Ultimas imágenes de Curiosity

Curiosity bajo la tormenta de polvo global que está azotando a Marte. Sol 1974

miércoles, marzo 14, 2018

Un misterio que se profundiza

La Gran Mancha Roja gana altura y color a medida que se está encogiendo.

¿Cual es el futuro del fenómeno más conocido y mediático no solo de Júpiter, sino del Sistema Solar? Al haber estado presente desde los albores mismo de la astronomía moderna, con una primera observación confirmada que se remonta a 1831, tenemos la impresión de que existe desde siempre, pero la realidad es que estamos ante una tormenta anticiclónica que tarde o temprano deberá extinguirse, por mucho que ya acumule varios siglos de vida. Mucho más los humanos, pero un instante en la historia del planeta. La pregunta es cuando sucederá.

La respuesta parece cercana. Desde hace décadas muestra una clara tendencia a ir encogiendo. La Gran Mancha Roja fotografiada por Juno es espectacular, pero es bastante más pequeña que aquella que dio la bienvenida a las Voyager y Pioneer, que a su vez era menor que la que se podía observar antes desde los telescopios terrestres. La línea parece llevar hacia una inminente desaparición, pero nada es simple en la caótica atmósfera joviana, y estando como estamos aún lejos de conocer en su totalidad las fuerzas que rigen su actividad, la realidad es que todo puede suceder. Y un reciente estudio, realizado a partir del rico historial de observaciones acumuladadas a lo largo de las décadas, parece reafirmar esa incertidumbre: La tormenta parece haber aumentado su área al menos una vez, y cada vez es más alta a medida que se hace más pequeña.

"Cambia constantemente de tamaño y forma, y sus vientos también cambian", explica Amy Simon, experta en atmósferas planetarias en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt. Se rastreó su evolución con los años, su tamaño, forma, color y velocidad de deriva, así como la de sus vientos internos. Todo ello permite sacar diversas conclusiones, entre ellas que ciertamente sigue una línea descendente, pero que también experimentó una fase de crecimiento temporal en la década de 1920."Hay evidencia de que ha crecido y disminuido con el tiempo", dijo el coautor Reta Beebe, profesor emérito de la Universidad Estatal de Nuevo México en Las Cruces."La tormenta es bastante pequeña ahora, y ha pasado mucho tiempo desde la última vez que creció".

Y esto eso reveló una pequeña sorpresa. Debido a que constante contracción, los investigadores esperaban que los vientos internos se fortalecieran aún más, como el patinador de hielo que gira más rápido cuando encoge sus brazos. Sin embargo, en lugar de girar más rápido, la tormenta parece estar elevándose, como la arcilla en la rueda de un alfarero, que cuando más estrecha es la base, más altura gana el recipiente. No demasiado en comparación del tamaño total de la tormenta, pero si resulta significativo. Extraño, pero no es lo único que le es su comportamiento reciente, ya que se movimiento con respecto a las nubes el entorno parece haberse acelerado, mientras que su color se ha ido profundizando, volviéndose intensamente anaranjada desde 2014. 

Los investigadores no están seguros de por qué está sucediendo eso último, pero es posible que los químicos que colorean la tormenta estén siendo transportados hacia mayores alturas a medida que esta se eleva, por lo que estarían sujetos a mayor cantidad de radiación ultravioleta, magnificando el fenómeno.

De alguna manera, el misterio de la Gran Mancha Roja solo parece profundizarse a medida que se contrae. Los investigadores nos saben si se contraerá un poco más y luego se estabilizará o por el contrario de desvanecerá en la nada."Si las tendencias que vemos continúan, los próximos cinco a diez años podrían ser muy interesantes desde un punto de vista dinámico", explica Rick Cosentino, uno de los autores del estudio."Podríamos ver cambios rápidos en la apariencia física y comportamiento, y tal vez termine no siendo tan grande después de todo". Deberemos estar atentos a lo que nos depara el futuro. Como podemos ver estamos lejos de comprenderla en toda su magnitud, y con el tiempo su misterio no deja de profundizarse.
 
Una tormenta que se encoge y crece.

Jupiter's Great Red Spot Getting Taller as it Shrinks, NASA Team Finds

No hay comentarios: