Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, septiembre 11, 2014

La magia del espacio

Philae inmortaliza en una misma imagen a la sonda Rosetta y el cometa Churyumov-Gerasimenko.

Solo hay un tipo de fotografías que transmitan con más intensidad lo que representa alcanzar otros mundos que aquellas que se centran en exclusiva en mostrarnos aquello que las diversas sondas están observando en ese momento: Las que, además de esto último, también permiten captar parte del propio explorador, algo relativamente habitual para vehículos de superficie, pero casi imposible lograr con sondas espaciales...a menos que con ella viaje un curioso polizón con la capacidad óptica y posición adecuada para ello. Y ese es el caso de Philae, la pequeña compañera de viaje de Rosetta.

El instrumento CIVA (Comet nucleus Infrared and Visible Analyzer) está formado por 7 pequeñas cámaras en miniatura, y su objetivo en ofrecer imágenes panorámicas desde la superficie del cometa una vez aterrice en el. De conseguirlo pasarán sin lugar a dudas a la historia, pero antes de este esperado momento Philae ya nos está sorprendiendo con algunas de las fotografías, no tanto por su calidad como por aquello que nos muestra. Y el 7 de Septiembre, con Churyumov-Gerasimenko a solo 50 Kilómetros de distancia, nos dejó de nuevo sin habla.

Compuesta de 2 imágenes separadas, ya que era necesario diferentes tiempos de exposición para compensar la disparidad en el resplandor de ambos objetivos, la panorámica nos permite ver a parte de la propia sonda Rosetta, incluido uno de sus 2 grandes paneles solares, de 14 metros de longitud, y del que vemos su parte trasera, orientada su parte frontal hacia un Sol que en ese momento se encontraba en la parte inferior izquierda de la toma. En la distancia vemos al cometa Churyumov-Gerasimenko, con su doble lóbulo claramente diferenciado como si de una doble luna se tratara. Una escena maravillosa.

No es la primera vez que es despertada para que nos ofrezca imágenes desde su privilegiada posición en el exterior de la sonda Rosetta. Así ocurrió en 2007 durante su sobrevuelo de Marte, uno de los diversos encuentros planetarios que realizó para coneguir la trayectoria y velocidad suficiente para llegar hasta donde se encuentra actualmente. Ese día el planeta rojo llenaba el cielo de Philae, y la escena, con el mismo panel solar extendido sobre la superficie marciana, con detalles geográficos reconocibles y sabiendo que en ese mismo momento, en algún lugar de esa extensa superficie rojiza, Spirit y Opportunity seguían avanzado y explorando, posiblemente es una de las mejores y más inspiradoras jamás conseguidas por una sonda. Aunque esa valoración, como en casi todas las cosas, es subjetiva.

Este nuevo "selfie" no está lejos de la magnificencia del de 2007, y según como queramos verlo, quizás incluso lo supera, ya que hablamos de un cometa y del lugar donde la misma Philae aterrizará en un futuro próximo. La magia de la exploración espacial en estado puro.

Rosetta sobrevolando Marte el25 de Febrero de 2007, 4 minutos antes de la máxima aproximación y a solo 1.000 Kilómetros por encima de la superficie, correspondiente a su hemisferio Norte, y más concretamente la región de Awrth Vallis. La imagen original es en blanco y negra.

La sonda Rosetta, con Philae sobresaliendo como una curiosa nariz azul. Desde esta posición tomó este nuevo y fascinante Selfie. 

Philae Snaps a Spacetastic Selfie

2 comentarios:

Capitan Hadock dijo...

Gracias por ofrecernos estos interesantísimos artículos.

SquallAdv dijo...

Gran artículo e impresionantes las imágenes, no lo podías haber dicho mejor... reflejan en estado puro la magia de la exploración espacial.