Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, octubre 29, 2015

Objetivo Júpiter

Conociendo un poco mejor la sonda europea a las lunas del gigante joviano.

Mientras la NASA está dando ya los primeros pasos, y esta vez parece de forma definitiva, hacia la creación de su sonda para explorar Europa, el viejo mundo también esta haciendo lo propio con la suya, aunque en este caso tenga objetivos diferentes. Aún quedan muchos años para verla convertida en una realidad, hasta 2022 para el lanzamiento mediante un cohete Ariane 5, hasta 2030 para su llegada a Júpiter, y hasta 2033 para su entrada en la mayor de sus lunas, Ganímedes, su meta final. Pero aunque sea un proyecto en sus inicios, vamos a conocer un poco lo que se busca con ella y sus metas finales de la mano de astrónomos, algunos de los cuales participarán en ella.

Conocida como JUICE, esta sonda proporcionará una exploración completa de este gigantesco mundo y sus zonas habitables. No del planeta propiamente dicho, ya que Júpiter es un cuerpo gaseoso, lo significa que en el caso de descender a través de la atmósfera no encontraríamos una superficie sólida sino un fluido cada vez más denso, pero si de sus algunas grandes lunas, que todo indican que disponen de vastos océanos de agua líquida bajo sus cortezas heladas."Júpiter es, en sí mismo, un verdadero sistema planetario con numerosos satélites, pero especialmente 4 de ellos que fueron descubiertos por Galileo hace 4 siglos. Esos satélites son un mundo aparte, cada uno con una geología diferente. La misión JUICE quiere estudiar al menos 3 de ellos, los más alejados", señala Pierre Drossart, jefe de estudios espaciales en el Observatorio de París.

Un sistema planetario que pudo ser pero no fue."Se dice que Júpiter es una estrella incompleta porque está a medio camino entre la tierra y las estrellas. No tiene masa suficiente para desencadenar las reacciones termonucleares que dan energía a una estrella", puntualiza jefe de estudios espaciales en el Observatorio de París, Pierre Drossart.

Según Olivier Witasse, científico del proyecto JUICE, comprender el Sistema Joviano y su historia nos ayudará a entender cómo se forman y evolucionan estos enormes planetas de gas y sus satélites."Júpiter es un planeta superlativo. Es el más grande del sistema solar, tiene la tormenta más grande del sistema solar, el sistema de lunas más grande tras Saturno y también el campo magnético más grande".

Durante los tres años y medio que durará su misión primaria, JUICE estudiará tanto el planeta como tres de sus 4 satélites: Ganímedes, Europa y Calisto."Si encontramos océanos en las lunas de Júpiter podremos estudiar si hay entornos habitables, es decir que puedan albergar vida", señala Witasse. No será un camino sencillo, ya no solo por el largo viaje que le espera, sino por el que seguirá una vez llegue al reino joviano, ya que no solo entrará en órbita alrededor de Júpiter, sino que posteriormente entrará en órbita alrededor de Ganímedes, la luna más grande y objetivo final. Se convertirá en el satélite de un satélite, algo hasta ahora, dejando de lado La Luna, nunca realizado. Será la primera vez y seguro que no será sencillo. Explorar y levantar mapas de la superficie, de su morfología y química, detallando el grosor de la capa de hielo que cubre los respectivos océanos, sus tenues atmósferas y, en el caso de Ganímedas, como su campo magnético interactúa con el de Júpiter, sus metas científicas.

Antes de centrarse ya en exclusiva en ella, JUICE sobrevolará también varias veces las otras 2 lunas heladas (la volcánica Io queda fuera por razones evidentes), complementando, en el caso de Europa, la misión que la NASA enviará para su exploración."Las lunas Europa y Ganímedes son dos grandes ejemplos de que encontrar agua líquida bajo la superficie es posible. Lo que tenemos ahora que averiguar es a qué profundidad se encuentra ese agua, a cuánto está de la superficie, cuál es su extensión y si podría haber vida en ella, organismos que se encuentren en este agua líquida de los océanos, de estas lunas heladas", nos cuenta Athena Coustanis, Jefa de Investigadores del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS).

¿En Ganímedes y no en Europa, que parece el objetivo soñado por tantos astrobiólogos? En parte por ser más seguro para la sonda, al no encontrarse esta primera en una zona tan cargada de radiación como su famosa compañera. Pero existe otro motivo: "Ganímedes tiene campo magnético, es el satélite más grande y si posee también agua líquida bajo su superficie entonces es el sitio donde hay que ir, donde buscar condiciones de vida, condiciones de habitabilidad en el sistema solar más allá de nuestro propio planeta", señala Athena.

Solo queda tener paciencia. Júpiter está destinado a ocupar el centro de la exploración interplanetaria para la década que viene.

JUICE: Objetivo Júpiter. 

Desentrañando los secretos de Júpiter

1 comentario:

Kal El dijo...

Con suerte lo veremos en 2033 si seguimos vivos... Lo de una sonda que explore los océanos de Europa queda todavía en el terreno de la ciencia ficción. No creo que yo lo vea. Mi sobrino seguramente sí...