Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

lunes, abril 28, 2014

Disparos láser desde La Luna

LADEE se despidió con una transferencia de datos de 80 Mb por segundo.

"Ya habíamos alcanzado los 40 Mb por segundo en las primeras pruebas de comunicaciones láser en Octubre del año pasado, por lo que estamos muy satisfechos de haber conseguido duplicar este valor en la última prueba de la misión", comenta Klaus-Juergen Schulz, responsable de la ingeniería de las estaciones de seguimiento en el centro de operaciones de la ESA (ESOC). "También comprobamos que podíamos enviare señales láser e incluso obtener datos sobre su posición con un alto grado de precisión, tal y como hacemos con los sistemas de seguimiento tradicionales, que son mucho más grandes. En conjunto, esta campaña de pruebas ha sido todo un éxito".

LADEE era una misión de exploración lunar, pero también una herramienta de demostración tecnológica del que podría ser el sistema de comunicación del futuro, basados en rayos láser en lugar de las tradicionales ondas de radio, utilizadas desde los inicios de la carrera espacial. Más ligeros, más pequeño y con una capacidad de transmisión de datos muchísimo mayor, prometen dar el salto adelante en este campo que durante tanto tiempo quedó pendiente, pero uno de los primeros pasos era ponerla a prueba con una sonda que explorara otro mundo, aunque, como es este caso, fuera nuestra compañera de viaje La Luna. Aún así conseguir una transmisión correcta y a alta velocidad desde unos 400.000 Kilómetros de distancia era todo un reto. Uno que se superó repetidamente lo largo de su exitosa pero limitada en el tiempo vida.

El último y mejor "disparo" láser de LADEE llegó a pocos días de su impacto contra La Luna. Entre los días 1 y 3 de Abril tuvo lugar una intensa campaña de comunicaciones en entre la sonda y la Estación de Seguimiento Óptico de la ESA situada en Tenerife, durante la cual esta primera envió datos desde La Luna a la increíble velocidad de transferencia de 80 Mb por segundo. Tan alta que, por ejemplo, permitiría transferir una película completa en DVD en apenas 8 minutos, similar a la que ofrecen los servicios de Internet por fibra óptica en muchos hogares y mucho mayor que las velocidades de transferencia que se pueden alcanzar con los enlaces de radio tradicionales que siguen utilizando los satélites. 

Fueron los último ejercicios conjuntos entre la ESA y la NASA en este terreno, poniendo fin así a la participación europea en el proyecto de la NASA para probar y evaluar un enlace óptico de comunicaciones para futuras misiones espaciales, que podría ser la solución para descargar grandes cantidades de datos de los satélites en órbita a La Tierra, así como de las sondas interplanetarias en Marte o a planetas más lejanos. Las pruebas con el sistema OPALS, desde la ISS, y el Pequeño Transpondedor Óptico para misiones de Micro-Satélites (SOTA) desarrollado por Japón, serán los siguientes pasos en lo que se puede considerar un esfuerzo conjunto entre diversas agencias espaciales para avanzar en el desarrollo de estos nuevos sistemas, dentro del cual la pequeña pero magnífica LADEE aportó su pequeño grano de arena desde La Luna.


La estación de seguimiento óptico de la ESA situada en Tenerife.

La primera transmisión láser de LADEE, a las 06:36 GMT del 26 Octubre de 2013 y captado desde Tenerife.

Una estación de seguimiento de misiones en el espacio profundo "tradicional", destinada a captar las tenues señales de radio de las diversas sondas interplanetarias. Eso implica grandes instalaciones capaces de recibirlas con claridad.

Un rayo láser para despedir a la misión lunar de la NASA

No hay comentarios: