Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

sábado, marzo 22, 2014

Cuando el peligro está en La Tierra

La propuesta de la Casa Blanca para el presupuesto de la NASA de 2015 amenaza la supervivencia de Opportunity y otras misiones.

Apenas acabada la "batalla" por acordar los fondos asignados a la exploración espacial de los EEUU la siguiente se aproxima rápidamente, generando ya habitual controversía que han acompañado las últimas actuaciones de la actual administración en este campo. Y en este caso, como en los años anteriores, nuevamente tenemos propuestas como mínimo polémicas, especialmente porque tocan directamente a una misión convertida en leyenda, y lo que es más importante, aún plenamente operativa: Opportunity. Y no es la única.

Los recortes propuestos por la administración Obama se llevarán por delante el SOFIA (Stratospheric Observatory for Infrared Astronomy), un programa conjunto entre la NASA y la agencia espacial alemana DLR, consistente en un curioso avión-telescopio para realizar observaciones en infrarrojos de la Bóveda Celeste. Con un desarrollo lastrado con tipo de problemas que retrasaron su puesta en servicio a plena actividad, su mantenimiento supone un gasto de 80 Millones de Dólares al año y es de suponer que la llegada del James Webb hace que no sea tan necesario, por lo que seguramente no sería la pérdida que más se lamente. No se puede decir lo mismo de la Lunar Reconnaissance Orbiter, que sigue ofreciendo un alto rendimiento científico y que sin una partida económica asignada deberá ser estrellada contra La Luna en Septiembre de 2015.

Pero sin lugar a dudas la que ya está generando más ruido es la inesperada falta de asignación para seguir operando a Opportunity, lo que significa que a finales de 2015 la NASA tendrá que, simple y llanamente, "apagar" una misión que, una década después de su llegada a Marte, sigue operativa, realizando descubrimientos importantes y convertida en una estrella mediática, en especial por la reciente celebración de su 10º aniversario. Teniendo en cuenta que su coste anual es de 13 millones de Dólares, poco menos que nada en el conjunto del presupuesto global de la Agencia, y que era previsible la polémica que esto levantaría, resulta aún más incompresible y que deja claro que los encargados de hacer números no conocen poco o nada del tema más allá de las frías cífras. Veremos como salen del "jardín" en que se han metido ellos solos.

No son estas las únicas víctimas: No habrá fondos para el desarrollo del instrumento OCO-3 (Orbiting Carbon Observatory 3) que debía instalarse en la ISS para estudiar la distribución de dióxido de carbono atmosférico, el lanzamiento de la vela solar Sunjammer se retrasa hasta fecha indefinida y se deberá cancelar una misión de carga comercial en 2015. Igualmente la selección de una nueva misión tipo New Frontiers (como la New Horizons) también queda en el aire de forma indefinida, por no hablar de las de tipo Flagship (Como Curiosity) que ni se mencionan, y aunque se hace énfasis en el desarrollo de un robusto programa de misiones de tipo Discovery (las más económicas) estas, por si solas, no pueden remplazar la ausencia de las anteriores. Una misión a Europa, más allá de la muy limitada asignación para estudiar su viabilidad a bajo coste, ni se contempla realmente.

No todo es negativo en la propuesta de la Casa Blanca. Así, se mantiene las asignaciones para el resto de misiones marcianas (aunque el presupuesto de la Mars Odissey solo llega hasta 2017), Cassini seguirá hasta el final de su misión, previsto para 2017 (a costa de recortar en otras asignaciones), al igual que la New Horizons, que lo tiene garantizado hasta ese mismo año a la espera de posibles extensiones, y Juno. También se asigna presupuestos para las 3 misiones en desarrollo, Insight, Osiris-Rex y el nuevo rover marciano. Pero esto no oculta una propuesta de la administración Obama que es, mire como se mire, un desastre para el futuro de la exploración planetaria. Como lo vienen siendo desde que comenzó su segundo mandato, todo sea dicho de paso.

Las próximos meses cada cámara del Congreso (Cámara de Representantes y el Senado) presentarán sus propias propuestas, donde la presión ejercida por los diversos grupos y organizaciones en defensa de la exploración espacial seguramente tendrá un peso importante. Entramos, nuevamente, en un escenario de discusiones muy movidas y negociaciones igualmente complicada. Una batalla en la que haber apuntado a Opportunity es un nuevo error de cálculo que pone a la Casa Blanca, aún más que antes, como la "mala" de la película. Y no es el único. Esperemos que el resultado final permita corregirlos.

La propuesta presentada por la Casa Blanca para las misiones en curso, donde destaca la ausencia de fondos para la LRO y Opportunity. El inicio de una tormenta política que dará mucho que hablar los próximos meses.

¿Opportu...que?  

Further Analysis of NASA's FY15 Budget Proposal: Steady As She Goes?

Opportunity y SOFIA: dos víctimas del nuevo presupuesto de la NASA

No hay comentarios: