Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

sábado, septiembre 14, 2013

De historia a leyenda

La Voyager 1 es ya el primer vehículo construido por la Humanidad en convertirse en una auténtica nave "interestelar". Ese momento llegó después de un viaje de 36 años donde realizó descubrimientos que acabaron con muchas ideas previas sobre el Sistema Solar exterior, como los volcanes de Io o la masiva presencia de hielo de agua en las diversas lunas de los gigantes gaseosos, desveló una complejidad asombrosa, como la observada en los anillos de Saturno o las nubes de Júpiter, y dejó misterios que sus predecesoras deberían resolver, como la naturaleza de Titán o lo que estaba alterando la superficie de Encelado.

Un largo camino que merece, aunque sea de forma muy resumida, ser recordado. 

1) Lanzamiento: El 5 de septiembre de 1977 despegaba desde Cabo Cañaveral a bordo de un Titan IIIE, siguiendo el camino de su hermana Voyager 2, que había despegado 16 días antes, pero a la que adelantaría rápidamente al seguir una trayectoria más rápida hacia Júpiter, al que llegaría 4 meses antes. Un problema en el encendido en la segunda fase del cohete hizo temer lo peor, y la ahora sonda interestelar pudo haber llegado a su final incluso antes de iniciar su odisea, aunque finalmente se pudo compensar con la fase superior Centaur permitió compensar la pérdida de impulso y poner a  la sonda en camino. Se había iniciado el largo camino que le llevaría hasta las estrellas.

2) Hasta siempre, hermosa pareja: El 18 de Septiembre de 1977 los ojos de la Voyager 1 giraron su mirada y enfocaron al planeta del que habían despegado apenas 13 días antes, plasmando a La Tierra y La Luna juntas en la oscuridad. Una de las imágenes más icónicas de la misión y cargada de simbolismo por todo lo que ella significaba.

3) Mar de Nubes: Las Pioneer habían ofrecido una primera visión de la turbulenta atmósfera de Júpiter, pero eso palideció ante las imágenes de la Voyager 1.

4) Encuentro con el fuego: La Tierra estaba considerado como el único planeta con actividad volcánica...hasta que la Voyager 1 visitó Io. Muchos esperaban una cuerpo antiguo, lleno de cráteres al estilo de la Luna, pero pronto los primeras imágenes presentaron un lugar extraño, lejos de cualquier otra cosa que se hubiera visto antes. ¿Que estaba ocurriendo en esta luna? La respuesta llegaría posteriormente, cuando estudiando las fotografías obtenidas los científicos pudieron observar asombrados una enorme pluma volcánica emergiendo por detrás de su horizonte. Sería la primera de las muchas sorpresas que les depararía el hasta ese momento apenas explorado Sistema Solar exterior.

5) Mundos de agua: Muchas eran las ideas previas que se tenían sobre lo que podríamos encontrar, ya que aunque las Pioneer llegaron antes sus limitaciones tecnológicas no permitieron desvelar demasiados detalles sobre Júpiter y Saturno, y una de ellas era que el agua era muy escasa, quizás inexistente. La llegada de la Voyager 1 a Saturno en Noviembre de 1980 representaría un cambio fundamental en nuestra visión de estos mundos, al develarse que la mayor parte de sus lunas estaban compuestas en gran parte, o incluso, en algunos casos, en su totalidad, de hielo de agua, en lugar de los lugares secos que se esperaba encontrar.

6) En el reino anillado: Las imágenes de la Pioneer 11 apenas dejaron ver detalles del sistema de anillos de Saturno, que se manifestaron en todo su esplendor con la llegada de la Voyager 1, desde las complejas estructuras internas hasta las pequeñas lunas "pastoras" que los mantienen estables en el tiempo. Especialmente destacados serían el descubrimiento de Prometeo, Pandora y Atlas, las 2 primeros delimitando el anillo F y el último de la parte externa del anillo A.

