Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

martes, octubre 10, 2017

Un antiguo hogar en el frío marciano

Evidencias de aguas termales en el antiguo mar Eridania. 

Uno de los grandes sueños de los astrobiólogos, a la espera de que algún día seamos capaces de enviar misiones tripuladas, es poder traer muestras de Marte a la Tierra. Solo eso podría responder a las preguntas que rodean el pasado y presente del planeta rojo, ya que los laboratorios más avanzados terrestres pueden llegarán siempre mucho más lejos que cualquier sonda de superficie, por bien equipada que se encuentra. Y aunque disponemos de meteoritos cuyo origen marciano esta más que determinado, tampoco son una fuente suficientemente fiable, ya que pueden proceder de zonas del planeta rojo poco interesantes en este aspecto, haber sufrido grandes cambios en el mismo cataclismo de su nacimiento, o posteriormente, cuando después de milenos expuestos al ambiente terrestre su inevitable contaminación pone demasiadas dudas sobre cualquier información que puede transmitirnos.

Así pues esa soñada misión de recogida y traída de muestras es considerada clave, aunque de momento su viabilidad aún sigue en el limbo. De momento, y a la espera de que alguna propuesta se convierta en algo tangible, solo queda responder a la pregunta clave: ¿Donde la enviaríamos? Puede parecer algo simple, pero no lo es en absoluto. Debemos buscar un lugar con evidentes señales de actividad acuática, especialmente en zonas donde estén presentes estratos muy antiguos, coincidentes con esos primeros tiempos donde el agua, de forma permanente o cíclica, local o global, en un ambiente frío o cálido, estuvo presente. Hay candidatos, pero seguramente, a tenor de un nuevo estudio presentado a partir de los datos de la Mars Reconnaissance Orbiter, posiblemente ninguno al nivel del antiguo mar Eridiania. Una masa de agua que un día se extendió en la zona sur del planeta, en una de las regiones más antiguas, y por eso correspondiente a una época potencialmente habitable, al menos según los baremos terrestres.

Por si solo la idea de un antiguo mar de 210.000 kilómetros cúbicos de agua (mucho mayor que el Caspio, aunque menor que el Mediterráneo) ya debería ser motivo para convertirlo en un lugar más que interesante. Pero los datos del instrumento CRISM (Compact Reconnaissance Spectrometer) de la MRO muestran quizás algo aún más interesante, la presencia en lo que fue su fondo marino de depósitos masivos de materiales cuya formación solo es explica por la acción de agua a altas temperaturas, calentadas por actividad volcánica, cuyas huellas también son visibles. Es decir, fuentes hidrotermales, oasis para la vida tal y como la conocemos, donde esta puede sobrevivir y florecer sin necesidad de luz solar y aislada de unas condiciones climáticas extremas. Esas mismas fuentes hidrotermales se han detectado en Encélado, y como en Marte en su momento, eso disparó sus opciones biológicas.

Estamos ante una posibilidad interesante, aunque con los "peros" que representa que solo podamos verlo a distancia, mediante los ojos de MRO, potentes pero no infalibles. Un rover de superficie podría terminar de dar forma a este escenario, que cambiaría para siempre nuestra visión del Marte del pasado, un lugar donde, fueran cual fueran las condiciones climáticas del momento, existían lugares donde se podría haber formado ecosistemas cerrados y aislados del exterior.

Si este es el caso llegar hasta Eridania se convertiría en un objetivo claro. Y ser capaces de extraer muestras de este antiguo fondo marino labrado por la actividad hidrotermal para su análisis en La Tierra una prioridad absoluta.

Las profundidades estimadas del antiguo mar de Eridania. En los más profundos dominó una oscuridad absoluta, con loas fuentes hidrotermales como única fuente de calor. Como ocurre en la Tierra, donde estas son oasis de vida.

El modelo de lo que se cree ocurría en Eridania y sus fuentes termales. Las notaciones indican reacciones en aguas profundas de iones de hierro y magnesio con silicatos, sulfuros y carbonatos. Las discontinuidades estructurales profundas podrían haber facilitado el ascenso del magma. Es posible que estuviera cubierto con una capa de hielo, como el Ártico.

 La cantidad de agua estimada de Eridania.

Esta visión de una parte de la región de Eridania muestra bloques de los depósitos situados en la cuenca profunda que han sido rodeados y parcialmente enterrados por depósitos volcánicos más jóvenes. 

La recolección y envío de muestras, un sueño para los astrobiólogos. Ahora Eridania es una meta prioritario si se confirma estos datos.

Mars Study Yields Clues to Possible Cradle of Life

Las fuentes hidrotermales del antiguo mar de Eridania en Marte

No hay comentarios: