Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

lunes, septiembre 08, 2014

Tiempo de cosecha

Churyumov-Gerasimenko muestra señales de un aumento de actividad mientras Rosetta captura sus primeros granos de polvo cometario.

En nuestros hogares resultan molestas, crean una desagradable sensación de suciedad, y por eso mismo solemos dedicar no poco tiempo en eliminarlas, aunque tienen la desagradable costumbre de regresar al poco tiempo. Pero cuando viajas por el vacío del espacio y al lado de un auténtico fósil de los primeros tiempos del Sistema Solar representan un tesoro de valor incalculable, cuya recolección y análisis es un sueño para cualquier científico planetario. Y este se está ya haciendo realidad gracias a COSIMA, uno de los instrumentos más importantes de Rosetta y ahora ya desplegado.

Diseñado para poder analizar de forma directa granos de polvo cometarios mayores de 10 Micras, puede capturarlos mediante pequeñas placas de 1x1 Centímetros que se exponen al exterior, para posteriomente ser estudiados con un microscopio y desvelada su composición mediante un espectrómetro de masas de iones secundarios. Un proceso que se inició el pasado 11 de Agosto, cuando la primera de las 24 placas de COSIMA fue expuesta al espacio, aunque los modelos indicaban que al nivel de actividad del cometa en ese momento la densidad de partículas alrededor de la sonda sería equivalente al de una habitación extremadamente limpia. Es decir, muy pocas. A pesar de ello su equipo decidió exponer esta placa durante al menos un mes y comprobar periódicamente si habían tenido suerte y "recogido" algo durante esta etapa tan temprana.

Pero el 24 de Agosto, al examinarse la imagen de la placa, se descubrió la presencia de una serie de grandes granos de polvo cometario allí donde varias semanas antes no había nada. La suerte les había favorecido. Un primer examen indicó que los dos granos de mayor tamaño son aproximadamente de 50 y 70 micras de ancho, comparable al de un cabello humano. Los científicos del equipo COSIMA están actualmente examinando la imagen de la placa en detalle para determinar la ubicación dichos granos de polvo. Algunos serán seleccionados para su posterior análisis. Los resultados se esperan con impaciencia, ya que estamos ante los primeros granos de polvo que se han recogido desde más allá de la conocida como "línea de nieve" del Sistema Solar, la distancia a partir de la cual se pueden formar los granos de hielo.

Se acerca el tiempo de "cosecha", como demuestran los diversas plumas de partículas que ya son claramente visibles incluso desde la cámara de navegación. El momento de la verdad para esta extraordinaria misión, la más ambiciosa jamás enviada a un cometa en toda la historia de la carrera espacial, está ya llamando a las puertas.

A la izquierda una imagen de la placa (1 x 1 cm) en el que se recogieron los primeros granos cometarios. A la derecha una sección de la placa que muestra su estado el 17 de Agosto (arriba) cuando no había nada y el 24 de Agosto (abajo) cuando se detectaron algunos granos de polvo de tamaño notable. La placa se ilumina desde la derecha por los LED y la longitud de las sombras es proporcional a su altura. La resolución de la imagen es de 14 micras por píxel.

Las plumas de partículas emitidos por el nucleo del cometa Churyumov-Gerasimenko, ahora ya claramente visibles. En la imagen inferior, realzada para destacar más los detalles, se detectan claramente hasta 3 de ellos.

El cometa Churyumov–Gerasimenko observado este Agosto desde el Southern Observatory’s Very Large Telescope, Chile. 

COSIMA catches cosmic dust

No hay comentarios: