Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

lunes, septiembre 30, 2013

Un día privado

Space X y Orbital Sciences completan un Domingo de éxito con sus respectivas misiones.

Un problema en el sistema de posicionamiento hizo suspender su llegada, prevista para el 23 de Septiembre, y la llegada de una nueva Soyuz obligó a esperar un poco más hasta que llegara la luz verde por parte de la NASA. Y esta llegó el mismo día que, desde la superficie, otro vehículo volaba por primera vez hacia la órbita terrestre. En una de esas curiosidades del destino Cygnus y Falcon 9 v1.1, representantes cada uno de ellos de compañías que buscan su lugar en este nuevo campo de juego que es la órbita terrestre y más allá, coincidieron en el tiempo, apenas separadas por unas pocas horas.

Cygnus fue la primera en esta doble serie de éxitos, cuando a las 11:00 GMT y sobre la vertical del océano Indico, el brazo robótico de la ISS la atrapó de forma sólida una vez la nave había completado adecuadamente todas las maniobras para colocarse en posición, lo que formaba parte al mismo tiempo de las "practicas" realizadas por el equipo de control para demostrar las capacidades de un vehículo que estaba protagonizando su primer viaje, en realidad un vuelo de prueba antes de iniciar sus viajes regulares.

A las 12:44 GMT Cygnus era definitivamente acoplada a la ISS, con lo que concluía esta primera aventura de un vehículo destinado a rivalizar, o quizás seria mejor decir complementar, a la Dragón de Space X en la nunca sencilla taréa de asegurar la vital línea de suministros entre La Tierra y la estación orbital. "Nuestros equipos de naves espaciales y vehículos de lanzamiento han afrontado una tremenda cantidad de trabajo en estos 5 años, y todos estamos muy orgullosos de sus logros", expresó David Thompson, presidente de Orbital Sciences.

Poco después, a las 16:00 GMT, desde la rampa de lanzamiento SLC-4E de la Base Aérea de Vandenberg, despegaba por primera vez el cohete Falcon 9 v1.1, el nuevo cohete de la compañía Space X capaz de poner en órbita baja hasta 13 Toneladas, en contraste con las 9 del Falcón 9, de que le separan, entre otras mejoras, la incorporación de nuevos motores Merlin 1D en configuración octogonal, una nueva y enorme cofia y mayores tanques de combustible. Un lanzamiento que se desarrolló sin problemas y siguiendo la trayectoria prevista, completando así la prueba necesaria y exigida por la NASA para iniciar sus vuelos regulares.

En su interior viajaban el pequeño satélite canadiense CASSIOPE, que tiene como objetivo el estudio de la magnetosfera terrestre así como poner a prueba el CASCADE CX, un prototipo del futuro sistema de transmisión orbital de datos desarrollado por este país, así como 6 minisatélites: POPACS (Polar Orbiting Passive Atmospheric Calibration Spheres), un CubeSat que se separa en 3 unidades una vez en órbita, DANDE (Drag and Atmospheric Neutral Density Explorer), y CUSat, que se separará en 2 subunidades.

Considerado oficialmente una versión mejorada del Falcón 9, este lanzamiento abre las puertas a la siguiente gran apuesta de Space X, el Falcón Heavy, ya que ambos elementos, tanto la rampa de lanzamiento SLC-4E de Vandenberg, adaptada para poder acoger tanto al v1.1 como al Heavy, como el propio cohete v1.1 son elementos esenciales para hacer realidad este lanzador pesado, que deberá ser capaz de poner hasta 21 Toneladas en órbita baja y 13 en geoestacionaria

En definitiva, un nuevo y gran éxito por parte de la compañía de Elon Musk, que de esta manera, aunque fruto de las circunstancias, tomó una parte del protagonismo que en principio debía acaparar Orbital Sciences, y convirtió este pasado 29 de Septiembre en una inesperada fiesta del sector privado, con ambas compañías alcanzando sus respectivos objetivos con pocas horas de diferencia.

La llegada de Cygnus a la ISS.

 
El lanzamiento de Falcon 9 v1.1 desde Vandenberg. 

Private Cygnus Spacecraft Makes Historic 1st Rendezvous with Space Station
  
Lanzamiento del primer cohete Falcon 9 v1.1 (CASSIOPE)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,
El dato de 21 Toneladas en órbita baja es correcto? tenía entendido que eran más. Me suena el número de 53 Toneladas, pero pensandolo bien me suena excesivo, teniendo en cuenta que un Falcon9 tiene capacidad para "solo" 13 y el FalconHeavy nos es más que 3 Falcon9 unidos (simplificando un poco claro).

Un gran blog.
Saludos.

Anónimo dijo...

Hola de nuevo,
Soy al anónimo de antes, según la wikipedia son 21 Toneladas en GTO y 13 Toneladas de capacidad para enviar e Marte, siendo su capacidad en LEO de 53 Toneladas.

Debí consultar alguna fuente antes de comentar :)

http://en.wikipedia.org/wiki/Falcon_Heavy

Saludos.