetivo, a la que la seguiría, en 2010, la Akastuki, un ambicioso proyecto de exploración de Venus, que debía entrar en órbita y estudiar en profundidad la atmósfera de este mundo, ampliando y complementando el trabajo ya realizado por la europea Venus Express. Pero una vez más algo fue mal.

El impulsor principal falló, aparentemente apagándose antes de tiempo y por tanto no frenó lo suficiente para logar la inserción orbital. La comunicación se perdió una vez se ocultó detrás de del planeta y cuando se logró recuperar la sonda había entrado en modo seguro y se encontraba estabilizada, con todos sus sistemas principales en buen estado, pero se había perdido la oportunidad y Akatsuki quedó en una órbita solar de 203 días.

Nuevamente la fortuna no estuvo de lado de la JAXA en su intento de alcanzar otros mundos, pero los técnicos japoneses no se rindieron y empezaron a planer un nuevo encuentro con Venus, que sería posible en 2015...si seguía en buen estado, aunque con 5 años de retraso, Akatsuki tendría una segunda oportunidad, algo muy poco frecuente en la exploracion espacial. Y con esta idea en mente los días 1, 10 y 21 de Noviembre de 2011 la sonda ajustó su trayectoria mediante 3 pequeños encendidos de sus motores de maniobra orbital (RCS) para lograr una aproximación favorable.

Pero existe un gran problema, y es su impulsor principal, quién debería frenar a Akatsuki y en su momento falló, siendo la causa última de su fallido intento de 2010, esta fuera de servicio de forma definitiva tal y como demostraron las pruebas realizadas en Septiembre de 2011. Por tanto será necesario improvisar, y los técnicos japoneses usarán loa RCS para intentar lograr ponerla en órbita, decisión firme y por la cual, en Octubre de 2011, se ordenó a la sonda expulsar los 65 Kilogramos de óxidos de nitrógeno, utilizados como oxidante por el ya inoperante impulsor principal, quedándose solo con la Hidrazina, que es lo único que utilizan los RCS. Una reducción de masa que será de ayuda en su momento.

El frenar a Akatsuki no es lo el único problema...con un eje inclinado 177,4º Venus rota al revés que el resto de planetas, lo que plantéa un desafio para cumplir sus objetivos científicos de forma adecuada, ya que sería necesario que la órbita final coincidiera con el Ecuador del planeta y siguiendo la misma dirección que la superrotación de la atmósfera venusina, cuyo estudio es el objetivo principal. Sin embargo, vista la situación, los científicos de la misión parecen dispuestos a aceptar una órbita polar y extremadamente elíptica con tal de conseguir que, este vez si, consiga ser atrapada por la gravedad venusiana, lo que ya sería más de lo que nadie podía esperar en los decepcionantes días que siguieron al fracaso de 2010.

Akatsuki no realizará nuevas maniobras hasta finales de 2014, manteniéndose en hibernación hasta entonces para alargar su vida útil. Sin duda será una operación difícil, pero de conseguirlo se convertirá en la primera sonda exploradora que logar la inserción orbital después de fallar en un primer intento. La experiencia con Hayabusa, que lograron  que regresara a La Tierra a pesar de sufrir casi todos los problemas imaginables, hace tener esperanzas de que en 2015, finalmente, la diosa Fortuna esté de su lado...

Los preparativos finales de Akatsuki. En la parte inferior podemos ver el impulsor principal, que falló durante la operación de frenado.

La sonda se separá de la fase superior del cohete impulsor e inicia un camino hacia Venus mucho más complicado de lo que nadie podía haber imaginado.

El plan previsto para la entrada en órbita  y lo que ocurrió realmente. En el momento crítico, cuando la sonda debía frenar y dejarse atrapar por la gravedad venusiana, el fallo del impulsor principal hizo fracasar el intento.

Masato Nakamur, manager de la misión Akatsuki, durante la rueda de prensa posterior al fallido intento de entrada en órbita Venusiana en 2010.

Venus visto por la Akatsuki en Diciembre de 2010, poco después de su fallido intento y que dejaba claro que los instrumentos científicos estaban en perfecto estado. Desde la Inzquierda, imágen en falso color de la Cámara Ultravioleta (IUV), Cámara Infrarroja de 1 micrón (IR1) y Cámara Infrarroja de Onda Larga (LIR).
 
El optimismo al estilo nipón por delante de todo.

Una segunda oportunidad para Akatsuki

Japanese probe fails in bid to reach Venus' orbit in setback for nation's space programme