7) Entre las nubes de Titán: La naturaleza de este extraña luna, cubierta de una densa capa de niebla aparentemente impenetrable, fascinaba a los astrónomos hasta el punto que la Voyager 1 fue "sacrificada" para poder pasar muy cerca de ella, lo que la lanzó fuera del plano de la elíptica, sin posibilidad de visitar Urano y Neptuno, como si haría la Voyager 2. A cambio, aunque no pudo observar la superficie, sus datos permitieron tener una primera idea del ambiente que allí reinaba, lo que desembocó en la posterior misión Cassini/Hyugens.

8) Visiones de familia: El 14 de Febrero de 1990, a 6.000 millones de Kilómetros del Sol y más allá  la órbita de Neptuno, y por petición de Carl Sagan, la Voyager 1 miró hacia atrás y realizó una serie de fotografías que captaron diversos planetas del Sistema Solar, incluida La Tierra, en lo que se conoce como el "Pale Blue Dot". Sería la última vez que sus cámaras se activarían.

9) El auténtico pionero: El 17 de Febrero de 1998 la Voyager 1 finalmente superó a la Pioneer 10 como el objeto humano que más lejos se encontraba de La Tierra. Había nacido una leyenda.

10) Hacia el mas de estrellas: El 25 agosto de 2012 la Voyager 1 cruzó definitivamente la frontera final entre el espacio directamente bajo el influjo del Sol y el interestelar, convirtiéndose en la primera nave humana que podemos considerar ya una "nave estelar". La confirmación se retrasaría más de un año a la espera de poder confirmar unos datos que no dejaban de ser mediciones indirectas, ya que los instrumentos más adecuados hacía tiempo que habían dejado de funcionar, pero una tormenta solar, que se había desatado 13 meses antes, alcanzó el 9 de Abril de 2013 a la sonda, permitiendo confirmar la gran noticia.La Historia se había convertido el leyenda, una que comenzó hace casi 40 años y cuyas últimas páginas aún deben ser escritas.


El Titan IIIE lanzado a la Voyager 1, una operación que tuvo un pequeño susto al experimentar problemas en su segunda etapa, aunque finalmente sin consecuencias.

Días después del despegue la Voyager 1 tomó varias fotografías, tanto de La Tierra como de La Luna, dando lugar a esta maravillosa escena, con el brillo de esta última aumentado de forma artificial para resaltar los detalles.

El auténtico rostro de Júpiter.

Quizás uno de sus descubrimientos más impactantes fue la existencia de actividad volcánica en Io, con lo que La Tierra dejaba de ser el único conocido que disponía de volcanes activos. Aunque algunos astrónomos habían planteado esa posibilidad, la mayoría esperaba una luna estéril y llena de cráteres.

Prometeo interactuando con el anillo F. Voyager 1 desveló la presencia de lunas "pastoras" y las intrincadas estructuras de los anillos.

Aunque no llegaría detectar los famosos geisers que después descubriría Cassini, las primeras imágenes de Encelado jamás tomadas ya dejaban entrever que estábamos ante un mundo extraño donde algo estaba remodelando la superficie.

La Voyager 1 perdió su oportunidad de llegar a Urano y Neptuno para aproximarse a Titán, ya que se esperaba que existieran claros que permitiera ver la superficie, cosa que no ocurrió. Sus datos permitieron tener una primera idea de lo que podría existir en ella, aunque no sería hasta Cassini que no alcanzaríamos a ver la magnitud de este mundo helado y al mismo tiempo tan parecido a La Tierra.

Un punto azul pálido, La Tierra desde 6000 millones de Kilómetros, y parte del retrato en familia del Sistema Solar realizado por la Voyager 1 como última actividad realizada por sus cámaras antes de ser desconectadas de forma definitiva.

Aunque lanzadas 5 años antes, la Voyager 1 se desplaza más rápido. Así, a principios de 1998, la alcanzó y superó, convirtiéndose en el objeto humano más lejano.

Saltando a la eternidad. ¿Donde estabas el 25 de Agosto de 2012?

10 Historic Moments in Voyager’s Journey to Interstellar Space

No hay comentarios: