Ultimas imágenes de Curiosity

Una roca atrapada en el interior de una de las ruedas de Curiosity. Sol 1641
Al sur del campo de dunas Bagnold. Sol 1603

martes, junio 23, 2015

Mundos crecientes

Un Plutón cada vez más complejo y los primeros detalles de Caronte a 3 semanas del encuentro.

Sigue la cuenta atrás, la distancia se sigue reduciendo y la resolución en las imágenes ofrecidas por la cámara LORRI (Long Range Reconnaissance Imager), sumada a la técnica de la deconvolución que se aplica una vez en La Tierra para resaltar detalles que de otra forma serían invisibles, cada vez nos ofrecen una visión más clara de ambos mundos, reforzando la idea de que estamos ante cuerpos complejos y extraños. Un ejemplo claro que nos estamos adentrando en una nueva familia planetaria, la llamada "3ª zona" del Sistema Solar, hasta ahora inexplorada.

Fruto de esta mejora, que deberá crecer de forma exponencial los próximos días y semanas, los científicos que trabajan en la misión New Horizons han descubierto que el hemisferio de Plutón que la sonda sobrevolará durante las horas culminante del encuentro tiene la mayor variedad de tipos de terrenos vistos en el planeta (enano) hasta ahora.También han descubierto que Caronte tiene un "polo oscuro", una misteriosa región de oscuridad que forma una especie de capa "anti-polar".

"Este sistema es simplemente increíble", explica Alan Stern, investigador principal de la misión New Horizons."El equipo científico está simplemente extasiado con lo que vemos en el hemisferio del encuentro. Cada tipo de terreno que vemos en el planeta, incluyendo tanto las superficies brillantes como las más oscuras, están representados allí, es un país de las maravillas!. Y sobre Caronte-wow-no creo que nadie esperaba que revelara un misterio como los terrenos oscuros en su polo.¿Quién ordenó eso?"

"La detección inequívoca de terrenos brillantes y oscuros en Plutón y Caronte indica una amplia gama de diversos paisajes", explica Jeff Moore, líder del equipo de visualización."Por ejemplo, la franja brillante vemos en Plutón puede representar depositos helados procedentes de una capa polar de evaporación, que ahora está bajo el Sol del Verano".

Por otro lado New Horizons sigue en buen estado, trabajando con normalidad y lista para el encuentro. Se ha realizado nuevas e intensas búsquedas de lunas previamente no descubiertos y posibles concentraciones de polvo o anillo de restos alrededor de Plutón. La más tenue de todas ellas, Styx, es ahora facilmente visible por LORRI, pero no detectó nada más, aparte de las ya conocidas Caronte, Kerberos, Hydra, Styx, y Nix. La mejor de las noticias para una sonda que está viajando hacia un lugar donde nunca nadie había llegado antes. El camino sigue abierto y despejado. Todos listos y preparado para ver como la historia de la exploración espacial se escribe ante nuestros ojos.

La extraña zona oscura en la zona de Caronte, el primer detalle geográfico que vemos de la gran luna (o segundo planeta enano del sistema, si los consideramos un planeta doble).

Llevando al límite las imágenes enviadas por la New Horizons, aplicando además las diferencias de color detectadas por Ralph, es posible apreciar notables diferencias en la superficie de Plutón y Caronte, aunque siempre hay que tener en cuenta que parte de ellas podría ser "fantasmas", fruto de la técnica de deconvolución aplicada. Los próximos días lo sabremos.

La deconvolución permite adelantarnos varias semanas a lo que deberíamos ver realmente a la distancia a la que todavía se encuentra la sonda, y más teniendo en cuenta que hablamos de mundos de algo más de 2000 y 1000 Km de diámetro, más pequeños por tanto que La Luna. Gracias a ella estamos ya disfrutando de los primeros misterios de Plutón y Caronte. 

New from NASA's New Horizons: Increasing Variety on Pluto's Close Approach Hemisphere, and a 'Dark Pole' on Charon 

New Horizons update: Resolving features on Charon and seeing in color

1 comentario:

Anónimo dijo...

Parecen mundos torturados por la metralla de meteoritos. Imagino cráteres espectaculares y deformaciones catastróficas del terreno.