Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

lunes, septiembre 16, 2013

Un SPRINT hace el espacio

Japón lanza el observatorio espacial ultravioleta Hisaki.

Mantener un activo programa de exploración espacial mediante una serie de pequeños satélites científicos de bajo coste con objetivos e instrumentos muy concretos. Se les conoce como SPRINT (kogata kagaku eisei) y es la más reciente apuesta de Japón en el terreno aeroespacial, una apuesta que ya es una realidad con el lanzamiento del primero de ellos, SPRINT-A, ahora conocido como Hisaki, que se puede traducir como "más allá del Sol" (Saki-más allá y Ki-Sol). Su meta, el estudio de las atmósferas planetarias desde la órbita terrestre durante al menos 1 año terrestre.

Lanzada desde el centro espacial Uchinoura, el primer centro espacial de Japón y el principal hasta la puesta en servicio del de Tanegashima, Hisaki viajó a bordo de Epsilon, un nuevo modelo de bajo coste para enviar a la órbita cargas de pequeño tamaño, que hizo así su estreno oficial. Precisamente problemas previos en este cohete retrasaron el lanzamiento, incialmente previsto para finales de Agosto, aunque al final cumplió su cometido sin problemas y llevó al pequeño telescopio hacia su órbita definitiva, a unos 1.000 Kilómetros de La Tierra (950 x 1150). Un auténtico éxito doble por parte de la JAXA.

Dotada del instrumento EXCEED, que capta la radiación en el Ultravioleta Extremo, el objetivo de Hisaki es estudiar la que resulta emitida por las diversas atmósferas planetarias con sus respectivos campos mangéticos globales, y en el caso de aquellos planetas que no disponen de nada parecido, como es el caso de Marte (donde sus datos podrán complementar a los de la futura sonda MAVEN) y Venus, la que resulta de la interacción directa con el viento solar. En el caso de Mercurio, dotada de una Exosfera (es decir, con una densidad tan baja que las átomos que la forman no interactuan entre si) el objetivo es como este se comporta al afectar a mundos sin una atmósfera como tal y llega hasta la superficie.

Su objetivo prioritario es Júpiter y su colosal magnetosfera, que extendiéndose 7 millones de Kilómetros en dirección al Sol y casi hasta la órbita de Saturno en dirección opuesta, es la mayor estructura del Sistema Solar después de la propia Heliosfera dentro de la cual se encuentra. Su estudio en Ultravioleta Extremo permitirá a Hisaki desvelar la densidad y distribución de iones, así como la temperatura de los electrones de alta energía que se encuentran en sus partes más internas. También desvelará como se comportan tanto las Auroras jovianas como el conocido como Cinturón de Plasma Toroidal (generado por la actividad volcánica de Io) ante las variaciones del Viento Solar, desde los momentos de calma hasta cuando llega una tormenta de cierta intensidad.

Hisaki es el primero de esta nueva generación de pequeños exploradores nipones, al que seguirá SPRINT-B, que tendrá como objetivo la magnetosfera de La Tierra, y SPRINT-C, cuya carga aún no se conoce, y que podría ir desde el estudio del firmamento en Rayos-X o la materia oscura, hasta hacer aterrizar el pequeño vehículo en la superficie lunar conocido como SLIM (Smart Lander for Investigating Moon), en lo que se podría considerar una respuesta al ambicioso programa lunar chino.

El pequeño Epsilon y los vehículos SPRINT prometen dar grandes alegrias para todos los aficionados a la exploración planetaria y situar a la JAXA, ahora más que nunca a la sombra del activo programa espacial de China, otra vez en primera línea.

El lanzamiento de Hisaki y Epsilon.

La estructura de Hisaki, con el bus en la parte inferior, donde se encuentran todos los sistemas vitales del satélite,incluidos los los paneles solares, y el instrumento EXCEED, dotado de un espectrómetro y una cámara de rendija, que realizará las observaciones científicas planetarias.

El pequeño Epsilon, por fuera y por dentro, un equivalente al Vega europeo pensado para poner en órbita masas relativamente pequeñas.

Una comparación del pequeño Epsilón con los otros cohetes lanzaderas de Japón. Utilizar cualquiera de estos últimos en lanzar un objeto tan pequeño como Epsilon representaría un gasto excesivo, y posiblemente habría que esperar disponer de otra carga para enviar a la órbita terrestre junto con Isaki para que salieran las cuentas. El papel de Epsilon, como el del Vega europeo, es precisamente cubrir este tipo de cargas de forma económica.

Que no falte nunca la versión "moe" de los vehículos espaciales.

Lanzamiento del observatorio espacial Hisaki y el primer vuelo del cohete Epsilon

Epsilon Launch Vehicle

No hay comentarios: