Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2150
Sol 2152

jueves, febrero 22, 2018

Al final de un mar de fuego

ExoMars culmina su aerofrenado.

En Octubre de 2016 terminaba un largo viaje y comenzaba otro, aún más largo en el tiempo y mucho más peligroso. Era necesario para ajustar, sin un gasto inasumible de combustible, su órbita desde la inicial, muy elíptica (98000 x 200 km), hasta la necesaria (circular a unos 400 km por encima) para poder cumplir sus objetivos principales, el estudio de la atmósfera en busca del esquivo metano y determinar su origen, biológico o geológico, y ofrecer cobertura de comunicaciones a vehículos de superficie, especialmente el rover europea que debe llegar en 2020 y que forma la segunda parte de una sola y compleja misión. A ahora, ya a principio de 2018, finalmente las operaciones han culminado.

"Desde Marzo de 2017, hemos estado llevando a cabo una campaña tremendamente delicada de aerofrenado, durante la cual le ordenamos que se sumergiera ligeramente en la atmósfera una vez por revolución, ralentizándola y bajando su órbita", explica el director de vuelo Michel Denis, de la Agencia Espacial Europea (ESA)."Se aprovechó el débil arrastre generado en las alas solares, transformando constantemente la órbita. Ha sido un gran desafío para los equipos de la misión respaldados por la industria europea, pero han realizado un excelente trabajo y hemos alcanzado nuestro objetivo inicial. Durante algunas órbitas, hemos estado a  solo 103 km por encima de Marte, que es increíblemente cerca".

El final de las operaciones de aerofrenado llegó  exactamente a las 17:20 GMT del pasado 20 de Febrero, cuando la ExoMars disparó sus propulsores durante 16 minutos para elevar el punto más cercano al planta hasta unos 200 km, ya fuera de la atmósfera. Aún quedan ajustes orbitales por hacer, para llevarla desde la actual, de 1050 x 200 km, a la definitiva de 400, pero eso lo hará la sonda por si misma, mediante sus fugaces encendidos de sus propulsores, algo que concluirá a mediados de Abril. Pero lo peor de las operaciones, durante los cuales la sonda se movió al filo del abismo. Solo la pericia de sus controladores la han llevado a un feliz desenlace.

Y con ello se aproxima el momento tan esperado por el equipo científico. Los primeros pasos se iniciarán a mediados de Marzo, en que se verificarán  los instrumentos y se realizarán observaciones preliminares para su calibración y validación .Y el 21 de abril, si nada lo retrasa, la ExoMars iniciará su actividad exploradora pleno rendimiento."Ese día la sonda será reorientada para mantener su cámara apuntando hacia abajo y sus espectrómetros hacia el Sol, para así observar la atmósfera de Marte, y finalmente podemos comenzar la tan esperada misión". También por esas fechas se pondrán a prueba sus capacidades para ser un enlace de comunicaciones con los rovers de superficie, utilizando a Opportunity y Curiosity.

El largo viaje de la ExoMars, en la que bordeó el filo del abismo, finalmente alcanzó su meta soñada. Se aproxima la esperada hora en que podrá demostrar su valía.

El fin del viaje, el principio del viaje.

El largo proceso de frenado, iniciado a principios de 2017, sacando partido del rozamiento de la atmósfera para ajustando su órbita sin gastar el preciado combustible.

Surfing complete

No hay comentarios: