Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

viernes, enero 28, 2011

Resurgimiento en las alturas

NanoSail-D lanzada y desplegada...casi un mes despues de lo previsto.

Los ingenios espaciales pueden llegar a resultar imprevisibles en su comportamiento y responder a las situaciones de forma que sorprenden a los mismos que los construyeron..en ocasiones dejan de funcionar mucho antes de lo previsto, en otras se mantiene en activo superando todas las espectativas o manifiestan problemas internos que terminan superando casi por si mismos. Y, en otras, como el caso que nos ocupa, se activa de forma imprevista y mucho después de lo esperado, dando una agradable sorpresa a unos técnicos en tierra que ya lo daban por perdido.

Y es que la pequeña vela solar NanoSail-D, construida en el Marshall Space Flight Center de la NASA, había sido lanzada a finales de Noviembre a bordo del satélite experimental FASTSAT, del que debía ser proyectado posteriormente para iniciar su propia misión en órbita terrestre...cosa que no ocurrió. El mecanismo de expulsión se atascó y esta pequeña polizón no salió al espacio, lo que representaba un nuevo fracaso estadounidese (en contraste con el éxito alcanzado por Japón con IKAROS) en este campo...

...hasta el pasado 19 de Enero, momento en que para sorpresa de todos, incluidos los controladores de la misión, fue lanzado al espacio y posteriormente se desplego tal como estaba previsto, tal como confirmaron tanto la telemetría de FASTSAT como el sistema de seguimiento de satélites, y posteriormente por la señal de radio emitida por la propia NanoSail-D, captada incluso por radioaficionados. Sin duda una noticia tan inesperada como bienvenida.

NanoSail-D, de unos 10 metros cuadrados una vez desplegada, tiene como objetivo poner a prueba la tecnología de las velas solares en frenados atmósfericos, nombre que recibe la operación durante la cual un ingenio espacial pasa lo suficientemente cerca de un planeta como para que la fricción con la atmósfera lo frene y permite cambiar su órbita. El objetivo, por tanto, es diferente al de la IKAROS japonesa, mucho mayor y que busca poner a prueba esta tecnología en largos vuelos interplanetarios, por lo que se puede considerar que ambas se complementan la una a la otra de cara a futuras misiones más ambiciosas.

Se espera que NanoSail-D permanezca en órbita entre 70 y 120 días antes de desintegrarse en la atmosfera, tiempo durante el cual se espera que pueda llegar a brillar, a pesar de pequeño tamaño, diez veces más que Venus. Esto hace que se haya convertido en "objeto de deseo" por parte de astrofotógrafos y que la página Spaceweather.com haya puesto en marcha una competición para premiar la que se considere la mejor imágen tomada de este pequeño ingenio, con premios que van de los 100 a los 500 Dólares.

Igualmente numerosos radioaficionados de todo el mundo están ya escuchando el firmamento en los 437.270 MHz, buscando captar los paquetes de información que este vehículo emite cada 10 segundos, con datos sobre el funcionamiento de sus sistemas. Una esfuerzo de seguimiento que, lejos de ser algo ajeno a la misión, esta resultando muy útil para el pequeño equipo que trabaja en ella, tal como reconoce Dean Alhorn, investigador principal: "No puedo agradecer lo suficiente a la comunidad de radioaficionados por su ayuda en seguir a NanoSail-D. Su asistencia ha sido de un valor incalculable".

De forma imprevista, casi cuando nadie contaba ya con la posibilidad de recuperarla, NanoSail-D "volvió a la vida" y dió inicio a una misión cuya realización parecía ya imposible...y es que los ingenios espaciales, en su complejidad, en ocasiones actuan de formas que desconciertan incluso a aquellos que los construyeron. Y como podemos ver, no siempre en negativo.


La señal de la NonoSail-D, captada por el radioaficionado holandés Henk Hamoen (@PA3GUO en Twitter). Podemos ver (o más bién escuchar) que esta se emite cada 10 segundos.

NanoSail-D mission operation on Twitter

It’s Alive! NanoSail-D Suddenly and Spontaneously Comes Back to Life

See NanoSail-D in Orbit, Win a Prize

Success! NanoSail-D Deploys

Small satellite Missions

No hay comentarios: