Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

martes, julio 25, 2017

Un húmedo corazón

El interior de la Luna podría contender grandes cantidades de agua.

Durante mucho tiempo se pensó que siguieron caminos separados, que nuestra compañera de viaje era un mundo completamente seco. La falta de atmósfera, la misma desolación de su superficie y una idea de su formación, cataclísmica en todas sus variantes, que dejaba poco espacio para su supervivencia, pero las cosas han cambiado a un ritmo acelerado los últimos años. Se detectó señales de depósitos de agua helada en los polos, mientras que nuevos análisis de cuentas de vidrio volcánicas traídas a la Tierra de las misiones Apolo 15 y 17 detectaron pequeñas cantidades de agua, abriendo las puertas que pudiera existir en grandes cantidad en el profundo interior lunar, que sería  relativamente húmedo, en contraste con la idea de un manto "seco", fruto inevitable de un cuerpo nacido de un gran impacto contra nuestro planeta.

¿Fueron las muestras de los Apolo ejemplos de una situación local, anomalías ricas en agua dentro de un manto por lo general seco? O por el contrario son las pruebas de lo opuesto? La sonda india Chandrayaan-1 realizó un más que exitoso viaje a la Luna, y aunque su vida fue relativamente limitada, tuvo tiempo de reunir y enviar un auténtico tesoro científico. Especialmente importantes fueron sus estudios espectrofotométricas, un método científico que mide como la luz es reflejada o absorbida por la superficie para desvelar así su composición química, ya que cada elemento reacciona de una forma muy concreta y personalizada. Y ahora nuevos análisis de dichos datos parecen ofrecer una respuesta.

El estudio, publicado en Nature Geoscience, revela la existencia de un gran número de depósitos piroclásticos (volcánicos) con más que significativas cantidades de agua en su interior, resultados que parece reforzar las evidencias de que los pozos volcánicos lunares  contienen agua."La idea de que pueda existir en la mayoría de depósitos piroclásticos sugiere que las muestras recogidas en las diferentes misiones Apolo no son anómalas y que la parte interna de la Luna podría estar mojada", sostiene Ralph Milliken, autor principal del estudio. Algo que parece dificil encajar con la teoría de la formación lunar por un gran impacto, ya que el calor generado habría hecho desaparecer la mayor parte del agua y otras sustancias volátiles. Quizás sea necesario reformular la hipótesis de como pudo nacer nuestra compañera de viaje, aunque Shuai Li, coautor del estudio, apunta hacia otros escenarios:"El agua podría haber sido transportada por el impacto de asteroides antes de que la Luna se solidificase por completo". Sea cual sea la respuesta parece claro que aún queda mucho por aprender de ella.

La evidencia del agua bajo la superficie lunar puede también tener implicaciones para saber como La Tierra consiguió su agua. Y de forma más práctica, podrían ofrecer un recurso inestimable para el futuro:"Estos depósitos pueden ser mucho más accesibles que el potencial  hielo de agua en las regiones sombreadas en los polos lunares", dice Milliken."El agua es pesada y costosa de tomar de la Tierra al espacio, por lo que cualquier cantidad que se puede obtener en la Luna en lugar de tener que traerla es una gran cosa y abre posibilidades de presencia humana sostenida". Curiosamente los antiguos volcanes,que en su tiempo vieron emerger el ardiente magma, podrían convertirse en la mejor fuente de agua para un futuro que quizás algún día será realidad.

Las áreas de color en este mapa señala una mayor presencia de agua en comparación con el terreno circundante. Las zonas en amarillo y rojo indican donde esta es más abundante. 
 
Chandrayaan-1, una misión corta pero que dejó un legado que aún perdura. 

Científicos hallan nueva evidencia de agua en el interior de la Luna

Nuevas evidencias sobre la presencia de agua en la Luna

No hay comentarios: