Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista en 360º
Sol 1705

jueves, abril 17, 2014

Aquello que LADEE nos ofreció

Nos aproximamos al final de su vida, ya que en los próximos días se precipitará contra algún lugar de la cara oculta de La Luna. Es la hora de despedirse de esta pequeña sonda, y aunque sus resultados finales aún necesitará largos meses de análisis para salir a la luz podemos hacer ya una pequeña lista de sus logros, el legado que su no demasiado extensa pero no por ello menos emocionante misión que deja atrás. (Actualización: LADEE se estrelló contra la Luna en algún momento entre las 4:30 y las 5:22 GMT del 18 de Abril)

- Bombardeo continuo: El instrumento LDEX (LADEE's Lunar Dust Experiment) ha identificado la nube de polvo que rodea a La Luna, que es mantenido por la llegada continua de micrometeoritos a la superficie, identificando por primera vez las plumas de material originado por ello. Literalmente "un bosque entero de ráfagas", tal como explica Sascha Kempf, del equipo de misión.

Se espera que los datos reunidos, una vez analizados en profundidad, permitan caracterizarlas en detalle, incluyendo el tamaño, la velocidad y la distribución angular de las partículas de material expulsado, algo vital para la seguridad de futuras misiones exploradoras.

- La llegada de la Chang'e 3: Uno de los objetivos, totalmente imprevisto pero sin duda bienvenido, fue observar la llegada de esta sonda china e intentar detectar los cambios que su alunizaje podría provocar en la tenue exosfera lunar. En un primer momento no se detectó efecto alguno, lo que fue toda una sorpresa, aunque los análisis de los datos de LADEE aún están en una fase muy preliminar, por lo que más adelante esto podría cambiar.

Se estima que la sonda liberó unos 446 Kilogramos de agua, fruto de la combustión de su impulsor, durante los cerca de 12 minutos de descenso, y que 122 Kg entró en contacto físico con superficie de La Luna. Esto tiene implicaciones para la futura exploración lunar. Si realmente se aspira a una presencia permanente, con los vehículos llegando y despegando, lo que necesita saber cómo los gases de escape podrían entrar en contacto con los instrumentos y equipos allí situados.

- Misterios elevados: Hasta el final de sus días LADEE seguirá intentando desvelar si existen partículas de polvo con electricidad estática flotando en la tenue atmósfera, como explicación a las observaciones de las sondas Surveyor y los tripulantes de los Apolo, que registraron resplandores persistentes en el horizonte cuando el Sol ya había desaparecido del firmamento, así como rayos crepusculares después de atardecer y antes del amanecer. Todo esto encaja con la idea de polvo levitando sobre la superficie, pero es necesario observaciones y datos que la apoyen.

"Anticipamos que cuando volemos muy, muy bajo, y pongamos en marcha el experimento de polvo, pondremos todo esto a prueba", dijo Rick Elphic, jefe científico de la misión . Además, mediante el uso del rastreador de estrellas de LADEE, se hizo un intento de imitar las observaciones de Apolo 17 durante la salida del Sol."Con suerte, el rastreador de estrellas tendrá sensibilidad suficiente para ver realmente algo. No me sorprendería si no lo hacemos...pero sería muy emocionante que así fuera".

- Perspectivas únicas: Jack Schmitt es posiblemente el geólogo más afortunado del mundo, ya que formó parte de la tripulació del Apolo 17, teniendo la posibilidad de estudiar la Luna desde la órbita y la superficie. Y el es escéptico con respecto a esta posibilidad.

"A partir de los informes que escuché los instrumentos de LADEE parecen haber detectado las plumas de polvo fruto de los pequeños impactos ocasionales en la superficie lunar, pero  ni rastro de polvo levitación". De lo contrario este fenómeno más una ligera migración y redeposición implicaría la presencia de capas significativas de polvo muy fino en las superficies rocosas. "Pero los astronautas que pisaron La Luna no observaron nada parecido", explica Schmitt. "Nosotros sólo observamos y fotografiamos depósitos dispersos de restos más gruesos arrojados por los impactos de meteoritos cercanas. La mayoría de las superficies rocosas expuestas estaban libres de polvo".

Schmitt teoriza que el resplandor en horizonte que observaron en el Apolo 17 parecía que lo que se esperaría de una combinación de una difusión de la luz solar a lo largo de una amplia trayectoria a través de los gases transitorios de la exosfera lunar y la Luz Zodiacal y rachas de partículas lanzados por el Sol. "Uno de los muchos éxitos de LADEE ha sido la de poner un límite superior muy bajo sobre la posible magnitud y la cantidad de polvo que levita", concluye. 

- Comunicaciones a distancia: Además de sus objetivos científicos también era una sonda destinada a poner a prueba la tecnología de comunicación por láser, mucho más rápida y eficiente que por ondas de radio, como se hace aún actualmente con las sondas espaciales. Su LLCD (Lunar Laser Communication Demonstration) tenía el objetivo de transmitir datos desde la órbita lunar a una velocidad nunca vista, cosa que logró con todo éxito, alcanzando unos espectaculares 622 Megas por Segundo.

- Riqueza de datos y tiempo: Una sensación agridulce que dejará LADEE es que sus reservas de combustible posiblemente habrían permitido alargar la misión como mínimo otro mes, pero esta ya había recibido una ampliación extra después de completar los 100 días previstos, por lo que a pesar de todo los datos acumulados no solo cumplen lo esperado sino que representan mucho más de lo inicialmente previsto. Por delante tiene un amplio análisis de los que se esperan grandes resultados a medida que se vayan profundizando en ellos.

Una pequeña sonda que protagonizó una gran misión. Este es el mejor resumen, así como la mayor elegio, que podemos hacerle.


Fotografías de la Surveyor 7 donde se observan los extraños resplandores en el horizonte.

Los extraños fenómenos luminosos observados por la tripulación del Apolo 17 y aquí dibujados por el comandante de la misión, Eugene Cernan.

 Comunicanciones a distancia.


Infografía: La sonda LADEE.

NASA Moon Probe Will Bite the Lunar Dust Soon: What It Taught Us

No hay comentarios: