Ultimas imágenes de Curiosity

El viaje de Curiosity. Sol 0-1526.(Diego Fraiese)
En las oscuras dunas de Murray Buttes.

miércoles, mayo 04, 2016

Invasión terrestre

El lanzamiento del rover ExoMars se retrasa de forma oficial hasta 2020.

Era un secreto a voces, aunque mientras no llegara una confirmación siempre quedaba la posibilidad que al final no se cumpliera. No fue finalmente el caso. La sonda ExoMars ya se encuentra de camino hacia Marte, y entre sus objetivos estará el proporcionarle cobertura una vez esté en la superficie, pero el rencuentro tendrá que esperar dos años más de los previsto. Son las cosas de la exploración espacial donde la paciencia y la prudencia suele primeras por encima de todas las cosas.

Así lo resumía el informe final de la JESB (Joint ExoMars Steering Board) presentado en Moscú, y que indicaba claramente lo que ya era casi un evidencia: Teniendo en cuenta los retrasos en las respectivas actividades industriales europeos y rusas, y el retraso en la entrega de la carga útil científica, la mejor opción era no intentar forzar las cosas para 2018 y aplazar el lanzamiento del rover ExoMars dos años, hasta la ventana de 2020, para dar tiempo para completar los preparativos necesarios. La falta de experiencia de ambos (ESA y Rusia) en esta campo, la necesidad de lograr acomodar las respectivas tecnologías (las del vehículo, europeo, y de la plataforma de descenso propiamente dicha, rusa, y que equipado con sus propios instrumentos será como una segunda misión independiente a la superficie), y los siempre presentes problemas de financiación han dictado finalmente sentencia.

Con este aplazamiento el rover ExoMars formará finalmente parte de la extraordinaria oleada de nuevas misiones que en 2020 iniciarán también su camino. Con el viajarán también el nuevo gran rover de la NASA, con el que comparte como meta la búsqueda de señales de vida , una doble misión China, que busca colocar una sonda en órbita y un rover en la superficie, y la sonda Al Amal, de los Emiratos Árabes Unidos con la colaboración de Japón, que ofrecerá uno de sus cohetes lanzadera. 5 nuevas sondas calientan ya motores, 6 si consideramos la ya mencionada Plataforma de Superficie que depositará a ExoMars en Marte, y que estará equipada con nada menos que 13 instrumentos científicos.

Hemos perdido 2018, pero a cambio, aunque sea un consuelo menor, hemos ganado un 2020 aún más espectacular. Ese año viviremos una auténtica montaña rusa de emociones, una invasión terrestre de Marte, a medida que esta sucesión de sondas vayan llegando con pocos días o semanas de separación. Suerte a todas ellas.

Aterrizaje y despliegue de ExoMars.

Aunque el anuncio oficial llega ahora, desde hace tiempo se trabajaba con esta posibilidad a la hora de planificar el aterrizaje, en la región de Oxia Planum. Un trabajo extra que ahora adquiere todo su significado.

La sonda ExoMars TGO, ya de camino al planeta rojo. Tendrá que esperar un poco más hasta que el rover ExoMars, la 2ª parte de este ambicioso proyecto, se reúna con ella.

Second ExoMars mission moves to next launch opportunity in 2020