Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2001
Sol 1974

jueves, marzo 15, 2018

Un pequeño y cambiante mundo

Dawn detecta cambios recientes en la superficie de Ceres.

A primera vista parece un mundo congelado en el tiempo, y aunque los datos que vamos recibiendo de forma obstinada señalan que es aún un lugar dinámico, con fuerzas que sigue actuando sobre una superficie en apariencia estéril, ciertamente no es esa la impresión que transmite. Existen los "puntos brillantes", lugares donde el agua interna emergió al exteriores y dejó como testigo estas acumulaciones de sales, y Ahuna Mons, que todo indica que estamos ante un volcán. Pero todo ello nos retrotrae a tiempos pasados, por recientes en escala geológica que sean.

Ahora, sin embargo, la sonda Dawn nos ofrece evidencias de cambios. No de cambios pasados, sino de cambios que están ocurriendo actualmente, y que se manifiestan en diferentes observaciones realizadas por esta sonda a lo largo del tiempo. Más concretamente en el interior del cráter Juling, donde ya se había detectado hielo de agua en su pared norte, pero que explorado nuevamente por su espectrómetro infrarrojo (VIR) entre abril hasta octubre de 2016, se reveló que la cantidad de hielo parecía haber aumentado.

"Esta es la primera detección directa de cambios en la superficie de Ceres", explica Andrea Raponi, del Instituto de Astrofísica y Ciencias Planetarias en Roma, y que dirigió el nuevo estudio, que encontró cambios en la cantidad de hielo expuesto en el planeta enano."La combinación de este pequeño mundo moviéndose más cerca del Sol en su órbita, junto con el cambio estacional, desencadena la liberación de vapor de agua del subsuelo, que luego se condensa en la pared fría del cráter. Esto provoca un aumento en la cantidad de hielo expuesto. El calentamiento también podría causar deslizamientos de tierra en las paredes del cráter, exponiendo manchas de hielo fresco".

El hielo de agua no es estable en la superficie de Ceres durante largos períodos de tiempo a menos que esté oculto en las sombras. De forma similar, el carbonato hidratado, que se detectó en una decena de lugares de la superficie, se deshidrataría, aunque a lo largo de un período de tiempo más largo de unos pocos millones de años. En definitiva, incluso en este último caso, han tenido que quedar expuestos recientemente. Algo se mueve en este pequeño mundo. O como lo resume Cristina De Sanctis, líder del equipo VIR, "los cambios en la abundancia de hielo de agua en un corto período de tiempo, así como la presencia de carbonatos de sodio hidratados, son una prueba más de que Ceres es un organismo geológicamente y químicamente activo".

Ahuna Mons, de 4 kilómetros de altura y (17 kilómetros) de ancho. Este es uno de los pocos sitios en el que se ha encontrado una cantidad significativa de carbonato de sodio, que se muestra en colores verde y rojo en la imagen inferior derecha.

Ceres, un pequeño y cambiante mundo pese a las apariencias. 

NASA Dawn Reveals Recent Changes in Ceres' Surface

No hay comentarios: