Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, enero 20, 2011

Pasaporte hacia un reino de calor

Mercury Magnetospheric Orbiter, parte de la futura misión BepiColombo. supera las pruebas de resistencia al calor.

Viajar al espacio representa hacer frente a condiciones ambientales extremas, y si la travesía implica acercarte al Sol, fuente de luz, pero tambien de radiación y calor, la prueba aun resulta mas dura...algo que bien saben todos los implicados en misiones dirigidas hacia los dos planetas interiores, Venus y Mercurio. Por ello todas las sondas que tengan como objetivo cualquiera de los dos mundos, y en especial el segundo, deben estar preparadas y practicamente "blindadas" para soportar los golpes solares y las temperaturas que dicha proximidad implica.

Y la futura misión BepiColombo, la doble sonda europea que tiene como objetivo el estudio de Mercurio, no es una excepción...y es que sus escudos térmicos deberán aguantar temperaturas de hasta 350ºC una vez se encuentre en órbita alrededor de este planeta, pues el cercano Sol, del que en los momentos de máxima aproximación (la orbita mercuriana es muy elíptica y la distancia entre ambos cuerpos varía mucho a lo largo de su corto año) apenas se encuentra a 45 Millones de Kilómetros (La de la Tierra se mueve casi en los 150) implica una auténtica avalancha de luz y calor continua que podría fundir rapidamente todos los sistemas electrónicos de la nave de no estar convenientemente protegida, pues es unas 10 veces superior a la que nos llega a nosotros.

Dentro de esos preparativos para dejar todo listo para el lanzamiento, previsto en 2013, uno de los dos partes en que se compone la BepiColombo, el llamado (MMO), la aportación japonesa a la mision, fue sometido a una dura prueba en el Mercury Magnetospheric Orbiter en el Large Space Simulator de la Agencia espacial Europea, el mayor del mundo y único capaz de reproducir las condiciones ambientales que implica estar en la vecindad de Mercurio...que aguantó sin mayores problemas, demostrando que esta perfectamente preparado para la dura prueba que le espera.

Junto con el Mercury Planetary Orbiter (MPO) forma, como se menciona más arriba, la misión BepiColombo situará los dos vehículos en órbita elíptica alrededor del planeta con dos objetivos bien distintos...mientras que MPO estudiará Mercurio en profundidad, la protagonista de esta historia, MMO centrará su atencion (como su nombre indica) en el campo magnético del planeta, posiblemente una de sus facetas más interesantes y misteriosas.

Se espera que ambas naves lleguen a Mercurio en Agosto de 2019 y que se mantengan en activo hasta Septiembre de 2020, aunque con la posibilidad de que se extienda hasta Septiembre de 2021.
Todo ello bajo el abrasador calor de la cercana estrella.

El Mercury Magnetospheric Orbiter (MMO) dentro del Large Space Simulator de la ESA, en Holanda. Es el mayor de su clase y el única capaz de reproducir las condiciones ambientales que debe afrontar un vehículo a tan costa distancia del Sol.

Las dos partes, que viajarán juntas durante seis años, se separarán cuando lleguen a las cercanias de Mercurio, iniciando cada una su propia aventura.

Los dos vehículos de la misión BepiColombo en órbita alrededor de Mercurio..mientras el primero (azul) se centrará en el estudio del planeta, el segundo (rojo) estudiará su campo magnético.

ESA’s Mercury mapper feels the heat

No hay comentarios: