Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

miércoles, febrero 08, 2012

Pistas oceánicas

Mars Express refuerza la idea sobre la antigua existencia de un gran océano en el Hemisferio Norte de Marte.

Sigue siendo uno de los grandes "batallas" entre los astrónomos, cuyo final sigue resisténdose a pesar de todos nuestros avances...mientras que de otros elementos del pasado lejano del planeta rojo de magnitud mucho menor, desde hielos subterraneos hasta antiguos rios e incluso aguas termales, se tiene pruebas casi definitvas de su existencia. Paradojico, pero en ocasiones aquello de mayor tamaño es lo que pasa, precisamente, más desapercibido...como es el rastro de todo un océano ahora desaparecido.

Conocido como Oceanus Borealis por sus defensores, la teoría del gran océano marciano, que tiempo atrás, hace varios miles de millones de años, cubrió buena parte del hemisferio Norte de Marte (de ahí su nombre, Borealis) está, desde sus orígenes, sujeta a una fuerte controversia, y la balanza entre el Si y el No ha ido oscilando con los años de un lado a otro. Ahora, sin embargo, este oscla de nuevo hacia el Si con los nuevos resultados presentados, trás años de intenso trabajo, por parte de Mars Express y su radar MARSIS, capaz de profundizar cientos de metros bajo la superficie.

Presentado por un equipo liderado por Jérémie Mouginot, del Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble (IPAG) y de la Universidad de California en Irvine, este nuevo informe, elaborado tras dos años de intenso analisis de los datos recibidos, muestra que las llanuras del norte de Marte, región conocida como Vastitas Borealis, está cubiertas por depósitos de baja densidad de unos 100 metros de espesor de media, superponiéndose a los depósitos volcánicos más profundos. "Pensamos que se trata de material sedimentario, tal vez rico en hielo. Es una prueba bastante sólida de que en algún momento esta región estuvo cubierta por un océano".

Estos depósitos presentan una baja reflectividad radar, lo que habitualmente indica que se está ante materiales granulares, fruto de la erosión y del arrastre del agua. Por otro lado su constante dieléctrica difiere notablemente de las rocas volcánicas, con un valor estimado entre 4 y 5, mientras que el de estas últimas se situa entre 9 y 10, y el del hielo puro es de 3...es decir, mucho más cerca de este último valor, precisamente lo que se esperaría de material muy poroso y/o con agua. No son pruebas definitivas, pero si que parecen indicar una dirección, lo que junto con el descubrimiento de supuestas lineas costeras hace que todo tome más fuerza.

Mouginot y su equipo creen que existieron en realidad dos océanos que ocuparon la región en dos momentos temporales...hace 4.000 millones de años, cuando imperaba un clima más cálido (Era Noeica) y otro posterior, hace 3.000 millones de años (Era Hespérica) cuando los hielos subterráneos se fundieron a causa de un gran impacto, aunque este último posiblemente tuvo una existencia fugaz, posiblemente menos de un millón de años, antes de que las ya cada vez más duras condiciones ambientales marcianas hicieran que las aguas se evaporan o terminaran congeladas en el subsuelo.

Esto último es lo más probable, dado los vastos depositos que se están encontrando....y con un detalle añadido: La sonda Phoenix "amartizó" en Vastitas Borealis y encontró hielo de agua a unos pocos centímetros bajo la superficie. ¿La que una vez formó parte del Oceanus Borealis? Nada es seguro, pero, como mínimo, la posibilidad resulta intrigante.

La discusión sobre la existencia o no de este océano seguramente seguirá durante mucho más tiempo, pero hoy, más que ayer, esta parece una posibilidad real.

La constante dieléctrica en el Hemisferio Norte, con las probables lineas costeras de los dos hipotéticos oceanos...estás solo encajan parcialmente con el terreno actual, aunque esta diferencia puede explicarse por los cambios geológicos (como el surgimiento de los grandes volcanes de Tarsis) ocurridos desde entonces.

La topografía de esas misma región, extremadamente llana en comparación al terreno circundante y cuya fina corteza algunos defienden como evidencia de un antiguo gran impacto. ¿Estuvo alguna vez ocupada por una gran masa de agua?

Una visión, quizás algo idealizada, del antiguo Marte, con el Oceanus Borealis cubriendo buena parte del Hemisferio Norte.

Atardecer en el Mar.

Mars Express con el radar MARSIS, de 40 metros de extensión.

El hielo desenterrado por la Phoenix de forma accidental durante su aterrizaje...¿lo que queda del antiguo gran océano marciano?

Una sonda de la ESA descubre que Marte tuvo un gran océano

No hay comentarios: