Ultimas imágenes de Curiosity

Un posible meteorito. Sol 2232
Atardecer. Sol 2233

jueves, septiembre 14, 2017

Despertando entre sueños futuros

New Horizons sale de su hibernación mientras se plantea ya la posibilidad de nuevos objetivos más allá de MU69.

Puntual como un reloj y siguiendo con precisión los comandos que tenía almacenados en su memoria. Así fue el regreso a la actividad de esta pequeña sonda, ahora ya mucho más allá de Plutón, después de unos meses de hibernación. Fue las antenas de seguimiento de la NASA en Robledo de Chavela, cerca de Madrid, las que recibieron la señal que anunciaba que el largo sueño de la New Horizons había acabado, al menos de momento. Por delante una intensa actividad hasta mediados de Diciembre, especialmente para poner a prueba una vez más sus equipos y instrumentos científicos de cara al encuentro con MU69, previsto para el 1 de Enero de 2019, así como recolectar datos científicos de una región tan inexplorada como el Cinturón de Kuiper.

Como parte de estas actividades de "entrenamiento" de cara a lo que está por llegar, su cámara LORRI realizará observaciones a distancia de numerosos KBOs (denominación que reciben los habitantes del Cinturón de Kuiper), mientras realizará mediciones continuas de la radiación, el polvo y el  gas presente a su alrededor. Y también realizara ajustes técnicos, entre ellos recibiendo e instalando en su ordenador central un nuevo software de protección contra fallos (también conocido como software de autonomía) y una maniobra de ajuste de rumbo el 9 de Diciembre, con el que se ajustará con precisión la hora exacta en que alcanzará su punto de mínima distancia a MU69.

Finalmente, el 22 de Diciembre  entrará nuevamente en hibernación de nuevo, permaneciendo dormida permanecerá hasta el próximo 4 de junio de 2018, cuando se despertará por última vez para comenzar los preparativos definitivos para el encuentro.

Pero un nuevo factor se une ahora a lo que por si misma es una noticia más que interesante, y fueron las palabras de Alan Stern, investigador principal de la misión, realizadas el pasado 6 de Septiembre en el Outer Planets Assessment Group (OPAG), en que afirmó que existe una "oportunidad de pelear" para que la New Horizons pueda visitar otro objeto del Cinturón de Kuiper. Actualmente se encuentra ya en plena misión extendida, hasta 2021, y para lograr lo que Stern y su equipo aspira debería conseguir una nueva expansión (es decir, el presupuesto necesario para ello) por parte de la NASA. Esa es la pelea a la que se refiere. Veremos si llega a buen término o no. De momento "estamos buscando nuevos objetivos de sobrevuelo, y tenemos algunas técnicas muy prometedoras. Tenemos una oportunidad de pelear por tener un segundo objeto".

La clave está en que New Horizons dejará atrás MU69 aún con suficiente combustible para realizar un nuevo ajuste de trayectoria, entre otras cosas porque observaciones con el Hubble muestras que estamos ante un cuerpo con muy pocas variaciones de brillo, algo completamente opuesto a lo que fue Plutón. Por tanto no serán necesarios ajustes futuros para intentar abarcar más terreno, porque se espera que su superficie sea muy homogénea mire donde se mire. No deja de ser una posibilidad, y siempre teniendo en cuenta que estos esfuerzos son completamente secundarios con respecto a la misión principal, como por otra parte lógica. Pero Stern se mantiene optimismo, y hasta mira más allá: "Creo que New Horizons tiene un futuro brillante y que seguirá haciendo ciencia planetaria y otros campos de investigación. Hay combustible y energía a bordo para operarla durante otros 20 años. Eso no va a ser una preocupación ni siquiera para una tercera o cuarta misión extendida".

¿Veremos a New Horizons afrontar un nueva y quizás definitivo reto? El tiempo dictará sentencia. Pero sería una gran noticia que todo el esfuerzo realizado para llegar hasta aquí, para alcanzar reinos inexplorados, se viera recompensado con un nuevo futuro.

Desde la izquierda, los controladores de vuelo Katie Bechtold, Ed Colwell y Jon Van Eck, que trabajan en el centro de operaciones de la misión en el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins en Laurel, Maryland, confirmando los datos que indicaban New Horizons había salido sin problemas de la hibernación el pasado 11 de Septiembre.

Posición actual de New Horizons, ya en camino a su encuentro con MU69. Y quizás después llegarán nuevos objetivos y años explorando las profundidades de Kuiper. 

La misión New Horizons planea volar a un segundo planetoide 

New Horizons planning additional extended missions

2 comentarios:

Marcos Vazquez dijo...

impresionante blog, me encanta los temas que tratas, como la serie de notas sobre como seria vivir en otros planetas del sistema solar! sigue así.

Tokaidin dijo...

Gracias ;)