Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

martes, agosto 26, 2014

Un momento de fugaz emoción

Recreando el encuentro de la Voyager 2 con Tritón con la vista puesta al de Plutón por parte de la New Horizons. 

"Fecha estelar 1,259 (1,990) Hoy me lleno de un dolor intenso. El encuentro con Neptuno ha terminado. Ya no es otra cosa que una pequeña estrella en la distancia. Parte de mi dolor es por no poder visitar Plutón antes de mi partida , porque es un cuerpo muy misterioso....Ojalá que yo, o mi nave hermana, hubiera sido el que desvelara algunos de los misterios de Plutón. El proyecto nunca se consideró seriamente porque habría significado renunciar al encuentro de la Voyager 1 con la luna de Saturno, Titán....Sin embargo, serán muchas las décadas que pasarán antes que el hombre pueda enviar otra nave espacial a esta parte del sistema solar".

Así explicaba, en un imaginario diario escrito por la propia Voyager 2, que se incluía en la  "The Voyager Neptune Travel Guide", publicada por la NASA después del encuentro, como esta se despedía de su último encuentro planetario antes de adentrarse en las profundidades del espacio, en busca ya de la frontera final del Sistema Solar. En ella se adivina los sentimientos de todos aquellos que formaron parte de este proyecto durante los 10 años que duró su travesía interplanetaria, la inevitable tristeza de estar asistiendo al final de una época, de que ya no habría un siguiente objetivo, y el fondo de frustración por no haber podido completar la odisea visitando al (en ese momento considerado), 9º y último planeta. 25 años después, más pronto de los que los científicos de las Voyager nunca pensaron, la New Horizons completará esa última página que sus hermanas nunca tuvieron la oportunidad de escribir.

Y lejos de ser aventuras independientes, tiene algo en común, y ese algo es Tritón, la mayor luna de Neptuno, el último objeto planetario visitado por la Voyager 2 en su extraordinario viaje, y, lo que ahora adquiere especial importancia, muchos astrónomos creen que es, básicamente, otro "Plutón", un mundo de tamaño parecido que en algún momento fue capturado por la gravedad de Neptuno (de ahí su órbita retrógrada, única en el Sistema Solar, y que un día provocará su destrucción), y compartiendo aparentemente una misma composición superficial y atmosférica. Aunque también con posibles diferencias, tal como explica el científico planetario Paul Schenk: "Triton esta cerca de ser un gemelo de Plutón. Son un poco más pequeños que la Luna, tienen atmósferas muy finas de Nitrógeno, superficie helados de monóxido de carbono, dióxido de carbono, metano y nitrógeno, y una composición interna semejante, una mezcla de hielos, incluido el hielo de agua, y roca. Triton, sin embargo, fue capturado por Neptuno hace mucho tiempo y ha sido azotada por calentamientos intensos desde entonces. Esto ha rehecho su superficie en un paisaje torturado de capas retorcidas, vulcanismo y géiseres en erupción".

¿Será en cambio Plutón un planeta muerto, lo que pudo ser Tritón antes de que el destino lo llevara a su encuentro con Neptuno, o tendrá aún algún tipo actividad geológica que todavía afecte a su superficie? Puede ser que el baile gravitatorio con su enorme compañera Caronte pueda alimentar un proceso de calentamiento interno suficiente para que los cryovolcanes vistos por la Voyager 2 también estén presentes en Plutón? Estas son algunas de las preguntas que esperan respuesta, y en los preparativos para este momento los científicos de la NASA han elaborado, utilizando los viejos datos e imágenes de 1989, un nuevo mapa de Tritón, recreando con ellos el breve encuentro, que en muchos aspectos fue similar al que se vivirá la New Horizons.

Tritón se desveló como un mundo extraordinario, en muchos aspectos único, que el limitado y fugaz encuentro de la Voyager 2 apenas pudo captar en todo su esplendor. New Horizons, dotada de mejores instrumentos, logrará ir más allá en sus logros científicos, pero las sensaciones seguramente serán las mismas: La emoción del descubrimiento y la tristeza de saber que por mucho que conozcamos es mucho más quedará por conocer. Así ocurrió en 1989, así ocurrirá de nuevo en 2015. Es lo maravilloso y terrible de la exploración interplanetaria.

Tritón, tal como pudo explorarlo la Voyager 2. Buena parte de su hemisferio Norte se encontraba en la oscuridad de la noche, tal como pasará con Plutón para la New Horizons.

Hace 25 años la Voyager 2 se conviertió en el primer ingenio humano en alcanzar Neptuno. 26 años después, en Julio de 2015, la New Horizons afrontará un reto parecido con Plutón.

Pluto Spacecraft Planning? New Map Of Neptune’s Icy Triton Could Prepare For 2015 Encounter

Triton at +25, Pluto at -1: Twin Planets Separated by Gravity

No hay comentarios: