Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

jueves, mayo 26, 2016

Esos maravillosos trozos de chatarra

OSIRIS-Rex afronta su recta final para el lanzamiento de Septiembre.

Quizás para quién no este familiarizado con la temática de la exploración espacial, o simplemente no tenga un gran interés en ella (o ninguno en absoluto) estos momentos carecen de un gran significado. Al fin y al cabo cada año se realizan más de 80 lanzamientos a escala global, buena parte de ellos satélites de todo tipo, aunque en algunos ocasiones unos pocos viajarán mucho más lejos, en muchos casos para no regresar jamás. En una época donde este tipo de eventos se suceden con cierta periodicidad un "trozo de chatarra" más en el espacio no tiene mayor importancia, dirán algunos. ¿Por que emocionarse entonces?

Ciertamente el amor por las estrellas, por los planetas, por la exploración interplanetaria, por el conocer otros mundos no es algo sencillo de explicar, alejado como parece de las preocupaciones más mundanas que nos rodean. Por el deseo de aprender, por la fuerza con el que el fuego que del eterno sueño humano de alcanzar nuevos horizontes arde en algunos de nosotros, para olvidarse durante un tiempo de los problemas que nos agobian...por todo ello al mismo tiempo, por ninguna de esas cosas en particular. Se podrían dar explicaciones más materiales, hablar de la necesidad de la Humanidad de expandirse, de preparar el camino para el futuro, para comprender nuestro pasado, de buscar indicios de que no estamos solos. Razones todas ellas ciertas, pero no dejan de ser explicaciones a posteriori. La pasión no entiende de razones, aunque esta sea en ocasiones la manifestación defintiva de esta última.

Adoramos la exploración espacial porque nos apasiona. Tan simple y tan complejo como eso. Una pasión con un gran trasfondo, pero pasión al fin y al cabo. Y para aquellos "atrapados" en esta maravillosa red, el simple hecho de ver por primera vez a un nuevo explorador, sabiendo que un día tocará un nuevo mundo, no puede generar más que una extraordinaria emoción. Ya que a través de ellos nuestros sueños se hacen realidad.

¿De donde sale esa pasión por estos "trozos de chatarra"? Sinceramente es dificil explicar, porque explicar los sentimientos es una misión aún más compleja que explorar otro planeta. Solo se que OSIRIS-Rex, como me ocurre con cualquier otra sonda cuando se presenta en sociedad, me parece hermosa. Un "trozo de chatarra" maravillosa y fascinante. Si no lo entiendes no te preocupes, yo tampoco lo entiendo del todo. Y soy feliz de que así sea.

La OSIRIS-REX llegando a las instalaciones de la NASA en Florida después de un largo vuelo desde las instalaciones de . Ahora iniciará una ronde final de pruebas antes de afrontar el momento clave, el lanzamiento.

La misión OSIRIS-REx.

Próximo destino, Bennu.

OSIRIS-REx shipped to Florida for September launch

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy nos has regalado un post muy sentido. Suscribo todas y cada una de tus palabras, siendo ésto precisamente lo que sentimos muchos de nosotros

saludos. RobertSmith

Jorge Meneses Gutierrez dijo...

Tu comentario refleja al cien por cien lo que yo siento y es un placer que a pesar de estar tan lejos, yo vivo en Badajoz estemos tan cerca en temas de la exploración del espacio. Este articulo lo voy a divulgar para que la gente que no sabe nada de este mundo se entere de esta maravillosa misión como tantas otras que están en desarrollo o ya en vuelo.
Parece ser que a la nasa el próximo año el presupuesto en sondas espaciales sera de 1800 millones de dolares todo un récord viendo estos años de sequía.

Disfrutemos de ello. Saludos Jorge m.g.

Anónimo dijo...

Hola; yo aquí siempre en silencio, pero este post me obliga a decirlo: yo me siento igual...
saludos!

Ciencia Masticada dijo...

Maravilloso no puedo decir nada más.