Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

viernes, junio 19, 2015

Fuego en el fuego

Los datos de la desaparecida Venus Express ofrecen la evidencia más sólida de actividad volcánica.

¿Existen volcanes en nuestro "planeta gemelo? La respuesta aparentemente más lógica parece ser afirmativa. Al fin y al cabo es un mundo casi tan grande como La Tierra, y por tanto debe tener casi la misma fuente de calor interno, aunque la ausencia de una tectónica de placas a escala global posiblemente implica que este se manifieste de maneras más puntuales pero mucho más violentas, como una olla a presión completamente sellada que al final termina cediendo de forma catastrófica. Algunos modelos de evolución planetaria sugieren, por ejemplo, que en Venus se generó una superficie nueva después de una inundación  de lava hace alrededor de 500 millones de años, existen evidencias de grandes fluctuaciones en la presencia de dióxido de azufre en la atmósfera, lo que sugieran erupciones a gran escala, y algunas estructuras observadas en la superficie mediante radar encajan con esta idea, pero en realidad no teníamos ninguna evidencia clara de que este siguiera presente hoy día.

La Venus Express, cuya vida llegó a su final recientemente después de 8 años de misión, llevó a cabo una serie de medidas en diferentes longitudes de onda para aclarar esta cuestión.

En un trabajo publicado en 2010, los científicos comunicaron que la radiación infrarroja procedente de tres regiones volcánicas era distinta de la del terreno circundante, lo que interpretaron como la presencia de lava relativamente fresca, joven en térmicos geológicos, menos  de 2.5 millones de años, pero sin poder determinar si seguía ocurriendo hoy día. En 2012, se obtuvieron más datos: Un fuerte aumento del contenido en dióxido de azufre en las capas superiores de la atmósfera en 2006/2007, seguido de un descenso gradual en los cinco años siguientes. Aunque esto podría haber sido causado por cambios en los vientos, otra posibilidad es que episodios de vulcanismo activo estuvieran inyectando grandes cantidades de este elemento en las capas altas de la atmósfera. Nuevamente una evidencia, pero al existir explicaciones alternativas la pregunta siguió sin ser respondida de forma definitiva.

Ahora, con los datos reunidos a través del canal de infrarrojo cercano en la cámara VMC (Venus Monitoring Camera), capaz de mapear emisión térmica desde la superficie a través incluso a través de la densa y opaca atmósfera venusiana, un equipo internacional de científicos planetarios ha detectado cambios localizados en el brillo de la superficie, en imágenes tomadas con apenas unos días de diferencia, en 4 puntos concretos. "Hemos visto varios sucesos en que una región de la superficie de repente se vuelve más caliente y después se enfría de nuevo", dice Eugene Shalygin, del Max Planck Institute, autor principal del trabajo donde se exponen estos resultados."Estos cuatro puntos calientes están en lo que se sabe, por las imágenes de radar, que son zonas de fallas tectónicas, pero es la primera vez que detectamos que están calientes y que cambian de temperatura cada día. Es la mejor evidencia hasta ahora de vulcanismo activo".

Estos "puntos calientes" se distribuyen a la largo de la zona de fallas Ganiki Chasma, próxima a los volcanes Ozza Mons y Maat Mons. Por ejemplo la zona caliente conocida como "Objeto A" podría ocupar no más de 1 kilómetro cuadrado, pero muestra temperaturas estimadas de 830°C, muy superior incluso a la ardiente media global, que es de 480°C. 

La zona de Ganiki Chasma ya se consideraba una de las de más reciente actividad geológica, y ahora parece cada vez más evidente que lo sigue estando actualmente."Parece que por fin podemos incluir a Venus en el selecto club de cuerpos del sistema solar con actividad volcánica", explica Håkan Svedhem, jefe científico de Venus Express de la ESA."Nuestro estudio muestra que nuestro vecino más próximo es aún activo y cambiante a día de hoy. Es un paso muy importante en nuestro esfuerzo por entender las distintas historias evolutivas de la Tierra y Venus"

Los cambios de luminosidad, en el plazo de unas pocas semanas, detectados en Ganiki Chasma. El "objeto A" alcanza emisiones en infrarrojos que equivalen a más de 800 Cº, muy por encima de los 480 Cº del terreno que lo rodea.

Ganis Chasma. Hay enormes volcanes en esta área (Ozza Mons, a la derecha, y Maat Mons en parte inferior izquierda), pero los puntos calientes estaban a lo largo de las fisuras que atraviesan la imagen desde la parte superior izquierda a la inferior derecha. Toda la región visible aquí es cerca de 2000 kilómetros cuadrados.

 Versión con las 4 zonas de brillo transitorio señaladas.

Una visión ampliada de las fallas o fisuras de Ganis chasmata. Aquí es donde los datos infrarrojos de la Venus Express detectó súbitos cambios de la emisión infrarrojas.

Un resumen de las evidencias de actividad volcánica en Venus.
 
La superficie de Venus vista por la sonda soviética Venera 9. Un mundo hostil, ardiente, y como ahora podemos estar seguros, volcánico. 

Detectados en Venus flujos de lava caliente

Ganis chasmata, Venus: Site of active volcanism?

No hay comentarios: