En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Un mar de rocas y arena. Sol 785
Curiosa formación geológica vista por la ChemCam en Sol 778.
Panorámica Sol 752

miércoles, diciembre 05, 2012

Autopista hacia las estrellas

La Voyager 1 entra en una nueva región hasta ahora desconocida del Sistema Solar.

"Creemos que esta puede ser la última capa entre nosotros y el espacio interestelar. Esta región no había sido anticipada, no había sido predicha". De esta manera explicaba Edward Stone, científico del proyecto Voyager, los últimos datos que nos estan llegando desde las fronteras finales de nuestro hogar, donde una sonda que abandonó La Tierra hace casi 40 años se dirige al encuentro de la eternidad, y lo que es un auténtico regalo para la posteridad, aún con la suficiente energía para seguir en activo y contarnos lo que está ocurriendo a su alrededor.

Desde hace varios meses se especulaba con la posibilidad de que la Voyager 1 hubiera ya cruzado al otro lado, alcanzado finalmente el espacio interestelar, algo apoyado por el brusco descenso de las partículas cargadas prcedentes del Sol (que conforman lo que conocemos como viento solar) y un aumento igual de rápido de las que proceden del exterior. Sin embargo la 3ª señal que debe confirmar que finalmente el salto tuvo lugar, el cambio de la dirección del campo margnetico desde la orientación Este-Oeste (fruto de la rotación solar) a otra Norte-Sur sigue sin tener lugar, lo que hace que los científicos pensar que aún está por llegar...

"Si juzgáramos solo con los datos referentes a las partículas cargadas llegaríamos a la conculsión de que estamos fuera de la Heliosfera, pero tenemos que mirar lo que nos dicen todos los instrumentos y el tiempo dirá si nuestras interpretaciones sobre esta frontera son correctos", explicó Stamatios Krimigis, investigador principal del detector de partículas cargadas de baja energía durante la conferencia de prensa en que se presentaron las últimos descubrimientos llegados desde el vehículo humano que más lejos se encuentra de La Tierra.

En su lugar, y en lo que es un descubrimiento sorpresa que ningún modelo ni hipótesis había sido capaz de anticipar, la Voyager parece haber entrado en una nueva región que recibió el nombre de "autopista magnética", ya que por ella las partículas cargadas llegadas del Sol parecen fluir hacia el exterior, y las que proceden de la galaxia entran en nuestro sistema planetario.

Poco sabemos por ahora, aparte de que la intensidad de su campos magnéticos es 10 veces superior a lo que se había registrado hasta ahora, quizás por qué están siendo comprimidos por la presión llegada del exterior, y que parece fluctuar notablemente en el espacio y el tiempo...así los datos llegados de los 2 instrumentos encargados de medir las partículas cargadas de los que dispone la Voyager 1 muestran que esta entró en la "autopista magnética" el 28 de Julio de 2012, para seguidamente salir de ella, como las olas del mar que retroceden una vez rompen en la playa, algo que se repitió varias veces hasta el 25 de Agosto, cuando entró nuevamente en ella y así se mantiene hasta día de hoy. 

Los encargados de la misión Voyager están convencidos de que estamos ante la última puerta antes del espacio interestelar, y que el largo viaje en busca de la frontera final está cerca, muy cerca, de llegar a su conclusión, aunque como ellos mismos reconocen estamos aprendiendo a esperar lo inesperado de a Voyager 1 y de aquello que se encuentre, como demuestra este último e inesperado hallazgo. Así de grande es nuestro desconocimiento de estas regiones tan alejadas de nostros y así de maravillo es que estemos siendo testimonos de como la Humanidad entra en ellas por primera vez...

El cambio brusco que han experimentado las mediciones de partículas cargadas, especialmente en lo que respecta a las que legan desde el Sol.

La orientación de los campos magnéticos solar y galáctico y sus repectivas orientaciones. Cuando se produzca el salto al espacio intergaláctico se espera la Voyager 1 registre dicho cambio.

La "autopista magnética" en la que entró la Voyager 1....posiblemente la última etapa antes de la salida al medio interestelar.

El detector de partículas de baja energía o LECP, una de las claves para entender lo que está pasando.


La Voyager 1 cruzando por la "Autopista magnética". 

NASA Voyager 1 Encounters New Region in Deep Space

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se sabe cuando llegará la New Horizons a esta región del sistema solar? (2030-2040?) Tiene también instrumentos para detectar estas partículas? saludos

Tokaidin dijo...

No existe una fecha concreta, ya que todo está centrado en Plutón y cualquier otro cuerpo del cinturón de Kuiper, pero si sigue adelante, y teniendo en cuenta que se mueve algo más lentamente que la Voyager 1, más o menos podría estar entre estas fechas que mencionas.

En principio instrumetos como el SWAP, que esta pensado para medir las partículas del viento solar alrededor de Plutón y el Pluto Energetic Particle Spectrometer Investigation (PEPSSI)deberían ser capaces de ofrecernos sobre lo que encuentre una vez alcance la frontera.