Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista en 360º
Sol 1705

jueves, octubre 08, 2015

En ondas misteriosas

Las extrañas y fluctuantes estructuras en el disco planetario de una estrella cercana desconcierta a los astrónomos.

No importa lo mucho que sepas, o creas saber, sobre el Universo, este siempre te sorprenderá con algo nuevo, como si te estuviera planteando un nuevo desafío cada vez que parece que estás dejando atrás al anterior y las cosas, nuevamente de forma algo ingenua, parecen estar finalmente claras. Este es el caso de AU Mic, una joven estrella cercana rodeada por un gran disco de polvo, la fase inicial de un proceso de formación planetaria, según señalan los modelos actuales Por ellos los astrónomos han estado buscando cualquier cosa que sugiriera la presencia de zonas grumosas o deformadas, que pudiera indicarnos la ubicación de posibles planetas.

Y en 2014, gracias a las capacidades del nuevo instrumento SPHERE de ESO (en el Very Large Telescope), con gran capacidad para hacer imágenes de alto contraste, descubrieron algo insólito. "Nuestras observaciones han mostrado algo inesperado", explica Anthony Boccaletti del Observatorio de París."Las imágenes de SPHERE muestran un conjunto de características inexplicables en el disco que tienen una estructura en forma de arco o de onda, algo totalmente diferente a todo lo que se había observado antes". 

En total se captaron cinco arcos en forma de onda, a diferentes distancias de la estrella, y que recuerdan a ondas en el agua. Los datos se compararon con observaciones del telescopio espacial Hubble de 2010 y 2011, y que tenían también en AU Mic su objetivo, nada extraño siendo un objetivo cercano y potencialmente tan interesante para el estudio de la evolución estelar y planetaria.Y no sólo fueron capaces de identificar esas ondas en las imágenes de este veterano observatorio, que habían sido pasado por alto, sino que también descubrieron que había cambiado con el tiempo. Se habían movido. Y muy rápido. 
 
"Reprocesamos imágenes de los datos de Hubble y al final obtuvimos información suficiente como para seguir el movimiento de este extraño fenómeno durante un período de cuatro años", explica el miembro del equipo Christian Thalmann."Haciendo esto, descubrimos que los arcos se están alejando de la estrella ¡a velocidades de hasta 40.000 kilómetros por hora!".

No solo eso. Las más alejadas de la estrella parecen moverse más rápidamente que las que están más cerca, y tres de ellas de hecho se están moviendo tan rápido que bien podría estar escapando de su atracción gravitatoria. Unas velocidades tan altas descartan la posibilidad de que se trate de un conocido fenómeno, característico de un disco convencional, causado por la presencia de objetos de tamaño planetario, que perturban el material del disco mientras que orbitan la estrella. Debe haber habido algo más involucrado para generar esa velocidad en las ondas y hacer que se muevan tan rápidamente, lo que significa que son una señal de algo verdaderamente inusual.

"Todo lo relacionado con este hallazgo es bastante sorprendente", comenta Carol Grady, del Eureka Scientific."Dado que nada de esto ha sido observado o predicho teóricamente con anterioridad, sólo podemos hacer hipótesis sobre de qué se trata, qué estamos viendo y cómo surgió". Y se han dado forma a no pocas de ellas, que finalmente han tenido que ser descartadas, como la colisión de dos objetos raros y masivos parecidos a asteroides liberando grandes cantidades de polvo y ondas espirales provocadas por inestabilidades gravitatorias del sistema.

Pero hay otras ideas parecen ser más prometedoras."Una explicación para estas extrañas estructuras las relaciona con las llamaradas de la estrella. AU Mic tiene una alta actividad en cuanto a fulguraciones, a menudo desprende enormes y repentinas ráfagas de energía desde o cerca de su superficie", explica el autor Glenn Schneider, del Observatorio de Steward. "Una de esas llamaradas quizás pudo haber disparado algo en uno de los planetas (si es que hay planetas), como una extracción violenta de material que ahora podría estar propagándose a través del disco, propulsado por la fuerza de la llamarada".  Pero son solo eso, ideas para explicar lo que, al menos de momento, no tiene explicación conocida. Porque así es el Universo, un enigma lleno de maravillosos misterios.

La pequeña AU Mic, que aquí vemos como una tenue estrella rojiza justo debajo del centro de la imagen. Con la mitad de la masa del Sol y una décima parte de su brillo, es muy joven, quizás apenas el 1% de la vida de nuestra estrella, y a su alrededor se extiende un anillo de polvo, que desde la Tierra vemos de perfil. Se cree que en el se podrían estar gestando nuevos mundos, según datos del Hubble.

Las misteriosas ondas de AU Mic a lo largo de 2010,2011 y 2014. Su rápida evolución en un espacio tan corto de tiempo indica velocidades altísimos, de hasta 40.000 Kilómetros/Hora.

Viajando hasta AU Mic, abreviatura de AU Microscopii.

SPHERE (Spectro-Polarimetric High-contrast Exoplanet REsearch instrument), instalado en la unidad número 3 del Very Large Telescope (VLT), es un nuevo y potente sistema dedicado al descubrimiento y estudio de exoplanetas mediante su detección visual directa. Su enorme capacidad queda demostrada con la imágen inferior, que es nada menos que Titán, la gran luna de Saturno, en infrarrojos.

Ondas misteriosas haciendo carreras en un disco de formación de planetas.

No hay comentarios: