Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

miércoles, agosto 27, 2014

5 puntos para la eternidad

Seleccionadas las zonas candidatas para el aterrizaje del módulo Philae.

Desde su llegada a las cercanías de Churyumov-Gerasimenko la sonda Rosetta está trabajando sin descanso, observándolo desde distancias por debajo de los 100 Kilómetros, midiendo las leves alteraciones de su campo gravitatorio, observando naturaleza de cada región de este diminuto pero complejo cuerpo celeste y tomando todo tipo de mediciones con su arsenal de instrumentos, en parte para preparar un momento crítico y mágico, en que un vehículo humano se posará suavemente en el, haciendo historia al reunir y enviar las primeras imágenes y datos jamás tomadas desde la superficie de un cometa. Hasta ahora han sido cuerpos lejanos, siempre vistos desde la distancia, pero si todo transcurre como está previsto, un testimonio de nuestro deseo de explorar otros mundos, de que un día fuimos capaces de llegar hasta ellos, quedará para siempre en su superficie.

Pero para que esto sea una realidad hay que preparar bien el camino. Y en esto han estado trabajando intensamente el equipo de la misión Rosetta, un esfuerzo contrarreloj (este debe tener lugar a mediados de Noviembre, antes de que la actividad creciente del cometa represente un obstáculo quizás insuperable para lograr un aterrizaje suave y preciso) donde se busca el punto de perfecto equilibrio entre las 3 objetivos básicos: Que tenga interés científico, permita sacar el máximo partido a sus 10 instrumentos y sea adecuada técnicamente para Philae, tanto a la hora de aterrizar, buscando una zona lo suficientemente plana y limpia de obstáculos, como desde el punto de vista energético, lugares donde la luz solar que alimente a sus paneles esté disponible el mayor tiempo posible. Un proceso de descarte que ahora reduce finalmente los candidatos a solo 5. En uno de ellos Philae intentará hacer lo que nunca nadie había intentado antes.

"Es la primera vez que se han considerado lugares de aterrizaje en un cometa", explica dice Stephan Ulamec, director del  DLR (Lander Control Centre). "Sobre la base de la forma particular y la topografía global del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko, es probable que no sea una sorpresa que muchos lugares tuvieran que ser descartado. Los sitios candidatos de los que queremos hacer un seguimiento para su posterior análisis se cree que son técnicamente viables sobre la base de un análisis preliminar de la dinámica de vuelo y otros temas clave - por ejemplo, todos ellos proporcionan por lo menos seis horas de luz del día por la rotación del cometa y ofrecen  terrenos planos. Por supuesto, cada sitio tiene el potencial para descubrimientos científicos únicos".

Estos son los 5 lugares donde Philae podría aterrizar, los finalistas de una selección previa de 10 y que fueron designados con letras del abecedario, que no guardan relación con un orden de preferencia. Tres de los cinco finalistas (B, I y J) se encuentran en el más pequeño de los dos lóbulos del cometa, y los otros dos (A y C) en el mayor:

A) Es una interesante región ubicada en el lóbulo mayor, pero con una buena vista del lóbulo menor. Se cree que el terreno entre los dos lóbulos podría ser el origen de ciertas emisiones detectadas por Rosetta durante su aproximación, un primer aviso de lo que está por venir. Será necesario tomar imágenes de mayor resolución para estudiar las características de su superficie, como la presencia de pequeñas depresiones o pendientes, y sus condiciones de iluminación.

B) Esta zona se encuentra en el interior de la estructura con forma de cráter en el lóbulo más pequeño, y presenta una superficie plana, por lo que se considera un lugar relativamente seguro para el aterrizaje. Sin embargo, las condiciones de iluminación podrían suponer un problema a largo plazo para las operaciones científicas de Philae. Será necesario estuviar la distribución de rocas en la región para evaluar los riesgos. Se piensa que estas rocas podrían ser el resultado de una actividad muy reciente, por lo que esta zona podría no ser tan virgen como el resto de candidatos.

C) Ubicada en el lóbulo mayor, es una región que presenta una gran variedad de interesantes formaciones, entre las que destacan manchas de material más brillante, depresiones, acantilados, colinas y planicies. Será necesario tomar imágenes de mayor resolución para evaluar los riesgos que podrían suponer estas formaciones. Está bien iluminada, lo que es una ventaja para las operaciones a largo plazo de Philae.

I) Esta zona relativamente plana del lóbulo menor podría contener material más reciente. Será necesario tomar imágenes de mayor resolución para estudiar las irregularidades del terreno. Las condiciones de iluminación también son favorables para las operaciones a largo plazo. 

J) Similar al anterior, también se encuentra ubicado en el lóbulo menor, ofreciendo interesantes formaciones y buenas condiciones de iluminación. Esta localización presenta ciertas ventajas para llevar a cabo el experimento CONSERT (envío y detección de ondas de radio a través del interior de la roca helada para estudiar su estructura interna) en comparación con la zona I, pero será necesario evaluar las condiciones de la superficie, que parece presentar grandes rocas y varios bancales. 

El siguiente paso será realizar un análisis detallado de cada uno de estos candidatos, cosa cada vez más sencilla a medida que Rosetta se aproxime más y más. El 14 de septiembre habrá concluido la evaluación, que ordenará a los candidatos por orden de preferencia, y con ellos el posible ganador (lugar de aterrizaje principal) y el finalista, que se convertirá en el objetivo secundario, listo para ser utilizado si finalmente no fuera posible hacerlo en el primero. Una forma de cubrir posibles imprevistos. Durante esta fase, Rosetta se acercará a 20-30 kilómetros del cometa para estudiar con gran nivel de detalle la distribución de rocas en estos dos lugares, seguramente elemento fundamental para las elección definitiva, prevista para el 14 de Octubre.

"El proceso de selección de un lugar de aterrizaje es extremadamente complejo y dinámico. Cuanto más nos acerquemos al cometa veremos más y más detalles, que influirán en la decisión final de dónde y cuándo podremos aterrizar", explica Fred Jansen, responsable de la misión Rosetta para la ESA. "Tuvimos que completar el análisis preliminar de los posibles lugares de aterrizaje antes de llegar al cometa, y ahora tenemos unas pocas semanas para decidir cuál será el lugar principal. El tiempo se acaba y nos enfrentamos al gran reto de elegir el mejor candidato posible". 

5 paisajes extraños. 5 regiones diferentes de un mismo cometa. 5 lugares que "lucharán" para pasar a la historia. En unos de ellos esta se escribirá delante de nuestros ojos, mientras la pequeña Philae desciende hacia el lugar donde descansará el resto de la eternidad.

Los 5 lugares elegidos. 1 de ellos será en que presencia por primera vez el aterrizaje de un explorador robótico en la superficie de un cometa.

Lejos de ser un módulo limitado y poco menos que testimonial dentro de la misión Rossetta, Philae está provisto de un notable abanico de instrumental científico.

Así será el aterrizaje.

Rosetta preselecciona cinco lugares para aterrizar sobre el cometa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo por curiosidad, Philae tiene cámara para tomar imágenes?

Saludos.

Anónimo dijo...

Soy el anónimo de antes.
La respuesta es sí, tenía que haberlo buscado antes de preguntar ...

http://nssdc.gsfc.nasa.gov/nmc/experimentDisplay.do?id=PHILAE%20%20%20-02

Saludos.

Anónimo dijo...

Una no, tiene varias cámaras que cubren 360 grados de panorama.
Ademas tiene otros instrumentos.

Ve el vídeo enlace:


https://www.youtube.com/watch?v=r6nzbkVAQHc

Saludos Jorge M.G.