Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

miércoles, mayo 11, 2016

1284 motivos para soñar

Anunciada la mayor tanda de nuevos explanetas descubiertos por Kepler.

Casi parece un sueño, por no decir una simple leyenda poco creíble, decir que hasta hace apenas un par de décadas aún se discutía sobre si existían otros planetas en otras estrellas, o si el Sol y sus compañeros planetarios eran una rara excepción en la inmensidad del Universo. Pero así es, y recordarlo nos permite apreciar aún con mayor amplitud la colosal hazaña de este veterano observatorio. Si una misión espacial merece ser considerada como la que cambió para siempre nuestro visión del Cosmos y de nuestro lugar en el, de haber marcado un antes y un después, esta es sin lugar a dudas Kepler.

Y por si alguien tenia dudas de ello, ahora el equipo en tierra acaba de hacer públicos la que es la mayor cantidad de nuevos exoplanetas jamás presentados, y más importante, ya confirmados como tales. Nada menos que 1284. Hay que parar un momento y digerir la magnitud del anuncio. 1284 nuevos mundos. Es tan colosal que nuestra mente no termina de apreciarlo en todo colosal tamaño y parece una cifra más. Pero detrás de ello se abre la inmensidad más sobrecogedora. "Este anuncio duplica el número de planetas confirmados por Kepler", explicó Ellen Stofan, jefe científico de la NASA en Washington."Esto nos da esperanzas de que en algún lugar, alrededor de una estrella muy parecida a la nuestra, eventualmente podemos descubrir otra Tierra"

Todo esto como resultado del nuevo análisis estadístico del catálogo KOI (Kepler Object of Interest) se realizó en Julio del 2015 a partir de todos los datos recolectados por Kepler hasta Mayo de 2013, momento en que el fallo de su 3º rueda de reacción hizo que ya no le fuera posible mantener una observación continua e ininterrumpida de una misma región del firmamento. Desde entonces ejecuta la misión K2, que le permite monitorizar regiones celestes durante 90 días antes de saltar a la siguiente. Demasiado poco para localizar mundos de tamaño terrestre, aunque aún perfectamente válido para revelar mediante la técnica del tránsito (la variación en el brillo de una estrella causado por el paso de un planeta por delante de ella desde nuestra perspectiva) exoplanetas de mayor tamaño.

Este análisis, que se basó en un nuevo método, mediante el cual se calculaba las posibilidades de que las señales pudieran ser cualquier otra cosa que no fuera un planeta (una estrella doble, una enano roja, ruido de fondo, ect) se aplicó en los 4.302 potenciales candidatos ahí presentes. De ellos 1.284 pasaron la prueba, con probabilidades de ser planetas por encima del 99%. Otros 1.327 se quedaron por debajo de este tope, por lo que podrían ser cualquier otra cosa ,y requerirán un estudio adicional para terminar de definirlos. Los restantes 707 apuntan claramente a fenómenos astrofísicos. Este análisis también validó 984 candidatos que previamente han sido verificadas por otras técnicas. "Antes de que el telescopio espacial Kepler se pusiera en marcha, no sabíamos si los exoplanetas eran raros o comunes en la galaxia. Gracias a Kepler ahora sabemos que podría haber más planetas que estrellas", explicó Paul Hertz, director de la División de Astrofísica de la sede de la NASA.

¿Y de que tipo de mundos estamos hablando? Prácticamente de todos los conocidos, aunque lógicamente el mayor interés está en los 550 que podrían ser rocosos como la Tierra en función del tamaño. De estos 9 orbitan en la zona habitable de su sol, allí donde por luz y calor recibido podrían tener temperaturas ambientales que permitiera la existencia de agua líquida en la superficie, aunque ejemplos como nuestro Venus y Marte nos recuerdan que orbitar en ella no garantiza su habitabilidad, solo la facilita si se cumplen otros requisitos y su evolución a lo largo del tiempo haya seguido el camino adecuado. Pero encontrarlos ahí, evidentemente, dispara las posibilidades.

De ellos Kepler-1638b y Kepler-1229b parecen ser los más interesantes. El primero tiene un tamaño semilar al nuestro y se encuentra justo en el centro de la zona habitable, aunque como decimos eso no asegura nada. La misma Tierra esta cerca del límite interno de dicha zona, por ejemplo. El segundo puede no ser tan atractivo por tamaño y temperatura, pero órbita una estrella como el Sol. Seguramente escucharemos de nuevo hablar de ellos, y se añade a la lista de mundos en los que futuros observatorios, como el James Webb, centrarán su mirada.

Y pensar que hasta principios de los 90, hace apenas 20 años en realidad, la opción de ser únicos aún se consideraba una posibilidad plausible. Como han cambiado las cosas en un relativamente escaso periodo de tiempo. Hoy, más que ayer y mucho más que hace varias décadas, tenemos motivos para soñar. 
 
Las nuevas incorporaciones de exoplanetas, que prácticamente duplica los existentes previamente. Una muestra del colosal trabajo ahora presentado.

2016 marca un nuevo record de descubrimientos, superando a 2014, que hasta ahora tenía el título.

Los 1284 nuevos exoplanetas clasificados por tamaño. Las superTierras y los situados algo por debajo de Neptuno son los más abundantes, seguidos por los Neptunos y las Tierras. Hay que tener en cuenta, si embargo, que estas últimas están situadas al límite de la capacidad de Kepler, por lo que la proporción aquí mostrada no necesariamente representa la proporción de este tipo de mundos en la galaxia.

Los 9 más interesantes: Relativamente pequeños y situados en la zona habitable de sus respectivos soles.

 Kepler, una misión espacial que verdaderamente cambió la historia. 
 
La técnica del tránsito, la forma en que Kepler busca nuevos mundos. A partir de la intensidad del descenso provocado en la luz de la estrella y el tiempo que dura se puede extrapolar datos como la distancia a su sol y su tamaño.

Planetas, planetas, planetas por todas partes.

NASA's Kepler Mission Announces Largest Collection of Planets Ever Discovered

Los 1284 nuevos exoplanetas de Kepler