Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, octubre 12, 2017

El último viaje

Reconstruyendo los momentos finales de Cassini.

Es dificil olvidarse de ella, y quizás no lo hagamos nunca del todo, al menos hasta el día que una nueva misión exploradora llegue hasta el reino de los anillos para seguir el camino que ella abrió. Siguen habiendo ingentes cantidades de datos que estudiar, incluidos aquellos enviados durante sus últimos instantes de existencia, cuando se precipitaba ya hacia Saturno. Estos últimos aún están siendo siendo analizados, y seguro que darán nuevas sorpresas en el futuro. Pero otros ya han dado frutos, más concretamente los de la telemetría de la sonda, aquella información que permitía saber su estado en cada momento. Ahora, gracias a ellos, sabemos mejor como fue el último viaje.

Durante los momentos finales de su zambullida, Cassini viajaba a través de la atmósfera de Saturno, a una altura donde su densidad era aproximadamente la misma a través de la viaje la ISS alrededor de La Tierra (que aunque técnicamente se considera espacio, en realidad se mueve a través de capas muy tenues de la atmósfera terrestre, motivo por el cual cada cierto tiempo hay que elevarla de nuevo para evitar su caída definitiva), con la diferencia que la sonda se desplazaba 4.5 veces más rápido, lo que aumento de forma exponencial fuerza o presión dinámica a la que tuvo que hacer frente. Como ejemplo, esas fuerzas en la ISS sería como sacar la mano por la ventanilla en un coche en marcha moviéndose a 24 Kilómetros/Hora y lo que vivió Cassini a más de 100. La diferencia es inmensa.

Los datos muestran que cuando comenzó su aproximación final, una hora antes de la entrada atmosférica, se movía sutilmente hacia adelante y hacia atrás por fracciones de grado, activando suavemente sus impulsores cada pocos minutos para mantener su antena apuntada a la Tierra. La única fuerza perturbadora en ese momento era el ligero tirón de la gravedad de Saturno.

3 minutos antes del fin y a 1.900 kilómetro por encima de las nubes, Cassini se encontró con la atmósfera, zambulléndose en ella con  su brazo magnetómetro de 11 metros de largo proyectándose a un lado de la sonda. El tenue gas comenzó a empujarlo como una palanca, forzándolo a girar ligeramente hacia hacia atrás, y con el el resto de la sonda. En respuesta, los propulsores aumentaron sus encendidos para detener ese movimiento, cada vez más tiempo activados a medida que la resistencia aumentaba. Era el principio de una batalla inevitablemente perdida de antemano, pero no por ello menos heroica. 

Aferrada a sus propulsores, que realizaban encendidos cada vez más frenéticos, Cassini aguantó durante 91 segundos, siendo en los últimos 20 segundos cuando estos alcanzaron el 100% de su potencia. Los datos de telemetría muestran que durante lo últimos 8 segundos comenzó a inclinarse lentamente hacia atrás, cediendo finalmente a la presión. Era en final, y este último movimiento explica porque la señal, en el momento de desvanecerse, tuvo un último instante de repunta, como si la sonda regresara de la muerte. 

Estos datos explican por qué aquellos que observaban la señal vieron lo que parecía ser un breve respiro, casi como si Cassini estuviera haciendo un breve regreso. El pico de la señal comenzó a disminuir durante unos segundos, pero luego se elevó brevemente otra vez antes de desaparecer definitivamente. "No, no fue un regreso, solo un lóbulo lateral de la antena de radio", explica Webster, del equipo de misión. Esencialmente, una parte desenfocada de la señal de radio de banda estrecha que apuntó brevemente hacia La Tierra cuando la sonda empezó a volcarse. Más que un regreso, era su último adiós, el anuncio de que estaba ya perdiendo el control.

"Dado que Cassini no fue diseñada para volar a través una atmósfera planetaria, es notable que se mantuviera el tiempo que lo hizo, permitiendo a sus instrumentos enviar datos hasta el último segundo. Era una nave sólidamente construida, y hacía todo lo que pedíamos". Hasta el final lucho ante lo inevitable, y se despidió de nosotros de la misma forma en que vivió, por todo lo alto y haciendo todo lo que se esperaba de ellas y aún más.

Los últimos 30 segundos de Cassini, a través de sus señales de radio de banda X y S de la Cassini. El vídeo ha sido acelerado por un factor de dos. 

Reconstructing Cassini's Plunge into Saturn

3 comentarios:

javiliz dijo...

¿Que datos podemos esperar del análisis?, gracias.



Tokaidin dijo...

Todos sus instrumentos estaban en activo, así que se espera obtener datos en un amplio abanico de aspectos...composición y estructura atmosférica, así como mediciones del campo magnético y gravitatorio, que pueden aportar notables datos sobre el interior del planeta. Todo ello ya estudiado antes, pero nunca desde tan cerca.

javiliz dijo...

Gracias, esperaremos los resultados con impaciencia. ;-)