Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

miércoles, octubre 08, 2014

La frontera entre dos destinos

Definiendo la "Zona de Venus" alrededor de las estrellas.

Un planeta cuyo tamaño se aproxime al terrestre dentro de lo que definimos como "zona habitable" de otra estrella podría ser facilmente considerado como un firme candidato a mundo habitable, a una "nueva Tierra" en el sentido de disponer de condiciones aptas para la vida tal y como la conocemos. Sin embargo, si giramos la mirada hacia nuestro propio Sistema Solar vemos que las cosas no son tan sencillas, ya que en el encontramos dos casi idénticos en su diámetro, ambos situados en lo que podríamos considerar zona habitable del Sol, pero opuestos como el día y la noche en sus condiciones ambientales.


Así son La Tierra y Venus, mundos hermanos en tamaño, pero que son como los Dr. Jekyll y Mr. Hyde del reino de los planetas. Uno es un oasis para la vida, el otro uno de los lugares más hostiles a ella. Uno mantiene una temperatura moderada, capaz de sustentar el agua en todos sus estados, el otro en lo más parecido a un enorme horno planetario, con presiones enormes y nubes de ácido sulfúrico. Posiblemente, y hay indicios en Venus que señalan en esa dirección, tuvieron en sus primeras etapas de existencia una evolución atmósférica parecida, siendo hermanos también en este aspecto. Puede que incluso este último tuviera océanos y, llevando la especulación un paso más allá, incluso se dieran en los primeros pasos de la vida. Pero en algún momento algo cambió de forma fatal, desatándose un efecto invernadero fuera de control que lo transformó en lo que es hoy.

La causa más probable es el mismo Sol, que desde su nacimiento ha ido aumentado su luminosidad de forma gradual. Venus estaba demasiado cerca para asumir este factor y su sistema climático finalmente colapso ante esta realidad. Por tanto, si esto es así, ¿donde se encuentra la frontera entre una zona auténticamente habitable y lo que podríamos llamar una "Zona de Venus", allí donde es más probable que cualquier exomundo de tamaño terrestre se parezca más a este último que a nuestra canica azul? En una época donde se están descubriendo infinidad de planetas en otras estrellas, pero donde nuesta capacidad de observación, al menos de momento, está casi limitada a deducir su masa y diámetro, y con ello, a partir de la distancia a su estrella, imaginar sus posibles condiciones climáticas, esto resulta especialmente importante, y por ello un equipo de astrónomos, liderados por Stephen Kane, de la Francisco State University, ofrecen ahora una posible respuesta.

Utilizando la cantidad de energía estelar que recibe un planeta Kane y su equipo definieron los límites interiores y exteriores de la "Zona de Venus". Allí donde la atmósfera experimentaría un efecto invernadero desbocado de los gases de invernadero como podemos ver en Venus, correspondería al límite exterior, y que en nuestro Sistema Solar se situaría justo por dentro de la órbita terrestre. El punto en que la atmósfera del planeta sería completamente erosionada por el viento solar marcaría el límite interior.

Con esta nueva definición, si los astrónomos descubren un planeta similar en tamaño al nuestro, pero ubicado dentro de los límites que conforman la zona de Venus, eso podría indicar que probablemente es más similar a este último que a La Tierra. Los futuros telescopios que están en camino deberán ser capaces de obtener datos de las atmósferas de estos exoplanetas, ayudando a confirmar si son Venus o Tierras. Si lo que se descubre es que, efectívamente, todos ellos tienen efectos de invernadero fuera de control, se demostrará de forma casi definitiva que la distancia de un planeta a su estrella es un factor determinante para su evolución atmosférica, lo que ayudará también a comprender mejor la historia entre Venus y La Tierra. 

La ubicación de la "Zona de Venus", el área alrededor de una estrella en la que un planeta es probable que presente las condiciones atmosféricas y de superficie similares. La zona se expresa en términos de la cantidad de energía solar que recibe en relación con la energía solar recibida por la Tierra.

Venus y La Tierra, el Dr. Jekyll y Mr. Hyde del Sistema Solar, casi idénticos en tamaño, con condiciones ambientales que pudieron ser parecidas en sus inicios. Pero algo fue terriblemente mal con el primero.

Astronomers pinpoint 'Venus Zone' around stars

Astrónomos describen una “zona de Venus”

No hay comentarios: