Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

viernes, febrero 03, 2012

Entre la Tierra y Júpiter

Juno completa con éxito su primera corrección de trayectoria.

El largo y complicado camino de la primera sonda alimentada por energía solar enviada más allá de Marte va tomando forma...aún se necesitarán 5 años y un total de 11 correcciones más antes de que finalmente llegue hasta Júpiter, pero el primer paso para que esto ocurra se dió el pasado 1 de Febrero, cuando Juno puso en marcha sus impulsores, cambiando así ligeramente su velocidad y trayectoria tal como estaba previsto.

La operación se inició a las 18:10 UTC y terminó 25 minutos más tarde, con el apagado de los motores...3.11 Kilogramos de combustible consumido que dieron como resultado un cambio en la velocidad de 1.2 Metros por segundo, algo que parece poco, pero que en el complejo juego de "billar" planetario que debe realizar esta sonda para alcanzar su meta final resulta determinante. Es la extrema precisión que requiere cualquier misión interplanetaria, y que nos recuerda que el alto porcentaje de éxitos no es consecuencia de una relativa facilidad en lanzar un vehículo espacial hacia otros mundos sino en la extraordinaria habilidad y profesionalidad de aquellos que están detrás de ellos..

Lanzada el pasado 5 de Agosto de 2011, Juno lleva recorridos 449 millones de los 2800 millones de Kilómetros que debe recorrer, y que incluye un paso por las cercanías de La Tierra en Octubre de 2013 para aumentar su velocidad y dar el salto definitivo hacia Júpiter, al que llegará en Agosto de 2016...un largo viaje de cinco años, que contrasta con los menos de dos años que tardaron las Voyager o los tres de Cassini, pero que se explica porqué, a diferencia de estas primeras, Juno no está simplemente de paso sinó que debe dejarse capturar por la gravedad joviana, por lo que la velocidad con la que debe acercarse al planeta es, lógicamente, menor.

Por se mismo motivo, la sonda Galileo,que permaneció en órbita alrededor de Júpiter desde 1995 hasta 2003, necesitó 6 años (de 1989 a 1995) en alcanzarlo. Juno tardará un año menos, aunque no por ello la espera se hará menos larga...pero de momento, y a la espera de que algún día nuevos sistemas de impulsión cambien este panorama ciertamente frustrante, debemos conformarnos y tener paciencia.

Cuando finalmente alcance su objetivo se iniciará una misión relativamente corta en duración, hasta Octubre de 2017, a causa de las duras condiciones a las que deberá hacer frente, pues su órbita polar le llevará muy cerca del planeta, apenas 4300 Kilómetros por encima de la capa de nubes, y por ello se adentrará durante largos periodos de tiempos en el cinturón de radiación que rodea Júpiter, lo que a la larga, pese a la protección de la que está dotada, será fatal para su electrónica y sus panales solares.

A cambio de este "sacrificio" Juno se adentrará en Júpiter como jamás lo hizo ninguna sonda anterior, levantando mapas extremadamente precisos de sus campos gravitatorio y magnético, así como mediciones precisas de su composición, estructura atmosférica e interna, masa y presencia de agua, estos dos últimos datos extremadamente importante, pues ayudará a comprender mejor su proceso de formación y permitirá descartar algunas de las teorías previas.

De momento, pero, eso queda a cinco años vista...

La posición actual de Juno...al no tener suficiente velocidad para alejarse definitivamente del Sol, su trayectoria la volverá a llevar hacia nosotros (podemos imaginar la gravedad como un pozo con nuestra estrella en el centro y del cual solo podemos escapar si nos movemos lo suficientemente rápido). Todo calculado, claro está, para que en esta "caída" se encuentra con La Tierra, que le dará la velocidad para alejarse nuevamente, esta vez de forma definitiva.

El camino completo de Juno...actualmente se encuentra cerca de alcanzar el punto DSMs, momento de máximo alejamiento en esta primera etapa. Tras ella llegará EFB (el sobrevuelo a La Tierra en Octubre 2013) y JOI (entrada en órbita joviana en Agosto de 2016).

La región polar de Júpiter vista en 1977 por la sonda Pionner 11 desde algo más de 1 Millón de Kilómetros...Juno observará algo parecido, pero desde muchísimo más cerca y con instrumentos lógicamente mucho mejores.

No hay comentarios: