Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2206
Sol 2160

miércoles, octubre 31, 2018

Hasta siempre, cazador

El telescopio Kepler pone punto final a su misión.

Hace 9 años el Universo era un lugar mucho más vacío y solitario. Ya se conocían la existencia de planetas en otras estrellas, pero eran apenas unas motas de polvo en la inmensidad, y seguíamos con la sensación de que los sistemas planetarios como el nuestro eran una excepción, un raro fenómeno en el vacío. Que eramos, en definitiva, especiales. Y entonces llegó el gran cazador para hacer saltar por los aires lo que creíamos saber. Hace casi una década todo cambió. Y hoy esa leyenda cierra definitvamente sus ojos.

Kepler ya no tiene combustible para orientarse, agotado después de tantos años de trabajo, y la NASA decidió poner punto final a su actividad. Un momento que todos sabíamos que era inminente, pero que siempre esperábamos que se retrasara un poco más, como así fue durante unos meses. Hasta que la realidad llegó para imponerse. El gran cazador se despidió para siempre dejando un legado imperecedero de más de 2600 planetas descubiertos y habiendo dibujado un nuevo escenario donde estos existen de forma masiva, por todas partes, que literalmente hay más planetas que estrellas. Todo cambió gracias a el.

"Como la primera misión de caza de planetas de la NASA, Kepler ha superado todas nuestras expectativas más salvajes y allanó el camino para la exploración y búsqueda de vida en el sistema solar y más allá", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington."No solo nos mostró los muchos planetas que podrían estar ahí afuera, sino que generó un campo de investigación completamente nuevo y sólido que ha tomado por asalto a la comunidad científica. Sus descubrimientos han arrojado una nueva luz sobre nuestro lugar en el universo e iluminado Los tentadores misterios y posibilidades entre las estrellas".

Kepler nos abrió los nuestros ojos a la diversidad de planetas que existen en nuestra galaxia, así como a las posiblidades de que la vida haya surgido en otros lugares. Por ejemplo, análisis más reciente de sus datos señalan que es probable que entre el 20 y el 50 por ciento de las estrellas visibles en el cielo nocturno tengan planetas pequeños, rocosos, similares en tamaño a la Tierra y ubicados dentro de las zona habitable de sus progenitoras. Si se extiende esa estadística a toda la galaxia, que cuenta con 200.000 millones de ellas, el número de mundos es simplemente sobrecogedor. Lejos quedan los tiempos en que nos veíamos como una solitaria isla en un desierto vacío. Y por otro lado nos recordó que seguimos sin saber muchas cosas sobre el proceso de formación planetaria, como demuestra que la clase más abundante encontrada por Kepler sean exoplanetas de un tamaño a medio camino entre de la Tierra y Neptuno, que no existen en nuestro Sistema Solar (a menos que el teorizado 9º planeta lo sea). Una galaxia llena de mundos y de misterios.

"Cuando comenzamos a concebir esta misión hace 35 años, no sabíamos de un solo planeta fuera de nuestro sistema solar", dijo el investigador principal de la misión, William Borucki, ya retirado."Ahora que sabemos que los planetas están en todas partes, nos ha puesto en un nuevo curso lleno de promesas para que las generaciones futuras exploren nuestra galaxia". Y los datos reunidos son tantos y de tal calidad que seguramente seguirán ofreciendo resultados durante décadas. Kepler, ahora aparcado para siempre en una órbita segura alrededor del Sol, nos ha dejado, pero su legado es eterno. 

Gracias por todos estos años maravillosos, por haber cambiado nuestra visión de Universo y hacer que nos diéramos cuenta de que vivimos rodeados de mundos, casi infinitos en su cantidad y variedad. Gracias, en definitiva, por revelar que no vivimos en un pequeño oasis rodeados de la nada, sino que allí fuera, entre las estrellas, existen muchos otros lugares que esperan nuestra llegada. O desde los cuales, quién sabe, otros ojos, diferentes a los nuestros, comparten esos mismos sueños.

Kepler en números.

Uno de los grandes objetivos era la búsqueda de mundos potencialmente habitables. Y ese fue una de sus grandes éxitos. Observatorios como TESS, Webb y otros deberán seguir el camino abierto por Kepler.

Un cielo lleno de mundos. Este es, por encima de todo, el gran legado de esta histórica misión. 

NASA Retires Kepler Space Telescope

No hay comentarios: