Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

lunes, mayo 09, 2016

Lunas de agua

Nuevos datos de la New Horizons revelan una Hydra recubierta de hielo casi puro.

Existió un tiempo, y no hace tanto, en que creíamos que la presencia de agua en nuestro planeta era un fenómeno puntual, un oasis en medio de un Universo desértico. Por eso mismo no resultaban extrañas las historias de ciencia ficción con la Tierra afrontando una invasión extraterrestre cuyo objetivo era apoderase de sus reservas acuosas, como si de Oro líquido se tratara. En realidad aún podemos ver algunas películas donde siguen empeñados en llevarse nuestra agua. Es lo que tiene las ideas incrustadas en nuestra cultura popular durante tanto tiempo, que cuesta hacerlas desaparecer. Y aún más de guionistas de cine con poca imaginación.

Hoy día sabemos que la realidad es diametralmente opuesta. Entre los planetas terrestres esta no es muy abundante, fruto de haber nacido tan cerca del Sol, pero en el Sistema Solar exterior, en el reino de los gigantes, no solo es abundante, sino que es el componente principal de no pocas lunas, como Europa, Ganimedes o Encélado. Si la Tierra es un mundo CON agua, muchas de las lunas exteriores son literalmente mundo DE agua. Y Plutón no queda fuera de esta norma.

Nuevos datos enviados por la New Horizons dirigen ahora nuestra mirada hacia una de sus pequeñas lunas plutonianas, Hydra, donde su espectro infrarrojo muestran la inconfundible firma de hielo de agua cristalina. Similar a lo que vimos en Caronte, pero aún más puras. Es una pequeño cuerpo de agua helada en el amplio sentido de la palabra, al menos en superficie. El motivo de su "pureza" es uno más de los enigmas que rodean Plutón y sus acompañantes.

Hydra, como todas sus compañeras, se cree que se formó a partir del disco de fragmento originados por el gran impacto que se apunta formó el sistema Plutón-Caronte hace unos 4.000 millones de años, motivo por el cual todas estas pequeñas lunas giran en un mismo plano orbital. Como Plutón está formado principalmente por hielo de agua, como ocurre con casi todos los habitantes del Sistema Solar exterior y el Cinturón de Kuiper, el material expulsado de su manto también lo era, por lo que no resulta extraño que Caronte y el resto de lunas tengan una composición claramente acuosa, aún más acusada por no tener la cobertura de hielos más exóticos que si tiene el planeta enano.

Sin embargo Hydra parece mucho más "limpio" que Caronte, que está cubierto de material oscuro de naturaleza orgánica. El motivo sigue siendo investigado."Quizás continuamente los impactos de micrometeoritos refrescar la superficie  llevándose por delante los elementos contaminantes", teoriza Simon Porter, miembro del equipo científico de New Horizons. "Este proceso habría sido ineficaz en el mucho más grande Caronte, cuya mayor gravedad retiene todos los residuos creados por estos impactos".

Sea cual sea la respuesta, una cosa podemos tener clara. Si un día alienígenas sedientos de agua llegaran a nuestro Sistema Solar, no tendrían que ir hasta la Tierra para conseguirla. La encontrarían antes y en mayor cantidad en cualquiera de los mundos helados exteriores, mundos hechos de agua. Si pese a todo quisieran ir a nuestro planeta, es que ya lo harían, como se suele decir, para fastidiar.

Hydra y Caronte. Ambos muestran espectros que los señalan que sus superficies son básicamente de hielo de agua, pero las de este primero son aún más puras, más cercanas a las del hielo puro.

Lo dicho, para fastidiar.

Pluto’s Icy Moon Hydra